Nacional

Changes in the armed forces have more than one reason
Cambios en Fuerzas Militares tienen más de una razón
Autor: Sandra Milena Montoya
8 de Julio de 2015


Santos ratificó al comandante de las Fuerzas Militares, general Juan Pablo Rodríguez; al director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino, y al jefe de Estado Mayor Conjunto, almirante Henry Blain.


Foto: Cortesía 

Según el presidente, quienes llegan deberán asumir la lucha contra la insurgencia.

Hasta el momento se desconocen las razones que habrían influido en el relevo que hizo este lunes el presidente Juan Manuel Santos en la cúpula militar.  Sin embargo, estas se sustentan en varias hipótesis que los analistas discuten y que contribuyen a formar opinión entre los ciudadanos, para quienes las Fuerzas Militares son una de las instituciones más prestigiosas y en la que más creen.


La remoción de los comandantes del Ejército, Jaime Lasprilla, por Alberto Mejía; de  la Fuerza Aérea, Guillermo León León, por Carlos Eduardo Bueno Vargas y de la Armada, Hernando Wills, por el vicealmirante Leonardo Santamaría Gaitán, se da en momentos claves tanto con relación al proceso de paz, como en el contexto de la investigación que adelanta la Fiscalía sobre los nexos del fenómeno de los falsos positivos con altos mandos militares.


Armando Estrada Villa, exministro del Interior, sostiene que una manera de leer los movimientos que se realizaron es inicialmente considerarlo un cambio de rutina. “Un nuevo ministro llega y al ver que hay varios comandantes que habían cumplido el tiempo y las condiciones para el retiro, decide escoger otros militares que reúnen los requisitos, de su confianza, para que manejen cada una de las Fuerzas”, y agrega que era algo que se esperaba.


En este mismo sentido piensa el general  (r) Jaime Ruiz Barrera, presidente de la Asociación Colombiana de Oficiales en Retiro de las Fuerzas Militares -Acore-, quien considera que esta es la razón principal de los cambios y que por eso se dejó en su primera línea al general Juan Pablo Rodríguez, comandante de las Fuerzas Militares; el director de la Policía, general Rodolfo Palomino, y el jefe de Estado Mayor Conjunto, almirante Henry Blain. “Si se parte del principio de que nuestra institución es piramidal y que estos relevos son frecuentes, mi impresión es que es natural que el nuevo ministro quiera tener su nuevo equipo”.


Otras razones


Otra de las lecturas, en el marco del proceso de paz, es que el Gobierno está previendo que es posible que los diálogos en Cuba fracasen y eso exigiría de parte de las Fuerzas Militares, un mayor accionar, “una mayor fortaleza para derrotar a las Farc, para que no sigan destruyendo la infraestructura, quemando buses, asesinando policías y soldados a lo largo y ancho del país”, anota Estrada Villa, quien añade que  es probable que el Gobierno esté convencido de que el proceso pasa por un momento difícil y necesite unas fuerzas armadas muy competentes y con la moral muy alta.


Por su parte, el general (r) Ruiz Barrera, sostiene que no cree que la orientación frente a los combates con las Farc vaya a cambiar, “porque el comandante general de las Fuerzas Militares es el mismo, hay una hoja de ruta trazada desde tiempo atrás, no creo que se trate de que hayan generales más dóciles que otros”, señala.


Finalmente, para Estrada Villa, la decisión puede obedecer en parte también a que el presidente Santos esté depurando las Fuerzas Militares y quiera sacar a los militares vinculados con casos de ejecuciones extrajudiciales, “aunque tendrían que sacar a muchos más, sin embargo este puede ser el comienzo porque según la Fiscalía hay cinco altos comandantes comprometidos en este delito, entre ellos alguno de los que salieron”, añade.  El militar al que se refiere es al general Jaime Lasprilla, nombrado en un informe de la ONG Human Rights Watch.


Al respecto, Ruiz Barrera considera que la gestión y el compromiso de Lasprilla en las Fuerzas Militares ha sido incomparable. “Esto de Human Rights Watch se apoya en acusaciones sin pruebas, aquí no hay ninguna investigación de tipo penal contra el general Lasprilla ni contra el general que continúa en el cargo, esto lo aprovecha la extrema izquierda” concluyó.



Nuevos encargados

 Alberto José Mejía: Dentro de los últimos cargos que ha ocupado el nuevo comandante del Ejército, se encuentra la dirección de los comandos de aviación de Asalto Aéreo, de la Cuarta Brigada y de la Brigada de Fuerzas Especiales. 


 Carlos Eduardo Bueno: El nuevo comandante de la Fuerza Aérea Colombiana dirigió los comandos 1 y 3, además se desempeñó como jefe de Jefaturas de Operaciones Aéreas y Aéreo en la Embajada de Colombia en Washington.


 Leonardo Santamaría: Ingresó a la Armada en 1977 y se ha desempeñado como director general marítimo, jefe del Departamento de Operaciones de la Fuerza Naval del Caribe, comandante de la Fragata ARC ‘Caldas’ y jefe del Departamento de Operaciones Navales de la Escuela.