Nacional

Países garantes piden a Gobierno y Farc estudiar un cese al fuego bilateral
Autor: Redacción EL MUNDO
7 de Julio de 2015


Los países garantes del proceso de paz, Cuba, Noruega, pidieron al Gobierno y las Farc analizar un alto el fuego bilateral y mostraron su preocupación por el "actual escalamiento del conflicto armado" en el país.


"Los Gobiernos de los países garantes hacemos un llamado a la mesa de conversaciones entre el Gobierno y las Farc para el desescalamiento urgente del conflicto armado. Instamos a las partes a restringir al máximo las acciones de todo tipo que causan víctimas y sufrimiento a Colombia", dice el comunicado. 


En la declaración conocida este martes, Cuba y Noruega expresan su "profunda preocupación" por el recrudecimiento del conflicto en medio del proceso de paz, del que Chile y Venezuela son países acompañantes.


De acuerdo con los garantes, los avances logrados en la mesa de negociación, acuerdos parciales en tres temas de la agenda, quedan en riesgo debido al significado escalamiento que ha alcanzado la violencia en el país desde que el gobierno levantó la suspensión de los bombardeos y las Farc le pusieron punto final a la tregua unilateral. 


Las Farc agradecieron de inmediato el llamado de los cuatro países que participan en el proceso de paz, que comenzó en noviembre del 2012.


"Agradecemos el llamamiento a las partes que en el día de hoy han hecho los países garantes del proceso de paz, Cuba y Noruega, y los países acompañantes del mismo, Venezuela y Chile, al desescalamiento urgente del conflicto armado", dijo a la prensa el jefe negociador de la guerrilla, Iván Márquez.


Durante varios meses ambas partes mostraron voluntad para desescalar el conflicto en el país. Por un lado la guerrilla dio inicio a un cese al fuego bilateral,  por el otro, el Gobierno anunció la suspensión de los bombardeos. Sin embargo, tras el ataque de las Farc en el que murieron 11 militares, y el bombardeo en Cauca que dejó 26 guerrilleros muertos, las confrontaciones armadas aumentaron y con ellos, la tranquilidad de los colombianos. 


De ahí la importancia del comunicado que emiten este martes los países garantes. Su solicitud llega en un momento en que la guerrilla terminó un cese unilateral y recrudeció sus actividades en algunas zonas del país contra miembros de la fuerza pública y contra la infraestructura petrolera.