Economía

Milk industry returns to normal
Sector lechero vuelve a la normalidad
Autor: Igor Eduardo Torrico Silva
7 de Julio de 2015


El exceso de leche en la industria, también conocido como enlechada, era una situación que estaba afectando más de 350.000 familias lecheras de Colombia, según el presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie.


Foto: Jhon Alexander Chica Yara 

Colanta llegó a acumular 20.000 toneladas de leche en polvo sin comprador.

Con el anuncio oficial por parte de la Cooperativa Lechera de Antioquia (Colanta) de la reanudación de la recolección del líquido a los asociados a la cooperativa, pareciese normalizarse la economía lechera del país, que había puesto en crisis a ese sector durante al menos dos meses.


En un comunicado grabado, el gerente de Colanta, Jenaro Pérez, cuya empresa mueve la mitad de la leche producida en el país, afirmó: “Me complace informarles que gracias al sistema cooperativo hemos logrado reanudar la exportación de leche en polvo. De igual forma reanudamos la tranquilidad de los productores de leche y los consumidores en general”.


Asimismo, en el anuncio oficial se señaló que “gracias a las compensaciones establecidas por el Gobierno Nacional para reanudar sus exportaciones y a la ampliación del procesamiento de los excedentes lácteos, se inicia el proceso de recolección de leche a los asociados de la cooperativa”.


Desde hace dos meses ya se estaba reportando la “enlechada”, que no es otra cosa que el exceso de leche en manos de las procesadoras, que llevó a que estas, incapacitadas de exportarlas dado el precio internacional casi 50% más bajo que el nacional, empezaran a restringir comprarla a los productores, con lo cual estos quedaban con una mercancía que no tenían a quién vender. Así lo explicó Reinaldo Vásquez, presidente de la Federación Colombiana de Cooperativas Lecheras, quien señaló que este exceso llegó a 20.000 toneladas de leche en polvo almacenadas, sin destino posible.


Hace dos semanas, informaba oficialmente el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, que su titular, Aurelio Iragorri, había participado en una reunión de la Cámara Gremial de la Leche, en la que se analizó la situación actual del sector lácteo y se acordó trabajar conjuntamente para construir políticas que impulsen esta importante cadena.


La salida a la situación, explica Vásquez, se dio con la decisión gubernamental de subsidiar la leche exportada con un monto que si bien no cubre la pérdida total, la reduce significativamente, hasta un 80%. “Si se pierde plata es un poco que podemos asumir y seguir exportando hasta evacuar estos inventarios”, puntualizó el federativo.


Precisamente, el 18 de junio el Ministro había anunciado una inversión de $12.000 millones, recursos provenientes del Fondo de Estabilización de Precios de la Leche,  para adelantar un programa de exportaciones y evacuar unas 9.000 toneladas de leche en polvo y con ello hacerle frente a la actual coyuntura de la cadena.


Como parte de este acuerdo, los industriales se comprometieron a comprar desde esa fecha a los ganaderos el producto, acatando la fórmula acordada en la Resolución 017 de 2012, que establece el sistema de pago de la leche cruda al proveedor.



Aumento de consumo

Uno de los problemas que está enfrentando el negocio lechero en Colombia es la disminución del mercado interno, dada la baja del consumo.


Al respecto, el ministro Iragorri indicó que “el consumo de leche debe ser una de las prioridades”. Por ello instó a los consumidores a preferir los productos nacionales como muestra de apoyo a un sector que representa 500.000 familias campesinas.


“Los consumidores no podemos seguir perdiendo el cordón umbilical que enlaza al campo con las ciudades, la gente del campo le ha tocado muy duro y nosotros en las ciudades tenemos que hacer el esfuerzo por apoyar a los productores nacionales”, expresó el Ministro.


“Hay que recuperar el hábito del consumo, ahora las familias prefieren una gaseosa, así que hay volver a sentirnos orgullosos de la leche y la gente que la produce”, agregó Iragorri.