Economía

Dollar cushioned the coffee crisis
Dólar amortigua la crisis cafetera
Autor: Duván Vásquez
7 de Julio de 2015


La tendiente revaluación de esta divisa ha dejado a la Tasa Representativa del Mercado (TRM) en un precio superior a los $2.450 en los últimos seis meses de 2015.


Paradójicamente a que el precio internacional del café ha caído cerca de un 40%, las exportaciones del grano colombiano aumentaron un 10% en el primer semestre del año, según los reportes de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC).


Es así que en este periodo, las ventas externas alcanzaron 5,8 millones de sacos de 60 kilogramos (kg), unos 500.000 sacos más que los 5,3 millones comercializados en el mismo lapso del año pasado.


Esas exportaciones dejan unas importantes mesadas para el sector cafetero porque por esos 5,8 millones de sacos, que equivalen a 696 millones de libras, se pagan US$886,7 millones con un precio internacional por libra de US$1,27, que al cambiarse a pesos colombianos de hoy ($2.665,41 por dólar) son $2,36 billones, a diferencia de los $1,68 billones si se hubieran vendido con la TRM ($1.900) de hace un año.


Por tal razón, la revaluación del dólar no ha permitido que la carga de café esté por debajo de los $650.000 en Colombia, ya que este se calcula con una operación entre la TRM y el precio internacional diario.


Así lo confirmó Carlos Ignacio Rojas, presidente de la Asociación de Exportadores de Café Colombiano (Asoexport), quien señaló que a pesar de esa caída del precio externo, gracias a la revaluación del dólar, la caída del precio interno no ha sido “tan dramática”.


“El precio promedio de la carga, entre el 1 de enero y el 19 de junio, es $701.500. Y el precio al que se está pagando está alrededor de los $650.000; entonces no estamos tan alejados de este promedio”, dijo Rojas, quien aclaró que el incremento del comercio exterior de este producto agrícola no se debe al mayor pago, porque “en Colombia el principal determinante de cuánto se exporta, es cuánto se produce”. 


Y como más del 90% de lo producido se vende en el exterior, esta cifra refleja que por el lado de la producción  también hubo incrementos ya que son directamente proporcionales.


De hecho, la producción cafetera sólo en junio fue de 1,24 millones de sacos, lo que significó un incremento del 31% en relación con el mismo mes del 2014 cuando sumó sólo 944.000 sacos del grano.


Por eso, el primer semestre del año tuvo una producción de café -arábigo suave lavado- de seis millones de sacos, un 10% más que los 5,5 millones producidos  entre enero y junio del año anterior.


En eso coincidió Iván Arango, representante en el Comité Departamental de Cafeteros de Antioquia y caficultor del municipio de Betulia, quien explicó que “hace unos dos años estábamos en una producción muy bajita. El año pasado se aumentó la producción y este año hay una producción importante apuntando a cerca de trece millones de sacos”. Sin embargo, agregó que la alta producción no tapa el bajo precio que se mantiene en el café y que no cubre la totalidad de los costos de producción.


El Gobierno Nacional proyecta que al final del 2015 la producción cafetera superaría los 12,5 millones de sacos que se cosecharon el año pasado.



Mayor productividad

Según la FNC, “la consolidación de la recuperación en la producción cafetera colombiana y su regreso a niveles históricos son el resultado de los programas de renovación, con un total de 3.438 millones de árboles (la gran mayoría de variedades resistentes y mejor adaptadas al cambio climático) renovados desde el año 2009 en 648.000 hectáreas”, lo que permite que en el territorio cafetero la productividad por hectárea sea hoy de 15,7 sacos de 60 kilogramos del grano.