Mundo deportivo

Nairo wants to dress yellow in Paris
Nairo quiere vestir de amarillo en Par韘
4 de Julio de 2015


Seis colombianos iniciar醤 hoy la 102 versi髇 del Tour de Francia: Nairo Quintana (dorsal 51) y Winner Anacona (52) con el espa駉l Movistar; Rigoberto Ur醤 (118) con el belga Etixx Quick Step: Juli醤 Arredondo (142) con el Trek Factory.


Redacción-EFE


Nairo Quintana eligió entrenarse en casa, donde mejor se siente, a 2.800 metros de altura, en Cómbita (Boyacá), cerca de su familia y amigos. El colombiano, segundo en 2013 y ausente en 2014, tiene la fijación en el número uno y este puede ser su año. En ello ha enfocado su trabajo.


Y es que el recorrido del Tour 2015 alimenta su esperanza. Esta edición 102 se caracteriza por la escasez de kilómetros contra el cronómetro y en cambio tiene mucha montaña, con puertos míticos y Alpe d’Huez como juez decisivo en la penúltima jornada, lo que sin duda le va muy bien al colombiano.


Sólo se disputarán 14 kilómetros en individual, que se correrán hoy por las calles de Utrecht y que servirán para conocer al primer líder, además de los 28 kms por equipos en la novena etapa. Contrario, serán seis finales en alto.


Ingredientes que ilusionan a los candidatos, aunque favorecen a unos más que a otros. El poco protagonismo del reloj parece perjudicar al británico Chris Froome, el exceso de montaña al italiano Vincenzo Nibali, pero el español Alberto Contador y el colombiano Quintana se frotan las manos ante las grandes etapas pirenaicas y alpinas. Cada uno de ellos tiene motivos para encontrar pros y contras.


Eso demuestra que el líder del Movistar está ante una fatigosa misión, no sólo por las tres semanas de competencia sino por los rivales que tendrá que vencer para vestir de amarillo en París, como es su ilusión y la de toda Colombia.


Contador encarna la ambición del doblete tras ganar este año el Giro, Nibali personifica la regularidad, el británico Chris Froome es dueño de una arrancada mortífera, pero Nairo es el más joven y un escalador que marca diferencia.


“Nairo es fuerza y garantía. Es un Tour favorable para él, para escaladores, y él es el escalador más fuerte. Estaré todo lo cerca posible de él. Hemos venido con ilusión y ganas para ganar la carrera con Quintana”, dijo sin reparos su compañero de equipo Alejandro Valverde (Movistar), lo que confirma la gran responsabilidad que el colombiano lleva sobre sus hombros.


Una distinción que compartió Nibali: “Quintana es uno de los favoritos, si no el primero”, dijo el actual campeón del Tour al presentar disculpas al ciclista colombiano por la polémica que suscitó por preguntar dónde estaba entrenándose su rival en las últimas semanas.


“No quise desacreditar a un país como ha dicho Quintana. Pregunté que dónde estaba entrenándose porque no le habíamos vuelto a ver desde Romandía. No quise provocar polémica y no hubo mala intención. Todos sabíamos qué habíamos hecho los demás, pero no sabíamos nada de él. Quintana es uno de los favoritos, si no el primero para el Tour”, explicó el Tiburón.


Presión a la que el colombiano respondió con inteligencia: “Los favoritos para mí son Nibali y Contador”, aunque admitió que la carrera puede ser “muy favorable” para él.


Eso sí, Quintana reconoció que después del segundo puesto en 2013 y el triunfo en el Giro 2014, llega a este Tour con mentalidad ganadora. “Me he preparado bien, el recorrido me gusta y las etapas complicadas las he preparado bien”, aseguró.


Es decir, todo está servido para una batalla que será en grande. “Será el Tour de los Tours”, como lo pronóstico Eusebio Unzué, director del Movistar: “con un recorrido de lujo y un magnífico ramillete de aspirantes”, entre ellos Quintana, de quien dijo: “No se puede negar que es un corredor que tiene una excelente capacidad, ahí está su segunda plaza en 2013 y el Giro de 2014, y este año lo puede lograr en el Tour”.



Ur醤, la carta tapada

Rigoberto Urán afronta su tercer Tour de Francia “ilusionado” y con renovada confianza tras no cumplir los objetivos en el Giro de Italia, donde sufrió una enfermedad.


Después de tres semanas de concentración en Livigno, el líder del Etixx Quick Step llega a Utrecht después de cuatro años de ausencia, desde 2011, cuando vistió el maillot blanco de mejor joven.


“Estoy muy contento porque estoy totalmente recuperado de mis problemas y me encuentro muy bien físicamente, así que para mí todo lo que venga será un extra”, señaló el ciclista de Urrao lleno de optimismo.


En el conjunto belga, Urán coincidirá “con muchos gallos” en su equipo, entre otros el polaco campeón mundial Michal Kwiatkowski.


“El Etixx  tiene corredores de mucho nombre y de nivel, da gusto estar a su lado en el Tour, y por nombre es el equipo más fuerte del Tour, seguro”, señaló.


Urán destacó que “la primera semana siempre es estresante, este año quizá más, por el viento, el pavés... En este sentido, está claro que estoy en un equipo que hace bien esas etapas y para el equipo la primera semana es muy importante, con llegadas que le vienen bien a Kwiatkowski”.


“Además, añadió, hay una crono por equipos que seguramente la podemos hacer muy bien. Para mí se trata de pasar la primera semana y luego ya veremos”, dijo.