Columnistas

Rendir cuentas
Autor: Juan Manuel Galán
29 de Junio de 2015


La rendición de cuentas es una forma responsable de hacer política que debe ir más allá de la simple acción individual. En el caso del Congreso de la República, es necesario transcender este ejercicio y convertirlo en una obligación colectiva que permita responder por el mandato ciudadano entregado y que muestre resultados de acuerdo con las expectativas de los electores.

Así, podremos convertir la rendición de cuentas, en un espacio de interlocución con la gente que genere transparencia en los parlamentarios, confianza en el ejercicio público y herramientas de control social sobre los gobernantes.


Con este objetivo en mente, al finalizar la legislatura, les pedimos a los senadores de la Comisión Primera del Senado que públicamente entregaran un balance sobre la labor legislativa adelantada en el último año. Durante más de 5 horas, senadores de todos los partidos, presentaron sus proyectos de ley, los debates políticos que citaron y sus posturas frente a grandes discusiones como las de Plan Nacional de Desarrollo y Equilibrio de Poderes. En relación con nuestra gestión, durante el último periodo logramos la sanción de la Ley 1752 del 3 de junio de 2015 (ley Antidiscriminación), que tipifica como delito, la discriminación y el hostigamiento contra personas en condición de discapacidad; presentamos un proyecto que busca aliviar el dolor de personas con enfermedades crónicas o terminales a través del uso medicinal del cannabis y avanzamos en una discusión dirigida a permitir  el acceso seguro e informado a las propiedades terapéuticas de esta  planta. Adicionalmente, lideramos la presidencia  de la Comisión de Seguimiento a la Ley de Víctimas y realizamos siete (7) sesiones dirigidas a que el  Gobierno visibilice y atienda a las más de seis (6)  millones de víctimas del conflicto armado, a través de  leyes tan importantes como las de presupuesto, seguridad y Plan de Desarrollo. En este punto debo mencionar que por primera vez, abrimos el parlamento colombiano para darle voz a las víctimas que residen en el exterior.


Denuncias como las mencionadas, o aquellas relacionadas con la problemática de seguridad aérea, la contratación del Aeropuerto Eldorado, y  cuestionamientos  sobre el nuevo rol que asumirá la Fuerza Pública ante una eventual etapa de posconflicto, son  solo algunas de las iniciativas de este último periodo. Lo más importante es que este trabajo no habría sido posible sin el respaldo y el diálogo constante con ustedes los ciudadanos; nuestros jefes.