Fútbol en el Mundo

Each time younger and with better illusion
Cada vez más joven y con mayor ilusión
Autor: Javier Ramirez
26 de Junio de 2015


Envigado y Medellín jugarán un doblete amistoso este domingo 28 de junio en el Parque Estadio del Polideportivo Sur: a las 8:00 a.m. con los equipos alternos y a las 10:00 a.m. los titulares, ambos a puerta cerrada.


Foto: Giuseppe Restrepo 

Juan Carlos Sánchez.

Con una nómina joven y estrecha en cantidad, Envigado superó en el primer semestre todas las expectativas, las propias y las ajenas.


El equipo que inició el torneo Apertura con el primer objetivo de evitar el descenso, fue líder durante muchas fechas de la fase Todos contra Todos, clasificó con holgura a los cuartos de final y terminó quinto en la Reclasificación, por encima de Nacional, Junior y Santa Fe, lo que sin duda acredita el trabajo del técnico Juan Carlos Sánchez y sus dirigidos, que los confirmó como la grata sorpresa del torneo y un ejemplo a seguir.


Sin embargo, el Naranja está abocado hoy a un reto mayor. Del grupo salieron, hasta ahora, cinco jugadores titulares, pilares de esa brillante campaña: Yilmar Angulo, Ángelo Rodríguez, Fabio Burbano y Juan Camilo Saiz, al DIM, y el creativo Jhon Méndez, al Tolima, pese a lo cual el técnico Sánchez se fija como primera meta para el Finalización clasificar en el grupo de los ocho.


“Indudablemente hay que reconocer que se han ido jugadores muy importantes, titulares, pilares en el esquema de juego, pero ya todos conocemos lo que es Envigado, un club enfocado a sacar y promover jugadores, y ahora nos queda un reto importante que tenemos que asumir”, explicó Chunga.


El técnico Naranja expresó que “a diario estamos viendo las divisiones menores del equipo para mirar qué jugadores podemos arrimar a la primera plantilla, que es lo que hemos hecho ahora, traer muchachos nuevos, y con la llegada de tres o cuatro jugadores que estamos mirando de otros equipos vamos a armar un grupo bien competitivo, que estamos seguros va a responder a las expectativas”.


Refuerzos que considera deben ser “un volante por fuera, un volante de segunda línea y dos delanteros, para armar el grupo que queremos”.


Para el joven orientador, dicha tarea no es sólo un reto sino una motivación, y por eso ve aquí la oportunidad de crecer junto a un plantel que hoy tiene como referentes al arquero Bréiner Castillo y el defensor Andrés Orozco. 


“Aquí todos estamos haciendo escuela. Yo también apenas inicio en esta tarea, a pesar de las buenas campañas que se han hecho, pero reconozco que me falta mucho por aprender, y estamos en ese proceso, con la ventaja de que conozco todos los muchachos de divisiones menores y sé lo que pueden dar. Además, hay confianza de los directivos, hay deseo de trabajar, un grupo humilde, que acata de buena manera todas las indicaciones, entonces por eso mantenemos esa ilusión de volver a figurar”, como lo hizo el primer semestre.


Eso sí, sabe que las metas serán difíciles, aunque tendrá la tranquilidad de no tener la presión del descenso. “Yo creo que por el puntaje que se hizo en el primer semestre ese tema del descenso está lejos, esperamos mantener esa diferencia, que es como de 40 puntos, pero indudablemente uno sueña con cosas importantes, y el primer objetivo hoy sería estar entre los ocho, sabemos que va a ser muy difícil, la verdad muy difícil, un reto muy complicado porque cada vez el equipo es más joven, pero esperamos que con el compromiso y el trabajo de todos lo podamos lograr”.