Columnistas

¿Entrar a o entrar en?
Autor: Juan David Villa
26 de Junio de 2015


Las dos expresiones son correctas: “Entrar en la casa” o “entrar a la casa” significan exactamente lo mismo, esto lo dice el Diccionario panhispánico de dudas, obra de las academias de la lengua española.

La única diferencia, según la misma obra, es que en España prefieren entrar en y en América preferimos entrar a.


¿Hecho de madera o hecho en madera?


No es raro el uso de “hecho en” cuando nos referimos al material de una creación artística: “Es una escultura hecha en madera”, también podría decirse “una escultura hecha de madera”, da igual. 


Pero es más normal decir “hecho de madera” (ya no “en madera”) en otros casos. “Esa casa es de madera”, “esa puerta es de madera”, “ese techo es de madera”, etc. 


Preguntas


Matías Sammer: vi una publicación que me llamó la atención porque decía “la señorita Bibiana Andrea Perafán Herrera no puede participar en el Reinado del Bambuco”. ¿Bibiana está mal escrito o yo estoy equivocado? 


Está bien escrito, puede ser Viviana, Bibiana, Vibiana, Biviana y como se pueda, siempre y cuando no viole la ortografía y la secuencia de letras sea propia de nuestro idioma. Por ejemplo: Vivhiana, la secuencia vh no es muy castellana que digamos, no sería correcta, salvo que así se escriba en otro idioma. Otro ejemplo, se puede escribir “Khaterin”, que no está en español, pero si se escribe en nuestro idioma, debe tildarse, quitarse la hache y, ojalá, usar la ce: Caterín, aunque Katerín también se vale.  


Estefanía Arboleda: ¿por qué se dice buenos días si el día es solo uno?


Es un sustantivo contable con plural indiferente al número, es decir, “buenos días aunque el día es solo uno” (como bien lo propones). Simplemente es el uso que se ha impuesto, no creo que haya una explicación gramatical para ese fenómeno.  Lo mismo ocurre, por ejemplo, con bodas o boda: las bodas de Pedro, la boda de Pedro, en ambos casos él solo se casará una vez.


De esas que casi nunca usamos 


Poderdante: dice el Diccionario que es una “persona que da poder o facultades a otra para que la represente en juicio o fuera de él”. Por ejemplo, el cliente de un abogado cuando van a juicio.