Nacional

Police returned yesterday to El Mango, Cauca
Policías regresaron ayer a El Mango, Cauca
25 de Junio de 2015


En este momento se investiga quiénes fueron los responsables de las presuntas amenazas a la comunidad, que llevaron a que expulsaran a los policías de esa zona rural del Cauca.



Imágenes del desalojo ocurrido el pasado martes.

Cortesía: Defensoría del Pueblo

Redacción EL MUNDO - EFE


Unidades de la Policía empezaron a regresar ayer al caserío de El Mango, en el municipio de Argelia, Cauca, de donde fueron forzados a retirarse el pasado martes en una asonada, dijo el director de esta institución, general Rodolfo Palomino.


Y es que un grupo de personas atacó este martes la estación de Policía de El Mango y, tras prender fuego a instalaciones y derribar barreras de protección con maquinaria pesada, obligaron a los uniformados allí a abandonar el lugar, según autoridades, instigados al parecer por la guerrilla. 


“Es un hecho inaceptable, en el que indudablemente está siendo instrumentalizada, presionada y amenazada la misma comunidad”, manifestó el general Palomino, sin confirmar quiénes fueron los que instigaron la asonada. 


Asimismo, el defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, sostuvo que la Defensoría hará el acompañamiento necesario en el lugar. “No puede existir ni un metro del territorio nacional sin presencia de la Fuerza Pública y no puede existir comunidad que no la esté acompañando”. 


Asimismo, dijo que le pidió al ministro de Defensa y al comandante de Policía que  tomen todas las medidas necesarias y “si es el caso militarizar en defensa de esa misma ciudadanía porque esta es una región que tiene fuerte presencia de la guerrilla de las Farc y no vamos a permitir que manipulen o instrumentalicen a la comunidad para los propósitos que ellos tienen”.  


Investigan a responsables


Para el procurador Alejandro Ordóñez, este hecho es “una estrategia de las Farc para desguarnecer muchos municipios de Colombia”. Y es que algunas versiones dan cuenta de que las Farc han amenazado con atacar la estación de El Mango y sus habitantes temen que en caso de que se produzca un hecho de esa naturaleza se vean afectados.


Ya se adelanta la recomposición de dispositivos de seguridad en la zona. “Nosotros como instituciones (Policía y Ejército) no vamos a sentir amedrentamiento, lo que sentimos es mayor compromiso para con nuestras comunidades y lo vamos a seguir haciendo”, manifestó Palomino.


Ya se está investigando quiénes fueron los instigadores del hecho y se tiene información e imágenes que pueden llevar a esclarecer lo sucedido. 


El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, también afirmó que la Fuerza Pública estará en todo el territorio nacional sin excepción. “Que se notifiquen quienes creen que convenciendo ilusamente a la población de rechazar la Fuerza Pública están haciendo algo que no será rechazado con toda la fuerza y con toda la inmediatez de parte del Estado”, concluyó.



Funcionarios públicos habrían participado

El Defensor del Pueblo le pidió a la Fiscalía y a la Procuraduría que realicen juiciosamente las investigaciones sobre el caso, “no sólo con los particulares que lideraron esa asonada sino el papel que jugaron los funcionarios públicos”. Asimismo, expresó que funcionarios de entidades como la Defensoría y la Personería deben “mediar y convocar a la comunidad para hacer mesas de concertación y no, por el contrario, liderar o apoyar reacciones de la comunidad de esa naturaleza”.  


La Fiscalía ya está haciendo investigación preliminar para determinar a los responsables. “Queremos precisar si son funcionarios de una central municipal o funcionarios de organismos de control, en este caso la Personería”.  


Una comisión de la Defensoría ya se encuentra en la zona para reunirse con los habitantes y las instituciones que hacen presencia allí, para determinar con exactitud si están siendo presionados por la guerrilla.