Economía

Exporter’s difficulties contribute to negative balance
Dificultades de exportadores contribuyen a balanza negativa
Autor: Igor Eduardo Torrico Silva
25 de Junio de 2015


En los primeros cuatro meses del año, los mayores déficits se registraron en las balanzas con China (US$2.611,2 millones), Estados Unidos (US$2.024,3) y México (US$993,7 millones), mientras que el superávit más alto se presentó con Panamá (US$938 millones).


Foto: Cortesía 

Las importaciones de manufacturas pasaron de US$4.166,1 millones en abril de 2014 a US$3.422,8 millones en el mismo mes de 2015.

Twitter: @igortorrico


Durante los primeros cuatro meses del año se registró un déficit en la balanza comercial de US$5.060 millones, en un entorno en el que bajaron las importaciones y el peso se devaluó, lo que, sin embargo, no se tradujo en un mayor incremento de las exportaciones colombianas, mostrando los problemas estructurales que subyacen al sector y que van más allá de los precios competitivos.


Así lo expresó el profesor de Economía de la Universidad Eafit, Jesús Botero, quien señaló que “al país le está costando demasiado aprovechar la devaluación. En general esta es útil para los exportadores cuando tienen las redes y la estructura de comercialización bien armada. Pero cuando no hay una estructura sólida de exportaciones, lograr eso toma tiempo”.


Según las cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), en abril del año pasado el déficit de la balanza comercial fue US$1.482 millones, lo que implica una incremento de la diferencia entre 2014 y 2015 superior al 300%. 


En abril de 2015 las importaciones del país disminuyeron 18,2% en relación con el mismo mes de 2014, al pasar de US$5.454,8 millones CIF (valor que incluye seguro y flete) en 2014 a US$4.461,2 millones CIF en 2015. Esta variación obedeció principalmente a la caída en el grupo de combustibles y producción de industrias extractivas en 18,4%; manufacturas en 17,8%; y agropecuarios, alimentos y bebidas en 16,9%.


Botero explica que, aunque las importaciones han venido disminuyendo, en la medida que son compras de bienes intermedios no son fácilmente reemplazables por productos domésticos, con lo cual se dibuja un panorama relativamente complejo para la economía colombiana, al no poder prescindir de esas importaciones, lo que termina por presionar la tasa de cambio, dado que no entran tantos dólares como los que se están usando para importar, y al final la divisa estadounidense termina aumentando su precio, por ley de oferta y demanda. 


“Claro está, la situación se hace más compleja dado que no es algo que afecte sólo a Colombia sino en general a las economías emergentes”, agrega el académico.


Para el profesor Hugo López, quien fuera gerente del Banco de la República, sede Medellín, es preocupante el incremento de la cifra de balanza comercial en sentido negativo, ya que se da a pesar de que las importaciones se redujeron. “No es una buena noticia, y en caso de agudizarse nos pondría en una situación de usar reservas internacionales o de endeudarnos internacionalmente”, opinó López.



Los números negativos

Según las cifras del Dane, las importaciones de manufacturas pasaron de US$4.166,1 millones en abril de 2014 a US$3.422,8 millones en el mismo mes de 2015. Este comportamiento se produjo por las menores compras de equipos de transporte con -72,5%, vehículos de carretera con -19,8%, aparatos y equipo para telecomunicaciones y para grabación y reproducción de sonido con -24,8 %, hierro y acero con -33,3%, máquinas de oficina y máquinas de procesamiento automático de datos con -18,2% y manufacturas de metales con -27,7%, que en conjunto contribuyeron con -12,6 puntos porcentuales. 


Cabe mencionar que los mayores déficits se registraron en las balanzas con China (US$2.611,2 millones), Estados Unidos (US$2.024,3) y México (US$993,7 millones). El superávit más alto se presentó con Panamá (US$938 millones).