Fútbol en el Mundo

The host measures up against the Charrúa claw
El anfitrión se mide a la garra charrúa
24 de Junio de 2015


La selección de Chile, que busca con anhelo su primera Copa América, se cruzará hoy a las 6:30 p.m. en los cuartos de final con Uruguay, vigente campeón y que espera dar la sorpresa ante el equipo local.


EFE


El camino de Chile hacia el triunfo está plagado de escollos y el primero es Uruguay, equipo rocoso y competitivo como pocos, que pasó a la segunda fase a trompicones pero que en esta instancia siempre es un hueso duro de roer.


El oficio charrúa está fuera de discusión. La Celeste no ha perdido nunca un partido de cuartos de final en la Copa América, y en los dos últimos torneos eliminó en esa fase a Venezuela (2007) y Argentina (2011), las selecciones anfitrionas de las respectivas competiciones.


Chile, en cambio, lleva la etiqueta de equipo que agacha la cabeza en el momento de la verdad y salió derrotado las tres últimas veces que llegó a los cuartos de final.


Pero en la Roja están convencidos de que en esta ocasión va a ser distinto gracias al respaldo de su público y al optimismo que ha dejado la trayectoria ascendente en la fase de grupos, que culminó con la goleada 5-0 a Bolivia.


Sebastián Cuates, arquero de Uruguay.


Foto: EFE 

El equipo parece haber superado el escándalo de Arturo Vidal y el interés se ha trasladado desde las comisarías de Policía y los juzgados hasta el terreno de juego.


En el césped, el técnico argentino de la selección chilena, Jorge Sampaoli, ha enfocado la preparación en la defensa de los balones detenidos y el juego aéreo, la principal fortaleza uruguaya.


La artillería aérea charrúa preocupa al seleccionador chileno, quien cuenta con una zaga de pocos centímetros y que ha recibido varios goles de cabeza.


Pese a ello, las características del rival no provocarán cambios relevantes en el once titular, en el que la única duda de Sampaoli es mantener a Jean Beausejour en el lateral izquierdo o reemplazarlo por Eugenio Mena.


Uruguay se presenta al choque sin hacer mucho ruido tras una discreta primera fase, en la que se clasificó a cuartos como tercero del grupo B, y que ha preferido, como es costumbre en este equipo, ceder el cartel de favorito y la presión a Chile.


Alexis Sánchez, delantero de Chile. 


Foto: EFE 

Los dos únicos goles que ha anotado Uruguay en la Copa han llegado a balón parado, una fortaleza de la que los jugadores son conscientes y están dispuestos a explotarla ante el equipo de menor estatura del torneo.


Diego Godín, defensa y capitán de la Celeste, regresa al equipo tras perderse por sanción el anterior partido por acumulación de amonestaciones.


El defensor del Atlético de Madrid español prometió “trabajo” y “sacrificio”, pero el conjunto uruguayo necesitará algo más que fútbol para seguir avanzando y defender la corona de la Copa América de Argentina 2011.


Óscar Washington Tabárez podrá alinear a su equipo de gala con la única ausencia del sancionado por acumulación de tarjetas Álvaro Pereira, quien será reemplazado por Jorge Fucile.



Batalla aérea

La artillería aérea de Uruguay se ha convertido en la principal preocupación para la selección de Chile, que trabaja intensamente para contrarrestar los embates charrúas en el duelo de hoy en los cuartos de final de la Copa América.


Los dos únicos goles que ha marcado el conjunto uruguayo en la fase de grupos han llegado en jugadas a balón parado, una situación que no ha pasado desapercibida para el cuerpo técnico de la Roja.


El seleccionador Jorge Sampaoli hizo hincapié los últimos días en el trabajo defensivo de marcaje y anticipación en los balones aéreos.


Chile es el plantel de menor estatura del torneo con un promedio de 1,76 metros, aunque los centrales Gary Medel y Gonzalo Jara suplen la falta de centímetros con intensidad y capacidad para anticiparse a los delanteros rivales.


El buen trabajo colectivo en esta faceta del juego ha permitido que la selección chilena no sea un coladero en el juego aéreo, pero el potencial uruguayo ha encendido las alarmas y es un tema recurrente en las declaraciones de los futbolistas.


“No es nada del otro mundo que Uruguay haga un gol a pelota detenida. Es lo que más vamos a trabajar, necesitamos mucha concentración porque es el fuerte de ellos, no podemos dejar que cabeceen cómodos”, dijo Charles Aránguiz, jugador chileno.




Voces de los protagonistas

Álvaro González (Uruguay)


“Haber ganado en Argentina la Copa no nos llena el apetito y queremos incrementar la historia del país”, dijo el jugador del Torino italiano ayer en rueda de prensa.


González, quien será titular hoy restó importancia al historial de enfrentamientos entre los dos equipos, que es claramente favorable a la Celeste, y destacó la “variedad” de perfiles que tienen los futbolistas chilenos. “Tienen muchos jugadores y variados. Unos muy dinámicos, otros que buscan el uno contra uno y Jorge Valdivia, quien es muy pensante cuando tiene la pelota”, indicó.


Óscar Washington Tabárez (Uruguay)


Tabárez afirmó en rueda de prensa que su colega Jorge Sampaoli plantea un sistema de juego “desbalanceado intencionalmente hacia el ataque”, algo que “teóricamente” crea espacios en defensa para los atacantes de la Celeste. “En Chile muchos hombres atacan. Son veloces para presionar pero es un hecho que han recibido goles”, subrayó el seleccionador uruguayo, quien destacó que en algunos pasajes de los partidos Chile ataca con siete jugadores, aunque también se repliega rápidamente.


Jorge Sampaoli (Chile) 


El seleccionador de Chile, Jorge Sampaoli, dijo que su equipo intentará llevar la batuta del juego ante Uruguay y no entrar al roce ni la fricción, una situación que podría favorecer al rival. “Lo que intentaremos es protagonizar el partido. Es una final para nosotros, una oportunidad única en la que trataremos de dar lo mejor para tratar de pasar ante un rival que conoce muy bien estas historias y las maneja muy bien”, afirmó. Además, destacó que los charrúas tienen una amplia experiencia en fases finales y son un equipo extremadamente competitivo que genera mucho peligro en el juego aéreo.


Mauricio Pinilla (Chile)


El delantero Mauricio Pinilla dijo que será un choque decisivo y que Chile debe usar sus principales armas, como son el juego de toque y posesión, para lograr la clasificación a semifinales. “El partido será decisivo. No vamos a salir a pegar, tenemos nuestras armas. Trataremos de crear muchas ocasiones, mantener la pelota y con eso podemos lograr un triunfo. Sabemos que Uruguay, por historia, es complicado, pero el presente de Chile es positivo. Está en un gran momento y el equipo está disfrutando cuando juega”, agregó.




Uruguay nunca es fácil

La selección de Chile no le gana a la de Uruguay en la Copa América desde 1983, cuando venció 2-0 en la fase de grupos. Chilenos y uruguayos, que se miden hoy en cuartos de final de este torneo, se han enfrentado 28 veces en el torneo de selecciones más antiguo del mundo, con un balance de 18 victorias para la Celeste, seis triunfos de Chile y cuatro empates. El saldo de goles en estos enfrentamientos es favorable a Uruguay, que ha marcado 61 tantos, por 27 del bando chileno. Uruguay ha salido victorioso las dos veces que ambas selecciones se han visto las caras en la fase eliminatoria del torneo. En 1987, en Argentina, el equipo charrúa se proclamó campeón tras derrotar a Chile en la final por 1-0. Posteriormente, en 1999, en el torneo disputado en Paraguay, chilenos y uruguayos empataron a uno en las semifinales, pero Uruguay se impuso en los penaltis y pasó a la final. Uruguay es una selección altamente competitiva en la Copa América, como lo demuestra el hecho de que no ha perdido ninguno de los siete partidos de cuartos de final que ha disputado en el torneo. En esta instancia suma cuatro victorias y tres empates, y sólo fue eliminado en 1993, cuando cayó en los penaltis frente a Colombia.