Nacional

Cruce de declaraciones entre Farc y Jaramillo suman tensión a diálogos de paz
22 de Junio de 2015


"Jamás utilizaremos el calificativo de “cínicos” en referencia a ninguno de los plenipotenciarios con los que estamos conversando en la Mesa", sostuvo uno de los negociadores de las Farc en el comunicado.


Las Farc prosiguieron hoy un cruce de declaraciones con el alto comisionado para la paz de Colombia, Sergio Jaramillo, que ha añadido cierta tensión a los diálogos de paz, después de que el negociador gubernamental acusara a la guerrilla de "cinismo" y los insurgentes le instaran a "desescalar" su lenguaje.


En un comunicado divulgado en La Habana, el equipo de paz de las Farc aseguró que Jaramillo rompió "el compromiso de mutuo reconocimiento y respeto entre las partes" y le pidieron poner fin a "actuaciones que sólo conducen a sobresaltos inoportunos" en momentos en que lo más importante es "sacar adelante el proceso".


En ese intercambio, el alto comisionado y negociador plenipotenciario del Gobierno de Juan Manuel Santos para el proceso de paz respondió a preguntas sobre un pronunciamiento previo de las Farc en La Habana solicitando al Ejecutivo "medidas eficaces" para acabar con el drama de los desplazados en Colombia.


Jaramillo calificó lo dicho como "una declaración de un gran cinismo" y consideró que para la guerrilla era momento "de reconocer responsabilidad" en el conflicto.


El grupo rebelde reaccionó estimando como "desafortunadas por su tono innecesariamente descomedido" las palabras del comisionado.


"Jamás utilizaremos el calificativo de “cínicos” en referencia a ninguno de los plenipotenciarios con los que estamos conversando en la Mesa", sostuvo la insurgencia.


"Invitamos al Alto Comisionado, a desescalar ese lenguaje que nos distancia y lesiona la confianza construida, y a asumir con absoluta responsabilidad y sensatez la conducción de este gran propósito nacional que es el de la paz para Colombia", concluyeron.


El incidente tiene lugar en momentos en que el proceso de paz, que tiene sede permanente en Cuba, enfrenta momentos difíciles a raíz del recrudecimiento del conflicto en las últimas semanas, la fuerte ofensiva del grupo rebelde y el llamado de Santos a acelerar las conversaciones. EFE