Fútbol en el Mundo

For the definitive triumph
Por el triunfo definitivo
21 de Junio de 2015


En las últimas dos ocasiones que se enfrentaron Brasil y Venezuela, una de ellas en un amistoso y otra en la Copa América de 2011, los venezolanos lograron dos empates ante los pentacampeones del mundo.


Redacción/Agencias


La selección brasilera, mermada por la sanción a Neymar, tratará de demostrar hoy (4:30 p.m.) ante Venezuela que tiene recursos suficientes y que aún es una candidata a ganar la Copa América, mientras que la Vinotinto, con grandes ambiciones, quiere seguir escribiendo su historia en el torneo.


La baja de Neymar no sólo le supone a Brasil perder a su mejor jugador sino a un líder en el campo y al hombre que asume la responsabilidad de echarse el equipo a la espalda cuando el partido se complica.


El seleccionador brasilero Dunga estará forzado a introducir cambios en el once titular y a adaptar el juego del equipo, que hasta ahora giraba exclusivamente en torno a su principal estrella y que se atascó siempre que los marcajes atosigaban a Neymar.


Sin la referencia del “10” brasilero dirigiendo el juego, Dunga planea servirse de un único delantero, Roberto Firmino, escudado por un media punta rápido y habilidoso como Phillipe Coutinho, quien se perfila como el sustituto del ausente capitán, y dos extremos muy abiertos. Uno de ellos será Willian, quien podría jugar por la derecha o por la izquierda, en función de quién sea el otro elegido, ya sea Douglas Costa o Robinho.


Los jugadores brasileros encaran el partido con la máxima seriedad, por la presión que supone la necesidad de la victoria para garantizarse la clasificación en un Grupo C que está totalmente empatado a tres puntos y por la oportunidad que supone la baja de Neymar para que otros sean protagonistas sin la sombra del astro. 


La actitud de los jugadores es muy diferente a la de hace un año, cuando la lesión de Neymar alimentó un clima de conmoción que desestabilizó a la Canarinha y le condujo a su dolorosa eliminación ante Alemania. 


El defensa Miranda aseguró ayer que Brasil no especulará y jugará a ganar, aunque admitió que Venezuela es un buen equipo y en el partido “puede pasar de todo”.


Lejos ha quedado la época en la que la única duda en un enfrentamiento entre Brasil y Venezuela era saber las proporciones de la goleada que encajaría la Vinotinto, hasta hace no mucho la cenicienta del fútbol sudamericano.


El equipo dirigido por Noel Sanvicente aspira a pasar a cuartos de final de la Copa América por tercera vez consecutiva y sueña con la que podría ser la primera victoria ante Brasil en una competición oficial.


Venezuela ya sorprendió en la Copa América al derrotar a Colombia por 1-0, pero luego perdió por ese mismo resultado ante Perú, en un partido que tuvo que jugar con diez hombres durante setenta minutos por la expulsión de Fernando Amorebieta.


Para suplir al exlateral del Athletic de Bilbao, Sanvicente probablemente deberá introducir en el once titular a Gabriel Cichero y no se espera que realice más cambios sustanciales.



Todos tienen opciones

El jugador venezolano Luis Manuel Seijas aseguró que en esta Copa América nadie está por encima de nadie. “No hay una selección favorita en ninguno de los tres grupos y el que diga que Brasil la tiene fácil no sabe nada de la Copa”.


Por su parte, el técnico de Venezuela, Noel Sanvicente, también piensa que su selección tiene las mismas posibilidades de clasificar que los brasileros.


“Brasil siempre es Brasil. Ellos tienen ganas, nosotros también. Sabíamos que este grupo era complicado y vamos a hacer todo lo posible para clasificar. Si le ganamos a Colombia por primera vez en Copa América, también puede ser una primera vez ante Brasil. Tenemos equipo para ganar también”.


De otro lado, el brasilero Joao Miranda opinó que “el nivel de la Copa América es parejo y hasta ahora, todos los partidos han sido igualados”.