Política

There will be 100.000 candidates
Habrá 100.000 candidatos
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
20 de Junio de 2015


Un paneo al actual proceso electoral y una visión general sobre la situación del sistema electoral colombiano hizo el registrador nacional, quien entró en la recta final de su gestión.



Ya hay varios candidatos para sustituir al actual registrador Carlos Ariel Sánchez, quien termina un periodo que se extendió por ocho años, pues fue reelegido.

El registrador Nacional del Estado Civil, Carlos Ariel Sánchez Torres, estuvo recientemente por Medellín y dijo que la magnitud de las elecciones territoriales de octubre la comprueba el hecho de que participarán 100.000 candidatos.


El registrador también dijo que la Fiscalía sí está persiguiendo e investigando el trasteo de votantes.


Y es partidario de la eliminación del voto preferente porque no contribuye a la unificación y al fortalecimiento de los partidos políticos en Colombia.


Registrador, ¿cuál ha sido el papel de su entidad en el problema crónico de cada cuatro años con el trasteo de votantes, sobre todo para las elecciones de alcaldes y concejales?


Lo que ha hecho la Registraduría es tomar las medidas preventivas más significativas que tienen que ver con la posibilidad tecnológica de conocer día a día cuántos y quiénes se han inscrito.


Con esta plataforma informativa sobre inscripciones es posible en tiempo real hacer el control por parte de quienes les corresponde.


Nuestra función es básicamente informar de nuestro quehacer que es inscribir ciudadanos.


Se habla mucho por parte de las autoridades que están persiguiendo este delito electoral, ¿pero usted ha visto que hayan detenido a alguien por esta causa?


Pero sí sé que la Fiscalía tiene unas investigaciones muy serias en este proceso de inscripciones, con seguimientos y precisamente gracias a la información diaria que presenta la Registraduría en su página web.


Ellos están haciendo el seguimiento a la trashumancia y creo que en estas elecciones sí habrá sanciones e investigaciones contra el trasteo de votantes.


Ahora, ¿qué informe tiene sobre el proceso de inscripción de cédulas en Antioquia, es exagerado o sospechoso?


Aún no son exageradas, mientras que en el ámbito nacional hay municipios que tienen casi ya el 150% de los inscritos por encima de los datos del 2011. Pero en Antioquia el que más tiene está alrededor del 59% y es La Pintada.


Registrador, ¿hay algunos temas de la reforma al Equilibrio de Poderes que impactarán las elecciones territoriales de octubre de este año o no tendrán ninguna incidencia?


Esa reforma no afecta nada lo electoral y lo poquito que se aprobó en este campo es para el 2018.


¿Y usted como registrador se ha formado una opinión sobre los alcances de esa reforma constitucional?


En verdad no le he hecho el seguimiento en detalle al tema, lo que se observa es que en estos albores del siglo XXI se ha visto como una preeminencia un surgir de la justicia, una justicia para tutelar derechos y todo esto en buena parte es lo que genera y se puede reflejar en el equilibrio de poderes.


¿El fenómeno de los candidatos avalados por firmas o los movimientos significativos de ciudadanos siguen ganando terreno por encima de los partidos políticos?


Mi percepción es que en Colombia, y lo que voy a decir puede ser un poco heterodoxo, es que siempre ha habido más personas que se inscriben no necesariamente con los partidos.


Antes de los avales, antes de la Constitución del 91, en Colombia era muy simple ser candidato, bastaba manifestar por dos ciudadanos la pertenencia a un partido.


Con los avales de los partidos durante mucho tiempo se acreditaba un alto número de candidatos, pero los partidos han ido adquiriendo más preeminencia en otorgar avales y permitir el ejercicio de la política.


Sin embargo, debo reconocer que el ejercicio de la política es un ejercicio ciudadano y en esa medida la existencia de grupos significativos de ciudadanos es válida. En una sociedad siempre debe haber alternativas distintas a los partidos.


¿Colombia sigue muy lejana del voto electrónico?


Nosotros tenemos ya muchas plataformas electrónicas y sólo falta el hecho de votar. Sería bueno lograr un consenso nacional para implementar esa técnica.


¿Pero qué pasó con el estudio que adelantó la Comisión constituida para la implementación del voto electrónico, que es un mandato legal?


Se llegó a unas conclusiones que requieren de una financiación como hacer unas pruebas pilotos.


Se acerca el final de su gestión de ocho años. ¿Cuáles fueron sus grandes logros?


Es muy satisfactorio que la Registraduría esté ocupando en los últimos 18 meses un lugar muy destacado en la confianza de los ciudadanos.


Eso quiere decir que hay resultados tangibles, temas que se ven en materia de transparencia, en el campo de la identificación y en general de los resultados.


Y otra cosa que se puede observar es que el número de litigios electorales por esa razón va bajando sustantivamente.


¿Colombia es un país muy inseguro en materia electoral, se cometen muchos delitos contra el derecho y el deber de votar?


Cada vez es menos inseguro porque si uno compara lo que han sido los fallos de las elecciones del 2002 y del 2006 con los comicios del 2010 cuando no se cambió la composición del Congreso, en el 2014 exactamente lo mismo, en el 2011 lo único que resultó demandado y que prosperó fue una sola asamblea departamental y me refiero sólo a temas de alteración de actas, a temas electorales, uno se da cuenta que las demandas ya son por otros aspectos, como inhabilidades e incompatibilidades. Pero propiamente porque haya habido fraude electoral, como lo contempla el Código Contencioso, no, eso ya es muy escaso.


Este país no cuenta con un código electoral unificado y los intentos que se han hecho se han frustrado y han fracasado en el Congreso.


Cuando en el 2010 se creó la comisión que presentó un proyecto de código, que al final sólo salieron unos 50 artículos en la Ley 1475, lo que se pensó por parte de la Registraduría y del Ministerio del Interior es que insistir en un Código de unos 200 o 300 artículos no es fácil en el Congreso.


En cambio sacar unas modificaciones en temas que son el núcleo vertebral del proceso electoral, como es la inscripción automatizada, como es lo que tiene que ver con el escaneo de las actas, la identificación digital, el escrutinio inmediato son temas que tocaron la transparencia y la rapidez en los resultados.


Uno pensaría que hacia delante lo que se debería analizar es ir cambiando los aspectos más sensibles en otros temas como son los puestos y las mesas de votación, el escrutinio y todo ese tipo de temas que hacen falta por actualizar.


¿Cuál es la magnitud de las elecciones territoriales de octubre?


Esta es una elección en la que habrá mínimo unos 100.000 candidatos y el censo electoral estará cercano a los 34 millones de votantes.


Vamos a tener 99.000 mesas repartidas en 11.000 puestos de votación, tendremos 200 comisiones escrutadoras más para acercarnos más allá de las 2.200 comisiones escrutadoras. Es decir, que han crecido al mismo ritmo que ha crecido la población.


¿Según usted, qué se debe cambiar o reformar en materia electoral?


Hay temas que hoy ya no son muy positivos como el sistema de voto preferente.


Definitivamente no es posible con este sistema fortalecer a los partidos políticos, pues por el contrario debilita la unidad de las colectividades.


El voto preferente lo que hace es que unas elecciones como las de Congreso, asambleas y concejos sean una mezcla de primarias de un partido con elecciones locales, lo que hace muy complejo el sistema de escrutinio.


Y también uno se pone a pensar por qué tanta publicidad y es porque hay multiplicidad de candidatos buscando una ubicación preferencial en la lista. Esto sí merece una buena reflexión y esa es una pieza clave de nuestro sistema electoral.


¿Entonces, usted es partidario de la lista única de partido sin voto preferente o cerrada?


La lista sin voto preferente, pero eso sí permitiendo los candidatos por firmas y no restringiéndolos.


En otras palabras, si alguien considera que no le es suficiente la lista única, debe tener todo el derecho de presentarse con el aval de unas firmas, por cuanto una sociedad política no debe cerrarse al monopolio de los partidos.



Crisis de los partidos

¿Cómo está Colombia en el mundo en materia electoral, es una nación atrasada o ahí vamos?


Colombia tiene una tradición aislacionista bastante seria, es decir, nosotros somos bastante aislados de nuestros contextos.


Sin embargo, en asuntos como son la consolidación y transmisión de datos somos los primeros en toda América Latina.


El país no sólo es invitado a participar en los foros para explicar experiencias sino a ferias tecnológicas donde se puede transmitir cómo funciona eso tecnológicamente, lo que es un avance grande.


En los temas de campañas, financiación, publicidad y propaganda negra sí estamos lo mismo que en  todas partes, pues nadie puede poner en duda que si hay algo hoy universal es la comunicación y por eso todos los problemas en ese campo son iguales.


Lo que también se observa y eso es un fenómeno es que los partidos políticos sí van haciendo cierta crisis, pues una cosa es cómo evoluciona la sociedad digital, la del conocimiento y las redes sociales que crean un clima de opinión y otra los métodos tradicionales de formación de la opinión pública.


Los partidos se alimentan, si son serios, de la opinión pública y deberían desarrollar unas tecnologías que les permita llegar a todos esos niveles de opinión que están en las redes. Pero lo que uno observa es que los partidos son un poco ausentes en ese tema y en cambio candidaturas cívicas y movimientos significativos de ciudadanos sí se mueven ahí con facilidad.


En parte la crisis de los partidos es porque la posmodernidad tiene unos nuevos lenguajes.