Mundo deportivo

Villegas, in unknown territory
Villegas, en territorio desconocido
18 de Junio de 2015


Los argentinos Ángel Cabrera y Andrés Romero, y el colombiano Camilo Villegas componen la representación latinoamericana en la 115 edición del Abierto de golf de Estados Unidos.


Foto: EFE 

Camilo Villegas disputará su segunda ronda mañana a partir de las 10:50 a.m.

EFE


Por octava ocasión el golfista colombiano Camilo Villegas participará en el prestigioso torneo de golf US Open, el cual por primera vez se disputará en el novedoso y complicado recorrido de Chambers Bay, en el Estado de Washington, al noroeste de Estados Unidos.


El antioqueño, de 33 años de edad, debutará hoy a las 4:50 p.m. cuando su grupo, el 48, conformado por Charley Hoffman y Tommy Fleetwood, comience la disputa en su primera ronda del torneo que finaliza el 21 de junio.


Debut en el Chambers


El campo de Chambers Bay, que tiene menos de diez años, es un completo desconocido para muchos de los competidores.


Este recorrido, que algunos han denominado el Saint Andrews de Estados Unidos, en referencia al histórico campo escocés donde se disputará el Abierto Británico en julio, alberga los tres pares cuatro más largos de la historia del Open (con cerca de 500 metros).


La rapidez, la ondulación y la extensión de los greenes, cuyos difusos límites han sido demarcados con puntos blancos, van a agregar emoción y desconcierto.


El ganador del Masters de Augusta, el joven Jordan Spieth, es uno de los pocos que ha jugado antes en este campo y cuenta con un caddy originario de la zona. Estos dos factores, junto con la madurez y la paciencia que ha demostrado a sus 21 años, podrían ayudarle a emular otra hazaña de Tiger Woods (en 2002) conquistando el Masters y el US Open en el mismo año.


“La clave es ser inventivo”, dijo Spieth, acerca de su estrategia para el segundo grande del año y la manera de enfrentar las condiciones cambiantes día a día e incluso de la mañana a la tarde en Chambers Bay.


Además, la Asociación de Golf de Estados Unidos (Usga) se ha reservado la posibilidad de poder cambiar la longitud, la dureza y hasta el par del campo en función de los resultados de las primeras jornadas.


Los 156 golfistas seleccionados entre los mejores del mundo y los más de 10.000 candidatos que han disputado las pruebas de clasificación tendrán que demostrar mucha inventiva y una inmensa paciencia para lidiar con Chambers Bay y los desafíos que les imponga el director ejecutivo de la Usga, Mike Davies.


Davies está empeñado en recuperar la tradición del US Open con un resultado final cercano al par, y que el vencedor no sea el que haga más birdies y gane más golpes al campo, sino el que haga menos boggies y se deje menos golpes.



Opinión sobre Chambers Bay

El ganador del US Open de 2007, el argentino Ángel Cabrera, expresó que “hay que tener mucha imaginación y mucha paciencia en este campo”. Además, el también ganador del  Masters de Augusta en 2009, dijo que “todo el mundo va a hacer boggies y aquí va a ganar el que pierda menos golpes, no el que haga más birdies”. Adam Scott, por su parte, considera que este campo “es muy diferente a lo que estamos acostumbrados a jugar, y no es su campo de golf que se vea todos los días”, dijo. “Ha tomado un tiempo para aprenderlo. Pero yo estoy aceptando el reto y voy a disfrutar de jugar tiros de manera muy diferente de lo que normalmente hago“, señaló.