Fútbol en el Mundo

Colombia, to retake the path defined in Brazil
Colombia, a retomar el camino trazado en Brasil
Autor: Federico Duarte Garcés
17 de Junio de 2015


A partir de las 7:00 p.m. (hora colombiana), la selección dirigida por José Pékerman buscará enderezar su rumbo en la actual Copa América ante Brasil después de su derrota inicial frente a Venezuela.


Foto: EFE 

El técnico de Colombia, José Pékerman, ha insistido en que “no debemos ser duros con los jugadores”.  

"No estamos relajados y la mentalidad es jugar cada partido como una final”, declaró Juan Camilo Zuñiga el día después del debut triunfal de la selección Colombia ante Grecia (3-0) por la Copa del Mundo de Brasil. En los noticieros locales e internacionales se repetía una y otra vez la celebración de cada uno de los tres goles marcados, el último con la participación suya con taco de Juan Guillermo Cuadrado para la definición final de James Rodríguez; los tres quedaban encuadrados al saltar uno sobre el otro para una de las primeras fotos del recuerdo de esa cita mundial.


Previo al compromiso había cierta expectativa por la casi nula experiencia mundialista de los seleccionados, con excepción de un hombre en especial: Faryd Mondragón. Sus consejos serían vitales para dar ese primer paso. 


“La mente siempre debe estar tranquila y la seguridad y la experiencia sólo se dan jugando partido tras partido. Una vez pase el debut y haya una victoria se habrá recorrido mucho camino en ese sentido”, había manifestado Mondragón previamente en una entrevista con un diario nacional. 


Un día después de la derrota 1-0 de la Tricolor ante Venezuela en su debut por la Copa América, el hoy comentarista de televisión publicó en su cuenta de Twitter la foto del equipo que saltó al estadio El Teniente de Rancagua junto a un mensaje claro y contundente: “Los guerreros se doblan pero no se quiebran. Un resultado no va a borrar lo mucho que nos han dado”.


Anthony de Ávila fue el encargado de abrir el marcador en la única victoria de Colombia sobre Brasil (2-0) por la Copa América de Chile 1991. 


Sin favoritismos


“No vinimos como favoritos, sino a jugarnos cada partido como una final”, sostuvo Zúñiga en rueda de prensa ese mismo día, acompañado por James, blanco junto a Cuadrado y buena parte de sus compañeros repitientes del Mundial de diferentes cuestionamientos por el bajo nivel mostrado.


“La inactividad de varios que no veníamos compitiendo es normal porque se pierde ritmo. Lo importante es que, quienes estamos, llegamos por la confianza que nos dio el cuerpo técnico y porque nos ven bien. El que entra al terreno de juego siempre va a mostrar la mejor actitud, siempre lo va a dar todo en la cancha, independientemente de lo futbolístico”, comentó el mismo Zúñiga este lunes.


Previamente, James había declarado que “siempre hay partidos malos, tardes malas, estamos tranquilos y unidos y hay que pensar en el otro partido que va ser duro también. Hay que ganar”, en referencia al duelo de hoy ante Brasil en el estadio Monumental de Santiago.


El diez del Real Madrid vuelve al escenario donde un 11 de septiembre de hace apenas tres años imprimió una imagen para el recuerdo en una fecha de por sí histórica para los chilenos: su tiro libre al minuto 58 del partido ante Chile al cierre de la primera fase de las últimas eliminatorias rubricó en el marcador la exhibición de un juego compacto y explosivo que empezaba a entretejer Colombia, y que en aquella doble jornada de clasificación, apenas unos días después de firmar un 4-0 inconmensurable sobre Uruguay, levantaba a la Selección del ahogo moral y futbolístico en que se hallaba previo a ambos encuentros y lo encaminaba de manera definitiva hacia su cita estelar en Brasil.  


Justamente su rival de esta noche fue el encargado de truncar el camino colombiano a su primer título mundial en aquel enfrentamiento de cuartos de final disputado un 4 de julio, la misma fecha en que este año se conocerá el campeón de América.  


La prensa no dudó en preguntarle a James si este duelo significaba una revancha, ante lo cual el cucuteño, próximo a cumplir 24 años, aseveró que “no hay que mirarlo así”, simplemente “hay que pensar en que es un partido que va a ser bueno”. 


Previo a aquel choque de Copa del Mundo, los periodistas abordaron a Neymar inquiriéndole por sus impresiones sobre James, quien acababa de anotar el mejor gol del campeonato ante Uruguay. 


“James Rodríguez es un excelente jugador, un crack, lo está demostrando a pesar de tener 22 años. Hay que felicitarlo por lo que está haciendo pero espero que su ciclo acabe ahora”, aseguró entonces la estrella del FC Barcelona. 


Esta vez los medios decidieron abordar al colombiano para preguntarle sobre el astro brasileño, de quien dijo “viene en un nivel increíble y ellos también tienen que estar bien para ganarle a Colombia”.


Duelo histórico


El 13 de julio de 1991, también por la fase de grupos de la última Copa América realizada en Chile, una selección Colombia con el habitual uniforme tricolor que empezaba a relucir por esos años, y que vuelve a lucir hoy, venció 2-0 a un Brasil comandado entre otros por Branco, Mauro Silva, Rai, Mazinho y Taffarel en el arco. 


El primer gol llegaba a través de un centro desde la izquierda del Pibe Valderrama, el balón lo peinaba Andrés Escobar para la definición acrobática de Anthony El Pipa de Ávila al minuto 35. A los 21 de la segunda parte Arnoldo Iguarán, el goleador histórico de la selección en esta competición, convertía el segundo tras una nueva jugada iniciada por Valderrama que derivó en un taco de El Pipa para que Iguarán, al borde del área, la embocara con un fuerte remate al primer toque mientras Taffarel miraba sembrado en el centro del arco. 


No obstante, seis días después Brasil se imponía por igual marcador (2-0) al cuadro Cafetero en la segunda fecha del cuadrangular final disputada ya en el Estadio Nacional, el mismo campo en que hoy volverán a verse las caras. 


El último encuentro entre ambos sucedió el 6 de septiembre del año pasado en el Sun Life Stadium de Miami, en un juego amistoso que se resolvió a falta de apenas seis minutos para el final con un soberbio tiro libre ejecutado por Neymar en la vuelta de Dunga al frente de la Canarinha. En esa ocasión, el conjunto colombiano volvió aparecer con la camiseta roja que quedó inmaculada tras la gesta histórica conseguida con ella el 19 de junio de 1990 por la tercera y definitiva jornada de la primera ronda de aquel Mundial de Italia, en que el gol de Freddy Rincón convertiría esta en una fecha histórica para el balompié nacional.


Sin embargo, el 19 de junio de 1997 aparece como el último registro de las confrontaciones por Copa América entre colombianos y brasileños, quienes también por el último juego del grupo C de aquel torneo celebrado en Bolivia vencerían una vez más 2-0 gracias a los goles de Edmundo y Dunga, quien fue el encargado de abrir el marcador que en aquella ocasión le permitió avanzar a Colombia como uno de los mejores terceros. 


Ese mismo camino fue al que se aferró la Selección en aquel histórico Mundial del 90, la mejor presentación hasta lo acontecido hace un año en Brasil 2014. A priori esa posibilidad vuelve a barajarse ahora en que, en palabras de Falcao “mantenemos la ilusión y la esperanza. Debemos estar más unidos y fuertes para en estos dos partidos conseguir los resultados”. 



Dunga destaca la confrontación

El entrenador brasileño Carlos Caetano Bledorn Verri ‘Dunga’ declaró ayer que Colombia jugará hoy “más concentrada” debido a la derrota en su debut en la Copa América, aunque no consideró que este factor vaya a cambiar el guion del partido. “No creo que Colombia vaya a cambiar mucho. Están trabajando hace ocho meses. Tienen la presión por el resultado negativo y en el fútbol es así, parece que hay que cambiar todo cuando algo no funciona. Pero quien está en la dirección tiene que tener la tranquilidad, el equilibrio para saber hacer lo correcto”, comentó. Dunga destacó que Colombia y Brasil han desarrollado una “gran rivalidad desde el Mundial”, y avisó que el seleccionado colombiano es “muy competitivo” y cuenta con “jugadores de alto nivel que en un espacio muy corto deciden”, aunque no quiso destacar a ningún atacante rival por encima de otro.