Fútbol en el Mundo

Defeat to come down to Earth and re think the strategy
Derrota para aterrizar y replantear
Autor: Andrés Felipe Bedoya Serna
15 de Junio de 2015


La selección Colombia tuvo un estreno negativo ayer en la Copa América Chile 2015 tras caer 1-0 ante Venezuela. José Salomón Rondón marcó el tanto de la victoria de la Vinotinto, que por primera vez en la historia derrotó al cuadro cafetero en el certamen.


Foto: EFE 

James Rodríguez jugó un partido muy discreto. Nunca pudo gravitar ni manejar los hilos del mediocampo de la tricolor.

Sabido es que históricamente Venezuela juega cada partido ante Colombia como una final. Como un clásico, un partido aparte, en el que se disputa cada pelota como si fuera la última, y por ello los más recientes resultados entre ambos muestran una tendencia en favor de los del vecino país.


Y ayer no iba a ser precisamente la excepción. Esta Venezuela del técnico Noel San Vicente era toda una incógnita para el resto del continente.


El nuevo seleccionador de la Vinotinto optó por jugar muy pocos partidos amistosos desde su llegada a la dirección técnica y así aprovechar al máximo las concentraciones con sus pupilos, afianzar conceptos y comenzar a edificar los cimientos de una campaña histórica, que le permita llegar al Mundial de Rusia 2018.


Pues bien, el equipo venezolano afrontó el duelo de ayer con la idea de imponer un juego físico, manejar la pelota y evitar que el ataque colombiano pesara. La apuesta le salió a la perfección en el primer tiempo, en el cual no solamente dominó, sino que también desconectó por completo el circuito ofensivo de los de José Pékerman. 


Colombia lució errática, careció de profundidad y no tuvo frescura de mitad de cancha hacia adelante. Tres llegadas concretas de gol del rival y ninguna de los cafeteros resumen un primer tiempo para el olvido.


José Salomón Rondón (9) se convirtió en una auténtica pesadilla para la zaga colombiana. Venía de convertir el gol del triunfo en el pasado juego entre ambos, en la Eliminatoria al Mundial de Brasil 2014 (1-0). Aquí le gana la posición a Cristian Zapata (izq).


David Ospina sacó de todo pero se vio sacrificado en el gol de José Salomón Rondón, quien cabeceó a placer y cortó una racha adversa para Venezuela, que hacía 24 años no le convertía un tanto a Colombia en juegos por la Copa América.


Colombia tuvo picos de rendimiento muy bajos, especialmente de aquellos jugadores que prácticamente no tuvieron minutos en la presente temporada con sus respectivos equipos, caso Camilo Zúñiga, Pablo Armero, Juan Guillermo Cuadrado y Falcao García, quienes evidenciaron ayer falta de ritmo.


Cuando Colombia parecía tener un leve repunte en los primeros minutos del segundo tiempo, llegó el tanto venezolano, que cayó como un baldado de agua fría.


De inmediato, Pékerman incluyó a Edwin Cardona en lugar de Carlos Sánchez, con el fin de recuperar la pelota y generar elaboración de juego. Pero el creativo antioqueño no ingresó enchufado y lo mejor que hizo fue un centro a poco para el final, que no pudo capitalizar Jackson Martínez.


La tricolor se olvidó de hilvanar jugadas e impacientemente se dedicó a enviar pelotazos a sus delanteros para intentar rescatar al menos un punto. Pero no fue la mejor idea, ya que la férrea defensa contraria terminó imponiéndose.


La derrota de ayer servirá para aterrizar y dejar de subestimar, de una vez por todas, a Venezuela. Y también será útil para sacar conclusiones y replantear de cara a lo que viene que es Brasil, este miércoles, y Perú, el próximo domingo, ante los cuales se deberá sumar la mayor cantidad de puntos para no perder el rumbo y cumplir el primer objetivo en la Copa, que es avanzar a cuartos de final.


No será fácil pero Colombia tiene los argumentos, la capacidad y el material humano como para cambiar de manera radical el débil semblante de ayer y comenzar a soñar en grande.



Así lo vieron Pékerman y Falcao

El seleccionador nacional, José Néstor Pékerman, entregó sus impresiones sobre la derrota de ayer, ante Venezuela. El preparador argentino lamentó la caída y elogió a los venezolanos.


“Intentamos y buscamos conseguir los tres puntos. El partido fue difícil, tal y como esperábamos, muy cortado, no pudimos enlazar mucho el juego que realizamos generalmente. Tuvimos dificultades y Venezuela defendió bien”, aseguró.


“El de hoy (ayer) fue el típico partido que abre la Copa América, en el cual siempre se demora en encontrar el ritmo. Lamentablemente el resultado no nos ayudó, pero no debemos ser muy duros con las individualidades, porque son jugadores importantes y no van a dejar de serlo por este partido. Tenemos que ser tolerantes, fue una tarde en la cual no encontramos ese juego habitual y el rival tiene su mérito también”, agregó el timonel.


Entre tanto el capitán, Radamel Falcao García, manifestó que “Venezuela planteó y mostró un  bloque defensivo muy fuerte, una línea de cuatro que se plantó bien los 90 minutos. Encontraron una opción de gol y lograron convertir. Fue muy decepcionante para nosotros porque teníamos mucha ilusión por empezar ganando”.




Más opiniones

Noel San Vicente: “Fue un partido difícil, Colombia tiene grandes jugadores pero hoy (ayer) los supimos controlar porque estuvimos bien aplicados en lo que veníamos trabajando. La clave del partido estuvo en que fuimos un equipo solidario. Enfrentamos a uno de los favoritos y eso nos da confianza”.


Juan Guillermo Cuadrado: “Creo que hicimos un buen partido frente a una gran selección. Tuvimos opciones claras pero no alcanzamos a concretarlas”.


José Salomón Rondón: “En todos los partidos con mi selección trato de hacer mi trabajo, que son goles. Por fortuna se me abrió la portería y estoy muy contento”.


Cristian Zapata: “No pudimos hacer nuestro juego, pero ahora debemos levantarnos de este duro golpe y seguir con nuestro camino”.


Alain Baroja: “Empezar con el arco en cero y ganando es una motivación muy grande. Destaco la tranquilidad que tuvimos, enfrentamos con el mayor respeto a Colombia, una selección muy complicada”.


Darwin Andrade: “Fue una dura derrota, que nos duele, pero ya debemos pasar la página y pensar en los seis puntos que nos quedan por disputar”.