Nacional

The Farc increases attacks in the south of the country
Las Farc aumentan ataques en el sur del país
12 de Junio de 2015


Desde el pasado 22 de mayo cuando suspendió su cese el fuego unilateral e indefinido, las Farc no han parado de cometer decenas de ataques contra la infraestructura del país. Como si esto fuera poco, ayer asesinaron a tres policías.


Foto: Cortesía 

El ministro de Defensa les advirtió a las Farc que no se quejaran de la respuesta del Ejército.

Redacción EFE


La guerrilla de las Farc continúa con la oleada terrorista en diferentes puntos de la geografía nacional.  Tres policías murieron ayer en un ataque a una patrulla de la Policía en el municipio de Timbío (Cauca). Los uniformados fueron identificados como Fabio Neldo Morales Chiqueito, Edwin Fernández Ortiz y Ferney Anacona, quienes fueron atacados con armas de fuego y explosivos por un grupo de insurgentes cuando patrullaban el sitio conocido como Las Cruces.


   En otros hechos, este grupo armado activó ayer un explosivo en la vía Panamericana, a la altura del municipio de Patía (Cauca), lo que supone el tercer atentado contra esa carretera en una semana, informaron fuentes militares.


El atentado, realizado con una carga explosiva abandonada en una alcantarilla, dejó bloqueada por cuatro horas la vía que comunica las ciudades de Popayán y Pasto, según información del Ejército.


El Instituto Nacional de Vías (Invías) anunció el cierre de la vía a través de su cuenta de Twitter y afirmó que las reparaciones estaban sujetas a la inspección de la zona por parte del Ejército y la Policía. El ataque no causó víctimas mortales ni heridos pero se reportó que el grupo de insurgentes quemó un furgón que transportaba alimentos a través de esta ruta.


De otro lado, las Farc arremetieron contra una estación de la Policía situada en zona rural del municipio Valle del Guamuez, en el departamento del Putumayo, que quedó destruida tras la ofensiva. El hecho se registró a las seis de la madrugada de este jueves, cuando miembros de ese grupo guerrillero lanzaron artefactos explosivos contra la estación de Policía de la vereda El Tigre desde un vehículo tipo volqueta.


Los uniformados reaccionaron enfrentándose a los guerrilleros, que huyeron en el vehículo tras el ataque.  Posteriormente, la volqueta fue encontrada abandonada en la vereda La Balastera, una zona rural cercana al lugar de los hechos. El ataque no causó muertos ni heridos.


Condena de Santos


Por otra parte, el presidente Santos condenó desde Bruselas el atentado que dejó sin electricidad a los cerca de medio millón de habitantes del departamento de Caquetá.


El ataque con explosivos fue perpetrado en la noche del miércoles  contra la torre 98 de la línea de interconexión eléctrica Altamira-Florencia que lleva energía al Caquetá. La gobernadora de ese departamento, Martha Liliana Agudelo, lamentó esta nueva acción de las Farc que también dejó a oscuras a Florencia.


Mientras tanto, el presidente Santos, quien participa en Bruselas de la cumbre de líderes de la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), condenó el nuevo ataque que se suma a otros atentados cometidos en los últimos días contra la infraestructura petrolera, energética y de agua potable.


«Son actos irracionales, como los actos terroristas que están cometiendo volando las torres para dejar a poblaciones enteras sin luz. Lo que sucedió esta mañana en el Caquetá, lo que sucedió en Tumaco, lo que sucedió en Buenaventura. Eso tampoco tiene ninguna explicación», manifestó el jefe de Estado.


Las Farc también dinamitaron en días pasados torres de electricidad en las ciudades de Buenaventura y Tumaco, así como el acueducto del municipio de Algeciras, en el departamento del Huila, en el sur del país, entre otras acciones terroristas.


Los ataques del grupo guerrillero se han centrado en los departamentos de Putumayo, Nariño, Cauca y Caquetá, pero también en Norte de Santander y Arauca.



Se agota la paciencia

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, manifestó ayer que los jefes de las Farc “tienen mentalidad de burro” al referirse a los recientes ataques terroristas del grupo guerrillero contra la infraestructura energética del país. “No es posible que en un país donde todo el mundo está hablando de paz, donde el pueblo colombiano lo que está diciendo es que llegó la hora de terminar la violencia, la criminalidad, el terrorismo, estos señores lo que se les ocurre es afectar a esa población colombiana”, dijo el ministro. Pinzón agregó que a los colombianos se les está acabando la paciencia con las Farc, porque con cada atentado que cometen lo único que hacen es desprestigiar los esfuerzos de paz del Gobierno, que desde noviembre de 2012 negocia con esa guerrilla en Cuba.