Nacional

Delincuencia organizada estaría detrás del rapto de la hija del director de la UNP
6 de Junio de 2015


El fiscal general Eduardo Montealegre dijo hoy que la primera hipótesis que barajan los investigadores que buscan a Daniela Mora, desaparecida este jueves en el noreste del país, apunta a que la menor fue raptada por la delincuencia organizada.


EFE


"La primera hipótesis de trabajo apunta a delincuencia organizada, existe un gran esfuerzo técnico y logístico entre Fiscalía y Policía para localizar y rescatar a la menor", indicó Montealegre en rueda de prensa en Bogotá.


Daniela, de once años, fue raptada este jueves, cuando tras salir de una clase extraescolar desconocidos interceptaron el vehículo en el que se desplazaba y se llevaron a la niña dejando al chófer abandonado en las afueras de Cúcuta, capital del departamento de Norte de Santander.


Por la cercanía de esta ciudad con Venezuela las autoridades colombianas han reforzado las comunicaciones con el vecino país en aras de evitar que la niña cruce la frontera.


Además, la Interpol emitió hoy una alerta amarilla para solicitar la colaboración de otros países por si llegaran a tener conocimiento de que la pequeña, cuya fotografía se incluye en la alerta, se encuentra en sus territorios.


Montealegre precisó que dicha alerta es una "medida de protección" ya que por el momento las autoridades no tienen "indicios de que la niña haya salido del país".


"Estamos trabajando sobre la hipótesis de que se encuentra en Colombia", subrayó.


En Cúcuta buscan a la pequeña al menos 600 agentes de diferentes divisiones de la Policía, en tanto que el Gobierno ha ofrecido una recompensa de 300 millones de pesos a quien pueda aportar información que permita localizarla.


La niña es hija de Diego Mora, director general de la Unidad Nacional de Protección (UNP), una entidad adscrita al Ministerio del Interior que tiene a su cargo la seguridad de funcionarios, así como de líderes sociales, periodistas y defensores de derechos humanos amenazados.


En una misa celebrada hoy en Cúcuta, en la que participaron unas 1.000 personas para pedir el regreso de la niña, el funcionario pidió a los colombianos "orar para que el corazón de los secuestradores se ablande y Daniela tenga mucha fortaleza".