Nacional

Roadmap of the Truth Commission revealed
Se revela hoja de ruta de Comisión de la Verdad
5 de Junio de 2015


El trabajo de la Comisión, que entrará a funcionar después de la firma de la paz y una vez que las Farc hayan dejado las armas, estará centrado en las víctimas del conflicto y buscará su dignificación y la satisfacción de su derecho a la verdad.


Foto: Cortesía 

El anuncio fue realizado en La Habana por los representantes de Cuba y Noruega, países garantes del proceso de paz.

Redacción EFE


El Gobierno y las Farc anunciaron ayer su decisión de poner en marcha una Comisión de la Verdad, una vez firmado un acuerdo definitivo de paz, que será un mecanismo “independiente e imparcial de carácter extrajudicial”. El anuncio fue realizado en La Habana, coincidiendo con el cierre del ciclo 37 de las conversaciones.


El objetivo de esa Comisión será esclarecer y conocer la verdad sobre lo ocurrido en el conflicto colombiano y contribuir al reconocimiento de las víctimas y de la responsabilidad de quienes participaron directa e indirectamente en el conflicto, “como una contribución a la verdad, a la justicia, a la reparación y a la no repetición”.


La comisión tendrá una duración de tres años con un periodo anterior de preparación de seis meses y su ámbito temporal será el período del conflicto.  Como parte de su mandato, se prevé que esclarezca las violaciones a los derechos humanos y al Derecho Internacional Humanitario que han tenido lugar por el conflicto, así como las responsabilidades colectivas debido a estas prácticas.


Además, deberá arrojar luz sobre el impacto humano y social del conflicto en la sociedad y en las diferentes poblaciones, sus consecuencias en el ejercicio de la política y en el funcionamiento de la democracia y los factores y condiciones que facilitaron la persistencia de la guerra, entre otros.


La guerrilla cuestiona normas penales 


Este acuerdo alcanzado entre las delegaciones de paz del Gobierno y las Farc se produce al cierre de una tensa ronda de diálogos ante la escalada del conflicto armado en el país en los últimos días.


El ciclo 37 de las conversaciones que concluyó ayer contó, además, con la peculiaridad de la incorporación de la canciller colombiana María Ángela Holguín a la mesa de trabajo, después de que Santos la nombrara junto al empresario Gonzalo Restrepo como refuerzo para su equipo de paz el pasado 20 de mayo.


Los negociadores de la guerrilla de las Farc celebraron la creación de la Comisión de la Verdad como mecanismo de “justicia y reparación”, pero reiteraron su rechazo a normas penales “diseñadas para un sólo destinatario” y presentadas “unilateralmente” por el Gobierno. “Nos congratulamos de haber alcanzado un acuerdo de creación de una comisión de esclarecimiento de la verdad, que es parte de un sistema integral de verdad, justicia, reparación y no repetición que está por cerrarse”, señaló la guerrilla en un comunicado leído por el jefe negociador Luciano Marín Arango, alias iván márquez. 


Para el buen funcionamiento de esa comisión, la guerrilla reiteró su reclamo de que se abran los archivos para “conocer la verdad pura y limpia, las causas y la identidad con nombres y apellidos, de los máximos responsables” del conflicto armado.



Carta de navegación

Los criterios orientadores de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No repetición, según un comunicado conjunto enviado desde La Habana son:


 Centralidad de las víctimas: Los esfuerzos de la Comisión estarán centrados en garantizar la participación de las víctimas del conflicto, asegurar su dignificación y contribuir a la satisfacción de su derecho a la verdad en particular, y en general de sus derechos a la justicia, la reparación integral y las garantías de no repetición, siempre teniendo en cuenta el pluralismo y la equidad. 


 Imparcialidad e independencia: La Comisión será un mecanismo imparcial e independiente con plena autonomía para el desarrollo de su mandato y el cumplimiento de sus funciones.


 Carácter transitorio: La Comisión será excepcional y funcionará durante un tiempo limitado de tal forma que sus conclusiones y recomendaciones puedan contribuir de manera efectiva a la construcción de una paz estable y duradera.


 Participación: La Comisión pondrá en marcha un proceso de participación amplia, pluralista y equilibrada. 


 Enfoque territorial: Esto con el fin de lograr una mejor comprensión de las dinámicas regionales del conflicto y de la diversidad y particularidades de los territorios afectados. 


 Enfoque diferencial y de género.