Columnistas

Haceb, 75 de grandeza
2 de Junio de 2015


Industrias Haceb S.A., está de cumpleaños hoy martes 2 de junio de 2015. Su historia, como la de decenas de grandes empresas antioqueñas, fundadas en las primeras cinco décadas del siglo pasado, habla de que nació en un humilde taller, bajo la égida y el tesón de uno de esos jóvenes que por esas calendas de entreguerras (1914-1945), movidos por un ideal, fueron capaces de hacer empresas que dieron y siguen dando calidad de vida a miles de trabajadores antioqueños y a millones de hogares de Colombia y de América, como es el caso de Haceb, 75 años después de su fundación.

Ivan de J. Guzman Lopez


De esa empresa que hoy cumple 75 años, y de ese fundador que para la época contaba apenas 21 años, vamos a limitarnos a la crónica empresarial; pues de ese joven de entonces, lleno de tesón, don de gentes y humildad, poco o nada ha cambiado a hoy; por lo tanto, poco o nada gusta de que se hable de él. Algo si es claro, don José María: de su grandeza hablan sus empresas, en especial Haceb y Electrocontrol S.A.


Lo extraordinario del asunto, y que amerita cualquier exaltación, es que de ese taller de reparación de electrodomésticos, cuna de Haceb en 1940, nació un gigante que hoy goza de plena salud y que ha sobrevivido a todas las crisis sociales y económicas a lo largo de estos 75 años, en virtud de la magia de una palabra: innovación. Sin duda, Industrias Haceb ha venido caminando todos estos años de la mano de esta palabra-acción, y hoy encontramos que Haceb es un complejo industrial de más de 233 mil metros cuadrados, donde hallamos sus plantas de refrigeración y calefacción debidamente certificadas internacionalmente a través de las normas ISO 14001 de Gestión Ambiental, ISO 9001 de Calidad y OHSAS 18001 de Salud y Seguridad. 


Año a año, como lo dicen sus registros históricos, la empresa muestra indicadores de crecimiento e innovación: “En 1940, nació la Empresa produciendo con calidad los electrodomésticos que en un principio reparaba (don José María Acevedo). Desde su fundación y hasta los años 60, el Servicio Técnico funcionaba paralelo a las actividades productivas y de venta como un valor agregado e implícito a la venta de los primeros electrodomésticos, pero solamente para atender las necesidades exigidas por las garantías. En 1942, se comenzó producción con la fabricación de cocinetas. En 1951 se amplió la línea de productos con las estufas eléctricas. En 1956 se creó la línea de calentadores. En 1966 se inició la producción de neveras totalmente porcelanizadas. Su éxito fue tan grande que llevó, en 1984, a la construcción de la Planta Refrigeración como un sistema especializado dedicado a la fabricación de este electrodoméstico. En 1985 se empezó la producción de la línea de empotrar eléctrica compuesta de cubiertas, hornos y campanas para cocinas integrales. En 1990 se obtuvo el Sello de Calidad Icontec para Refrigeradores Domésticos. Se lanzó al mercado la línea… En 2012, se fortaleció toda la operación con la inauguración de la nueva planta de refrigeración, considerada la más moderna de América Latina y que cumple con los protocolos ambientales de Kyoto y Montreal, favoreciendo la competitividad y ofreciendo productos avanzados y respetuosos con el medio ambiente, con alta tecnología y bajo consumo de energía, a más de permitir una producción libre de sustancias agotadoras de la capa de ozono”.


Las palabras de Héctor Arango, Presidente de la Junta Directiva de la compañía,  resumen este diario vivir y crecer: “Seguiremos apostándole a la innovación, la productividad y la competitividad…”; las de Cipriano López González, su Gerente general, hablan del sempiterno espíritu de don José María Acevedo, entregado a Haceb, desde 1940: “El mayor logro de la compañía es que no fabrica y distribuye electrodomésticos, sino que mejora de manera radical la vida de muchas familias, en especial de aquellas de pocos recursos”. Feliz cumpleaños, Haceb. Mejorar la vida de muchas familias, debería ser el objetivo número uno ¡de todas nuestras empresas!


Puntada final: A propósitos de gestas como la creación de empresas por antioqueños ilustres, esta semana, del 5 al 8 de junio, gozaremos en Medellín del primer Congreso sobre la Colonización Antioqueña. Será en la sede de la Academia Antioqueña de Historia. Estarán los pares de las Academias de los departamentos de Caldas, Risaralda, Quindío, Valle del Cauca y Tolima, regiones hasta donde llegó la diáspora paisa en forma significativa. Sin duda, en Antioquia nos sentiremos muy bien representados en la sabiduría y dones pedagógicos de nuestro amigo, Ahmed Restrepo, gran historiador, geógrafo y escritor.