Política

La foto prueba del nuevo pacto conservador entre Bello e Itagüí
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
28 de Mayo de 2015


Como era apenas obvio y lógico el remezón que propinaron los equipos conservadores de Bello y de Itagüí originó la noticia política de la semana y a pocas horas de la convención departamental de este partido, para elegir su candidato a la Gobernación



En la foto se muestra la mesa principal que conformó el pasado martes la dirigencia conservadora de Itagüí y Bello, y que permitió el acuerdo entre estos sectores para actuar en la Convención de mañana y respaldar la aspiración de la administradora Eva I. Sánchez. 

Terremoto azul


Como era apenas obvio y lógico el remezón que propinaron los equipos conservadores de Bello y de Itagüí originó la noticia política de la semana y a pocas horas de la convención departamental de este partido, para elegir su candidato a la Gobernación de Antioquia. Hubo reacciones a granel de los precandidatos Carlos Mario Montoya y César Eugenio Martínez, de las senadoras azules Olga Suárez y Nidia Marcela Osorio y la prensa política regional y local le dio un amplio cubrimiento a lo sucedido en este partido, donde la situación está hirviendo y hay muchos análisis, cálculos y chismografía sobre lo que acontecerá en la Convención de mañana a realizarse en Plaza Mayor desde las 9 de la mañana. Y a mi amigo Fernando Vera le quiero recordar que para que se registre un tsunami, primero tiene que haber un terremoto en el océano. Aprenda. Jijiji.


 


Nuevamente el eje


Los conservadores de Itagüí y de Bello habían  armado un eje político electoral que funcionó con éxito en las elecciones legislativas del 2006 y 2010, pero que se rompió para las del año pasado. Pero nuevamente se reactivó como bloque el pasado martes para afrontar la Convención de mañana. Si le entendimos a la senadora del conservatismo de Itagüí, Nidia Marcela Osorio, la unión estratégica de ambos sectores se debió ante el temor de perder la Convención con el equipo del senador Juan Diego Gómez y su precandidato César Eugenio Martínez, quien llevaría al conservatismo antioqueño hacia el uribismo. Y dejaron de apoyar a Carlos Mario Montoya porque este precandidato era muy claro en su posición que si era nominado candidato iría hasta el final. Por su parte, la senadora Olga Suárez dijo que la dirigencia y la militancia conservadora de su equipo en las subregiones pidió que sacaran precandidato y por eso inscribieron la aspiración de Eva Inés Sánchez. Además llegaron a un acuerdo con sus antiguos socios azules de Itagüí para lograr la mayoría de delegados en la Convención sobre la base de elegir a Eva I. Sánchez. Por su parte, el excandidato al Congreso, Carlos Alberto Zuluaga, comentó que toda aspiración está sujeta a revisión en caso que pegue o no pegue la opción de Eva I. Sánchez.


La unión


Tal como informamos desde ayer el anuncio de la reactivación del eje conservador Bello e Itagüí se oficializó en un acto que tuvo lugar en uno de los salones del tercer piso del Hotel Dann Carlton, donde son muy queridos, pero donde definitivamente es una odisea parquear un carro particular. Y los componentes de la mesa principal de ese acto conservador para ese acuerdo político-electoral no dejaron la menor duda del paso que dieron. Estuvo presidida por las senadoras Nidia Marcela Osorio y Olga Suárez, y por la precandidata Eva Inés Sánchez. A un lado estaban por Itagüí el representante a la Cámara, Horacio Gallón y los diputados Bayron Caro y Jaime Cano, además del concejal Roberto Cardona, a quien esta vez no lo borraron o se borró de la foto. Al diputado David Jaramillo lo excusaron por estar fuera de Medellín. Y para el otro lado de la mesa central se encontraban el representante a la Cámara, Germán Blanco, la diputada Gloria Montoya y Humberto Tejada, quien retornó al conservatismo de los Suárez bellanitas y fue el encargado en la vespertina del martes de anunciar el nuevo pacto azul, pero le dio muchas vueltas al asunto hasta que lo soltó. Además anda, junto a su hormiguita Enrique Henao, consiguiendo delegados para la Convención que voten por Eva el viernes. Y son los machos para voltear goditos. Ver foto.


Y Nicolás Albeiro


El que no fue y nadie mencionó el martes en el Dann fue el representante a la Cámara, Nicolás Albeiro Echeverry, quien debe quedar en un posición muy incómoda, toda vez que es un gran aliado de la aspiración a la Gobernación de Antioquia de Carlos Mario Montoya. Pero no digamos nada más hasta conocer la posición de don Nico. A propósito de este congresista. Entramos esta semana a los cinco meses para las elecciones territoriales del 25 de octubre y nada que saca su candidato al Concejo de Medellín. Pero nuestras gargantas profundas nos tienen muy enterados de interesantes propuestas a Nicolás Albeiro Echeverry sobre el tema concreto de su candidato al Cabildo de Medellín. Está que se revela el misterio que cubre el nombre de su candidato al Concejo, pero no sé si las cosas cambiarán tras el remezón azul de esta semana. Y ya que hablamos de don Nico Albeiro, nos enteramos que recientemente acaba de salir de una cirugía ambulatoria para expulsar cálculos renales. Y ya está de pelea.


Carlos M. Montoya


Con mucho realismo político este precandidato conservador asumió los últimos hechos en el conservatismo antioqueño y que afectan sus planes de ser el candidato de su partido a la Gobernación  de Antioquia. Digamos primero que aceptó que el conservatismo de Itagüí lo dejó tirado de la brocha, pero informó que así y todo afrontará la Convención de mañana y se mostró confiado, con la estructura que montó tras sus visitas a los 125 municipios antioqueños y su campaña, de ganar el favor de los delegados. Adelantaron que va a pronunciar un tremendo discurso ante los convencionistas. Sobre lo que pasó, aceptó que lo dejaron tirados sus socios políticos desde las elecciones al Congreso, o sea, el conservatismo de Itagüí. Lo explicó diciendo que los congresistas de esta tendencia le revelaron que el santismo pidió apoyar a un candidato de la Unidad Nacional y que ese aspirante es Luis Pérez. Por tal motivo, no lo podían seguir apoyando porque él va hasta el final y no le iba a regalar el aval a nadie. Y no podía ser César Eugenio Martínez por sus inclinaciones uribistas. Y dice a todo pulmón que la candidatura de Eva Inés Sánchez de ganar mañana, es para que renuncie en favor de Luis Pérez. A mí que me esculquen. Pero esta historia la sabíamos desde hace más de un mes.


César E. Martínez


Entre tanto, este otro precandidato también dijo ayer que se hace contar mañana en la Convención y que la va a ganar. Su optimismo radica en que el Partido Conservador en Antioquia es muy organizado en sus bases y directorios municipales. Además envió a todos los convencionistas un manifiesto kilométrico invitándolos a que lo apoyen. Sobre sus inclinaciones uribistas hay alguna confusión. Y radica en que uno no sabe si él es el que va a adherir a la aspiración de Liliana Rendón o es que está creyendo que esta aspirante del Centro Democrático se va a retirar para apoyarlo, cuando ella tiene en las encuestas casi el 20% y César no ha pasado del 1%. Mijito no sueñe tanto.


Gabriel Zapata


Uno de los detalles que llamaron la atención el martes pasado en el hotel Dann, durante la oficialización del pacto entre los conservatismos de Bello y de Itagüí, fue la presencia del exsenador Gabriel Zapata Correa, quien a propósito es el único conservador que está inscrito ante ese partido como aspirante a la Alcaldía de Medellín. Y su asistencia originó comentarios, toda vez que desde las elecciones del año pasado, don Gabo estaba cercano o trabajando con el equipo del hoy senador Juan Diego Gómez. Entonces, por qué estaba el martes allí. Muy pronto revelaremos ese por qué. Lo único que podemos anticipar es que él ya no estaría con el equipo del senador Juan Diego Gómez y que se trasteó para otra vertiente azul parroquial.


Lucas


Y otro que no se perdió el acto para el nuevo pacto azul Bello e Itagüí fue el joven conservador Lucas Cañas, quien es un leal trabajador de los itagüiseños azules. Su nombre está tomando mucha, pero mucha fuerza como aspirante de su partido al Concejo de Medellín y en los próximos días habrá revelaciones sobre quienes lo apoyan en su primer gran reto electoral, sin contar el que ya tuvo dentro del Partido Conservador y que lo llevó al Directorio Nacional de esa colectividad, desde donde hizo bellezas.


Liberales


El Consejo de Estado tumbó la reforma estatutaria que hizo el Partido Liberal en diciembre del 2011, en la misma en que se registró la transición en la DNL entre Rafael Pardo y Simón Gaviria. Lo que  pasó fue que la Convención de ese año derogó o cambio el orden estatutario que había aprobado la Constituyente Liberal de principios del nuevo siglo. Y por eso le dan un año a los liberales para que enmienden ese grave error. Por ejemplo, de la DNL sacaron a los sectores abiertos y sociales y también a los representantes de las minorías: mujeres, jóvenes, obreros y etnias, y se volvió a convertir en un partido parlamentarizado que fue lo que quiso cambiar la Constituyente Liberal en la era en que Serpa era el jefe único del partido rojo.