Fútbol en el Mundo

Ambition vs hope
La ambición vs la ilusión
27 de Mayo de 2015


Carlos Bacca encabezará hoy la ofensiva del Sevilla, que buscará una nueva coronación en la Liga Europa. El atlanticense espera celebrar nuevamente en el prestigioso torneo.


EFE


Sevilla, triple ganador de la Liga Europa, y el Dnipro se medirán hoy en la final en Varsovia, donde se enfrentan la ambición del vigente campeón, que busca su cuarto título, y la ilusión del debutante equipo ucraniano, la gran revelación.


El Estadio Nacional de la capital polaca acogerá un duelo de los grandes, de los que se juegan a todo o nada y en los que no cabe conceder errores al rival. Sobre todo tras el duro camino recorrido por ambos para llegar, en el caso del Sevilla, a su cuarta final de la Liga Europa (la segunda seguida) y, en el del Dnipro, a su primera gran cita con la historia.


Los sevillistas, aunque rechazan el rótulo de favoritos que los ucranianos insisten en dar al equipo de Emery, tienen mucha más experiencia, ya que ganaron sus tres anteriores finales de la Liga Europa (2006, 2007 y 2014) y en nueve años disputaron otras tres, incluida la de la Supercopa europea que ganaron 3-0 al Barcelona en 2006.


Acompañado por más de 7.500 aficionados, Sevilla llegó a Varsovia con mucha ilusión y fuerza tras completar una temporada excepcional en la que acabó quinto en la Liga con 76 puntos batiendo su récord.


Aunque no se clasificó por esa vía para la Liga de Campeones, podría lograr ese premio extra si gana la final. Y Dnipro, que aún lucha en su país por esa clasificación, también quiere conseguir ese suculento botín.


A pesar de que el conjunto ucraniano es poco conocido y novato en estas lides, el técnico Unai Emery y su plantilla incidieron en que respetan al máximo al Dnipro y en que no hay favorito para llevarse el título.


“La pelea va a ser dura, pero queremos hacer algo y es el momento. El grupo está contento y muy comprometido”, declaró el técnico sevillista.



Sueña en grande

Myron Markevych, técnico del Dnipro, expresó la ambición con la que su equipo llega a la final de la Liga Europa, al reconocer que “no esperaba llegar tan lejos en este torneo, pero el apetito aumenta cuando empiezas a comer. Si dijera que los chicos no están nerviosos, mentiría, pero es muy importante que mañana (hoy) olviden eso”, afirmó.


“Debemos estar muy concentrados en defensa, pues el Sevilla tiene delanteros muy buenos y utiliza bien los espacios”, agregó el timonel, quien espera conducir al Dnipro hacia su primer título internacional.