Economía

Fracking, to scare the ghost of importation
Fracking, para espantar el fantasma de la importación
Autor: Olga Patricia Rendón Marulanda
27 de Mayo de 2015


La polémica técnica para la extracción de petróleo fracking podría tardar hasta tres años para ejecutarse en Colombia.


Foto: Cortesía 

El fracking, por ser una práctica más tecnificada, hace más costosa la extracción de petróleo.

Cortesía ANH

Colombia depende del petróleo por donde se le mire. El Ministerio de Hacienda ha revelado que el 23% de los ingresos colombianos viene de las petroleras y, según el Dane, los hidrocarburos representan el 58,2% de las exportaciones del país al resto del mundo, pero las reservas actuales alcanzarían para 6,6 años lo que hace que el “fantasma de la importación de petróleo” esté latente.


“Colombia tiene reservas de petróleo para casi siete años, lo que representa más o menos 2.500 millones de barriles de reservas probadas, por lo que resulta angustiosamente urgente hallar nuevos yacimientos”, afirmó Mauricio de la Mora, presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH).


Los expertos coinciden en que la solución para encontrar más reservas está en el offshore (explotación costa afuera) y en el fracking (fragmentación hidráulica de crudos pesados), pero los altos costos de este último han puesto a tambalear un poco las expectativas del país en esta materia.


“De por sí Colombia es un país relativamente costoso para la extracción de petróleo convencional, debido a las dificultades de acceso que hay para llegar a los pozos y por las dificultades en infraestructura”, aseguró el exministro de Minas y Energía, Amylkar Acosta.


Pero los avances tecnológicos podrían darle una mano al país para que esta técnica no sea un fracaso. “Hasta hace poco se decía que por debajo de US$75 el barril no era posible explotar yacimientos no convencionales, pero en las condiciones actuales, con todos los avances que han hecho en Estados Unidos ya soporta hasta US$45 por barril”, sostuvo el exministro.


Actualmente, el precio internacional del crudo ronda los US$60 y Acosta espera que en el corto y mediano plazo se mantenga entre los US$60 y US$65, así lo que tiene que combatir el país es la falta de interés que tienen las petroleras por explorar, porque ese proceso sí es muy costoso y de alto riesgo. La Asociación Colombiana del Petróleo (ACP) estima que en lo que va corrido de este año la inversión en exploración ha caído el 82,6% en comparación con el 2014, lo que quiere decir que cada vez está más lejos la posibilidad de hallar pozos no convencionales.


En Colombia se empezó a hablar de Fracking desde el Plan Nacional de Desarrollo de 2011, contó Amylkar Acosta, pero sólo hasta el año pasado se reglamentó su uso y se hicieron los estudios técnicos pertinentes. Aun así, “en este momento no hay solicitudes en la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) para desarrollar fracking y sólo un bloque de los entregados en la ronda del 2014 contempla el uso de esa técnica”, explicó el exministro.