Economía

There is no exodus of businesses in Cali
En Cali no hay desbandada de empresas
24 de Mayo de 2015


La fabricante de Chiclets Adams ofreció a sus 480 trabajadores un plan de retiro con condiciones superiores a las leyes laborales colombianas, a causa del cierre de la planta. De esta manera, la fábrica se suma a las otras que en el último lustro se han retirado de la capital vallecaucana.


Foto: Cortesía 

El Valle del Cauca es el tercer departamento más competitivo del país.

Igor Torrico Silva


El anuncio del cese de operaciones de la planta de Mondelēz en Cali, fabricante del conocido Chiclets Adams, anunciado esta semana, fue explicado con base en la falta de competitividad de la fábrica, que tenía más de 50 años en la localidad, y trajo a la memoria otros cierres ocurridos en la región desde la década de los 80, así como preguntas sobre la situación de la economía del Valle del Cauca.

Oficialmente la empresa señaló que “a pesar de los esfuerzos e inversiones que hizo Mondelēz International desde que adquirió la planta, los rezagos tecnológicos que ya arrastraba, sumados a las tendencias del mercado, han llevado a una caída sostenida del volumen desde el 2008, al punto de que hoy la situación de la planta, cuya capacidad total se ha reducido al 56%, hace inviable la operación”.


Además de Mondelēz, otras empresas que han cerrado sus plantas en la capital del departamento del Valle son Michelín y Bayer en 2013, así como otras hace 30 años. 


La pregunta lógica es: ¿Pasa algo en la economía vallecaucana que lleva a estas transnacionales a abandonar la región? A propósito fue consultado el gerente seccional de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi) en el Valle, Gabriel Velasco, quien señaló que “es lamentable este cierre, pero no es una evidencia de que la región esté pasando por un mal momento. Por el contrario, nuestra economía lleva quince meses de crecimiento consecutivo, el 68% de nuestros empresarios ven como favorable el ambiente de negocios. Vienen creciendo las remesas, la compra de viviendas, y nuestros costos salariales así como el costo de la tierra son muy competitivos”.


Asimismo, explica Velasco, que mientras la planta de Adams cierra, en Valle la transnacional de consumo masivo Unilever hizo una ampliación de la suya. En agosto de 2014 la japonesa Furukawa, una de las fabricantes más grandes del mundo de cables de fibra óptica inició operaciones en Palmira, y en julio la india Hero MotoCorp inició la construcción de su planta de ensamblaje de motocicletas, que espera generar un total de 300 empleos para personal no calificado y 100 para personal administrativo.


Respecto a este tema, la directora económica de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) en Antioquia,  Esperanza Arango, señaló: “Nos preocupa independientemente de cuál sea la causa particular de la salida de esta empresa, que haya un desestímulo a la inversión extranjera y nacional. Tenemos un ambiente macroeconómico que sin ser de temor a que lleguemos a crecimiento negativo, está muy bajo con respecto a otros años, los impuestos empiezan a preocuparle a los inversionistas, hay ciertas trabas, cierta inestabilidad en algunas medidas”.


El dirigente regional de Andi considera que aunque Mondelēz nunca se refirió al tema impositivo como una razón para su cierre, no hay manera de asegurar que eso no haya pesado en la decisión, toda vez que es un número que se toma en cuenta, más aun cuando ellos como gremio han alertado públicamente de que, según sus cálculos, la carga impositiva empresarial es cada vez mayor, y está en el orden del 70%.



Economías de escalas

En el mundo globalizado de hoy, gracias a la velocidad de las comunicaciones y los avances en el transporte, no es tan rentable el tener cientos de fábricas como lo era hace 50 años, y si se trata de productos de consumo masivo siempre será más rentable pocas plantas que produzcan mucho, a muchas que produzcan poco. Es lo que se denomina “economías de escala”. 


Esta es la explicación fundamental, señala Velasco, que resume los argumentos de la compañía Mondelēz para llevar sus operaciones de producción de Colombia a México, que es un mercado más grande y donde ya tiene plantas que pueden sustituir lo que se aportaba desde Colombia.


Los argumentos: atraso tecnológico de la planta, lo que implica menor rendimiento, reducción de la producción en 40% debido a la disminución de las ventas a Venezuela y Ecuador, destinos claves de la producción de esa planta, factores que en conjunto hacen que el valor unitario del producto se vuelva poco competitivo.