Columnistas

¿Guerra?
Autor: Hernán Cárdenas Lince
23 de Mayo de 2015


El presente artículo tiene como tema “la guerra”, ya que un amigo quien lee mis escritos me llamó a preguntarme por qué no trataba ese tema que era precisamente el asunto que más le interesa a todos los colombianos en este momento.

Al respecto de este trágico tema me encontré una frase bien inteligente de Jacinto Benavente: “El pretexto para todas las guerras es conseguir la paz”. Siglos y siglos atrás el sabio Cicerón dijo: “Si ha de hacerse la guerra, hágase únicamente con la mira de obtener la paz.” El gran personaje norteamericano Benjamín Franklin, tratando el mismo tema, dijo: “Nunca hubo guerra buena ni paz mala”. Las tres anteriores frases resumen una misma idea si bien provienen de diferentes épocas y países.


El gran personaje francés Alphonse de Lamartine dejó una frase que pareciera que la decía para que los actuales guerrilleros colombianos que están en La Habana la escucharan y la pensaran cuidadosamente: “La guerra no es más que un asesinato en masa, pero el asesinato no es ningún progreso.” También pensando en los guerrilleros colombianos, deberían estudiar seriamente lo que dijo sobre el tema de la guerra el escritor John Rey, quien parece decirles a los guerrilleros colombianos: “El que predica la guerra es un apóstol del demonio”.


Pensando que sería maravilloso que a los estúpidos guerrilleros colombianos se les repitieran todas esas frases, agrego simplemente lo que dijo Lucano: “Miserable es el vencedor de una guerra civil”.


Pensando en la guerra inútil que llevamos en Colombia es oportuno traer a colación las famosas palabras de Thomas W. Wilson, quien nos dejó esta dramática sentencia: “Hay que defender la paz a todo trance, incluso con la guerra”. Y nada menos que Cicerón dijo algo para nuestros gobernantes: “Si queremos gozar la paz debemos velar bien las armas, pero si deponemos las armas no tendremos jamás paz.”


Concretamente en Colombia se dan tristes episodios de violenta guerra, la que llevamos por más de medio siglo, pero lo más triste es pensar en la ignorancia de nuestros guerrilleros que mantienen espantosas batallas al mismo tiempo que estúpidamente se justifican con antiguar ideologías de la izquierda comunista, la que perdió toda su fuerza intelectual ya que en Rusia y en China están reconociendo sus errores ideológicos y económicos. No hay un sustento serio para que se lleve una fuerza de muerte y pobreza a miles de jóvenes al mismo tiempo que solo perecen unos poquísimos guerrilleros, mientras son sacrificados jóvenes que no saben por qué están luchando.