Columnistas

Desilusión verdologa
Autor: Lázaro Tobón Vallejo
20 de Mayo de 2015


El Atlético Nacional en la era de Juan Carlos Osorio le ha dado grandes satisfacciones a su hinchada en el ámbito local, pero queda un gran vacío en lo internacional. Salvo la final del año anterior en la copa Sudamericana, la presentación del equipo verde ha sido un fracaso, así no lo vea el director técnico, como se lo resaltó él al Colombiano en días pasados.

El 2015-1 no ha sido el mejor para ellos, de 60 puntos logró 34 puntos (56,67%), ganó el 50% de los partidos y empató el 20% y perdió el 30% de los juegos disputados, quedó en el sexto puesto en la tabla de clasificación; como los estudiantes mediocres dejó el pelero en el alambrado, se salvó por un punto de quedar eliminado (los dos últimos clasificados, Tolima y Junior lo lograron con 33 puntos). Perdió puntos que no estaban en la cuenta de nadie, de  local con el Huila  (primero con 41 puntos), Cortulúa (puesto 14 y 5 partidos ganados); de visitante con el Pasto (9 puntos, ganó dos partidos y quedó de último), con Equidad (puesto 12, ganó 6 partidos), Boyacá Chicó, (Puesto 17, ganó 3 partidos), empató de local  con el Cúcuta, y con el Junior. De los 12 equipos eliminados, el 41,66% le sacaron puntos importantes a Nacional. De local perdió el 26,67% de los puntos disputados en el Atanasio Girardot. 


En el entorno competitivo empresarial, se dice, que la estrategia debe ser consistente para poder competir, cada mercado tiene sus propios retos que obligan adaptarla a las necesidades locales, pero no se puede apegarse a una única forma de desarrollarla; además, otro paradigma del liderazgo reza que el éxito de ayer no significa el triunfo de hoy y de mañana, y eso le está pasando a Osorio, a quién se le reconoce que introdujo en el fútbol colombiano una nueva forma de jugar, con la famosa rotación de jugadores, pero sus competidores ya le cogieron el tiro y la terquedad lo podrá estar conduciendo al fin de la era en el equipo antioqueño. Lo menos que espera su fanaticada es que quede campeón en la liga en el primer semestre, luego del fracaso de la Copa Libertadores de América.


También se dice que dentro del equipo hay malestar de los jugadores con el técnico por cuestiones salariales, ¿será que le están haciendo paro al técnico?


Amanecerá y veremos.