Mundo deportivo

Juventus, from the Bernabéu to Berlin
Juve, del Bernabéu a Berlín
14 de Mayo de 2015


El conjunto turinés consiguió su boleto a una nueva final de Liga de Campeones, doce años después de eliminar en la misma instancia al Barcelona, su próximo rival, tras un sufrido empate 1-1 en la casa del Real Madrid.


Foto: EFE 

Casillas no pudo impedir el gol de Morata, quien volvió a marcar ante su exequipo. 

EFE


Un nuevo tanto de Álvaro Morata, en el regreso a su casa, de donde le empujaron a marcharse por la falta de confianza de Carlo Ancelotti, canceló la cita con la historia del Real Madrid en la que era la final de finales con el Barcelona, y devolvió doce años después a la Juventus a un gran duelo en Berlín.


El Real Madrid salió con el gol en su mente y no pararía hasta conseguirlo. Regresaba Benzema un mes después sin la chispa necesaria pero dejando muestras de su calidad. Inventó a los cinco minutos una acción con control regate que chutó a las nubes con la zurda. 


Cristiano comenzaba rondando el travesaño con una falta lejana antes de que se confirmase el pacto de tregua del Bernabéu con Casillas. Sacó una mano abajo firme al disparo de Vidal que debía darle confianza en un día en el que se castigarían errores.


Líneas adelantadas blancas, presión y recuperación inmediata. El Real Madrid creció en el primer acto hasta encerrar y minimizar al máximo a  Juventus. Una maravilla de Isco tras recorte y balón tocadito suave buscando la escuadra no encontró puerta, Benzema erraba un pase con Cristiano solo para marcar, Bale soltaba un latigazo ante el que se lucía Buffon en su estirada.


El goteo de ocasiones debían dar el premio y llegó tras una extraña caída de James dentro del área, golpeado en su gemelo por Chiellini, quien fue al bulto. Cristiano, que venía de fallar un penalti ante el Valencia el día que la Liga se convirtió en un imposible, chutó con confianza al centro. 


Eran momentos de inestabilidad de la Juventus que desaprovechó el Real Madrid. Perdonó cuando tuvo espacios por primera vez para correr. Y la tuvo clara Cristiano en una contra a alta velocidad llevada por Benzema que asistió al portugués, quien por una vez, tras recortar bien al defensa rival, centró en vez de chutar.


Ley del ex


El intenso calor convertía en un imposible mantener el ritmo del primer acto en la reanudación. Cuando lo necesitó la Juventus dio un paso al frente y mostró su poderío. Comenzó avisando Marchisio con un disparo lejano con potencia que no encontró el arco de Iker.


Fue cuando entre gestos de cojera apareció la calidad de Pogba, tirado a una extraña posición en la izquierda. Sentó a Carvajal y asistió mal en su primera incursión en área rival. Minutos después luchó un balón arriba tras despeje de Casillas, que cayó a Morata para que ante la pasividad de la defensa y con Kroos blando al choque, chutase con la zurda el tanto más importante de su carrera y a la vez el más doloroso.


Se mascaba la tragedia en el Bernabéu, con más impotencia que fe en cada llegada al área italiana. Más aún cuando Allegri pasó a defensa de cinco y todo se convirtió en un imposible. Bale fue el que más remató. De cabeza, con la zurda. No había manera de encontrar el camino al gol. Chicharito pidió penalti por claro empujón de Evra. Y Cristiano desapareció cuando más se le necesitaba.


“Nosotros damos grandes sorpresas y ese es nuestro fuerte”, sostuvo el delantero argentino al servicio de la Juventus, Carlos Tévez, quien aportó con un gol en el partido de ida.


“No puedo ocultar que quiero ganar títulos, pero pienso que el fútbol es así y hay que pensar ya el próximo año en Champions que es lo que todos queremos”, declaró por su parte James Rodríguez después del partido, al hacer un balance de su primera temporada en el conjunto blanco. 



Reencuentro de Suárez y Chiellini

La final de la Liga de Campeones entre Barcelona y Juventus de Turín, que se disputará el 6 de junio en el Olímpico de Turín, ofrecerá el reencuentro entre Luis Suárez y Giorgio Chiellini tras el mordisco del uruguayo al italiano en el pasado Mundial de Brasil. El suceso tuvo lugar en el último partido del grupo D de la cita mundialista y significó la sanción por parte de la Fifa al actual jugador barcelonista de nueve partidos y cuatro meses de suspensión. Por este motivo, el delantero azulgrana no podrá estar en la próxima Copa América de Chile.