Columnistas

Mitos de la armonía racial en Colombia
Autor: José E. Mosquera
14 de Mayo de 2015


Hace 8 años se publicó por primera vez, en la Universidad Pittsburgh de Pensilvania, Estados Unidos, el libro Mitos de la armonía racial, Raza y republicanismo durante la era de la revolución.

Colombia 1795- 1831, de la historiadora italiana con entrañas panameñas Marixa Lasso, un libro que revela una interesante faceta de la historia de los negros y mulatos en Colombia.


Libro publicado, hace poco, en Colombia por el Departamento de Historia de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de los Andes con cooperación del Banco de la República. Una de las motivaciones para que esta italiana emprendiera la tarea de revelar facetas ignoradas sobre el papel de los negros y mulatos en las luchas de la Independencia y en la construcción del Estado colombiano fueron los mitos de las armonías raciales que narran los historiadores tradicionales de la configuración de la República. 


En efecto, Lasso estructura una investigación a partir de un estudio detallados de los juicios en contra de los negros y mulatos, acusados de fomentar conflictos raciales contra de las hegemonías políticas de las élites criollas. Examina cuidadosamente el fantasma de la guerra de colores y su impacto en la idea de raza, el mito de la armonía racial y otros de naturaleza nacionalista. Demuestra que el vínculo entre la igualdad racial y el nacionalismo no excluían por sí mismo la manifestación de criterios contra la discriminación racial, porque el ideal de la armonía y la igualdad racial potencialmente podía empoderar a los deslegitimados como mantenerlos en su lugar, Por ende, la cuestión era quien controlaba el concepto de igualdad. Por lo tanto, plantea que el concepto de guerra de colores tuvo un efecto profundo en las ideas raciales en el caso colombiano y fue preponderante en la construcción de las falacias del discurso nacionalista de las élites sobre la armonía racial. Por eso las exigencias de los negros y los mulatos, junto con sus activas participaciones en las políticas patriotas, le dieron a este asunto una especial importancia y unas implicaciones concretas.


El libro es un aporte valioso a la nueva historiografía latinoamericana y una contribución trascendental sobre las participaciones de los negros y mulatos en las revoluciones de las independencias y en las creaciones de las repúblicas latinoamericanas.


Examina con rigor el papel que jugaron negros y mulatos como grupos marginados en las independencias latinoamericanas.  Su tarea fue la búsqueda de una respuesta a una serie de mitos y errores de las historias nacionales latinoamericanas, impuestas por los historiadores oficiales como verdades en las construcciones de las naciones.  Lasso, contario a los historiadores oficiales que negaron el protagonismo de las clases populares y que aún, algunos ponen en dudas, ella en el libro resalta la importancia que tuvieron en las construcciones de los estados latinoamericanos. 


Para ella fue clave leer los trabajos del historiador cartagenero Alfonso Múnera, especialmente su libro El fracaso de la nación. En su opinión, la tesis que expone Múnera en este libro no sólo son pioneras en Colombia, sino en América Latina. De hecho, dice, que la visión que Múnera expone en este texto, permite que las nuevas generaciones de historiadores encuentren nuevas formas de repensar las guerras de Independencia como una revolución con participación activas de negros y mulatos. Finalmente, concluye: solo mediante el análisis de los conflictos y negociaciones específicas, entre afrocolombianos, las élites locales y el Estado podremos lograr una completa apreciación de los orígenes de las ideas raciales en Colombia.