Mundo deportivo

Baloyes runs for new records
Baloyes corre por nuevos récords
Autor: Federico Duarte Garcés
13 de Mayo de 2015


El oriundo de Isla Fuerte se convirtió en el primer representante antioqueño en pista en lograr la marca mínima para los próximos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.



Bernardo Baloyes en su regreso a competencias, después de una serie de lesiones, en el turno de 200 metros del relevo mixto del Interclubes de Mayores, realizado en marzo del año pasado en Medellín. 

Liga de Atletismo de Antioquia  

Twitter: @Fededg1989


Los récords están para batirlos”, declaró la medallista olímpica Ximena Restrepo, quien en Barcelona 1992 consiguió la marca de 49,64 segundos en la especialidad de 400 metros, récord nacional y suramericano hasta hoy, previo a la competencia de 200 metros planos del Grand Prix Internacional de Atletismo que lleva su nombre, realizado el pasado fin de semana en Medellín. 


Algunos minutos después, Bernardo Baloyes Navas se plantaba en el carril cinco de la pista de atletismo del estadio Alfonso Galvis Duque con el ánimo de batir la marca nacional de 20,43 hecha por él mismo el año pasado en Sao Paulo, Brasil. A continuación corría los 200 metros en 20 segundos y 37 centésimas, aun con una velocidad del viento negativa de -1,9 metros por segundo, y con ello superaba el estándar de 20,50 establecido para el Mundial de Beijing de este año y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. 


De inmediato le dio gracias a Dios, y acto seguido pensó en su familia y sus paisanos de Isla Fuerte, una pequeña isla costera bajo jurisdicción del departamento de Bolívar, ubicada frente a las costas de Córdoba, donde forjó sus pies de Aquiles. 


De la playa a la pista


En 1994, el año en que el atletismo colombiano alcanzó su cenit al realizar su mejor presentación en unos Juegos Suramericanos (realizados en Valencia, Venezuela), de la mano entre otras de la misma Ximena Restrepo, quien se preparaba para ser campeona mundial en la especialidad de 200 metros de Atlanta 1996, Bernardo Baloyes daba sus primeros pasos de vida en la arena de Isla Fuerte. Allí se dedicaba a bajar cocos de cuanta palmera encontraba, comer toda variedad de pescados, y crecer bajo la música de champeta, que con el tiempo aprendió a bailar de sin igual manera. Y con ello comenzó a ejercitar sus piernas. 


Desde ese momento, Bernardo, el mismo nombre de su padre, algunos compañeros de atletismo que empezaron a entrenarse con él le señalaron las piernas y en forma de broma le decían que estaban formadas de “pura harina”. De ahí que con el tiempo lo llamaran Puropán. 


“No me choca para nada, todo lo contrario, es la forma en la que me reconoce todo el mundo”, le decía a este diario hace cinco años, cuando acudía al Campeonato Nacional de Menores de atletismo realizado en Armenia en representación de Antioquia. Tenía 16 años, los últimos dos vividos en Medellín, donde se instaló para cumplir su “sueño dorado”: estudiar Medicina y ser doctor. 


No obstante, a la par de esta carrera, no ha abandonado ni por un segundo su sueño deportivo. 


En 2013 regresó a su tierra natal para encender el fuego deportivo en la inauguración de los X Juegos de Integración de Isla Fuerte, los mismos en los que él se inició como atleta. Ese mismo año fue eliminado en primera ronda de 200 metros del Mundial de Atletismo de Moscú, y terminó octavo y último de su serie con un tiempo de 22,37, lejos de hasta entonces su mejor marca y al mismo tiempo récord del país: 20,46. 


Sin embargo, corrió al lado de uno de los finalistas, el jamaiquino Warrein Weir, compatriota de Usain Bolt, su ídolo de adolescentes. 


A sus 21 años, Baloyes ya ha registrado su propia historia al ser hexacampeón del Grand Prix en homenaje a Ximena Restrepo. Al final de la última prueba en que volvió a terminar victorioso, y así obtener su cupo al próximo Mundial de Atletismo y los Olímpicos, declaró: “Con esfuerzo, con disciplina y con el empeño que yo tengo se puede”, y al instante se planteaba en el próximo Suramericano a realizarse el próximo mes de junio, en Lima, Perú, con la mira en superar el propio récord que guarda hasta ahora.   



Otros registros valiosos

La carrera de la marca de Bernardo Baloyes finalizó en un foto finish que al final le concedió la victoria al dominicano Yancarlo Martínez, aun cuando cronometró el mismo tiempo. Previamente, Martínez había ganado en los 100 metros con un tiempo de 10,18, marca mínima para Mundial y Olímpicos. El mejor puesto de un colombiano lo ocupó Diego Palomeque, cuarto con 10,22, su mejor marca personal para la distancia. En damas, la ecuatoriana Ángela Tenorio se impuso con un registro de 11,15, que la ratifica en el Mundial y en los Olímpicos. La mejor colombiana fue Eliecith Palacios, quinta con 11,54. De otro lado, Mauricio Ortega rompió una vez más el récord nacional de lanzamiento de disco al ganar la prueba con un registro de 64,67 metros, con el que supera el que él mismo tenía de 62,30 metros, logrado también en Medellín, durante el Campeonato Nacional del 2014. La marchista Sandra Galvis, así como las maratonistas Angie Orjuela y Érika Abril, ya han conseguido también por su parte marcas para los próximos Olímpicos 2016.