Columnistas

Educación para la paz
Autor: Hernán Cárdenas Lince
9 de Mayo de 2015


El nombre correcto para los profesores debería ser “educadores” pues tal es su función fundamental, lo que precisamente en estos momentos demuestra que no tienen la capacitación adecuada.

Sería importante preguntar a quienes fueron los educadores de miles de guerrilleros, de narcotraficantes, de ladrones callejeros, de secuestradores y hasta de todos esos delincuentes que se infiltran en la política.


Demostraron los actuales educadores que cuando aparecían en la televisión se podía ver que no están capacitados y solamente sabían decir que el dinero es el único objetivo que se justifica en esta vida, y quedó muy claro que eso les justificaba que el aumento de sus sueldos era lo único importante, lo que hacían demostrando su ignorancia, olvidando los valores morales que sí deberían ser su meta trascendental en el proceso educativo que deberían cumplir.


Otra cosa que quedó muy en claro fue que demostraron que sus niveles de capacidad para “educar” son  muy bajos, lo que a su vez justifica que no tengan altos niveles de ingresos económicos. En el tema en el que todos los colombianos coincidimos después del sucio ejemplo que dieron los “educadores’ es la urgente necesidad para que se dé una capacitación a todo el personal de profesores, lo que en otros países se ha logrado capacitando adecuadamente a los profesores, lo que se logra enviando maestros de países con altos niveles de buen comportamiento para que capaciten adecuadamente a pobres educadores de países retrasados.