Política

Of disagreements and polls
De disensos y encuestas
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
8 de Mayo de 2015


El exsenador Eugenio Prieto Soto ya tiene en su poder el aval del Partido Liberal que lo certifica como su único candidato a la Alcaldía de Medellín.



El Partido Liberal ya entregó el aval como candidato a la Alcaldía de Medellín a Eugenio Prieto.

Las recientes decisiones de la Dirección Nacional Liberal, DNL, de aprobar candidaturas en diferentes ciudades del país, entre ellas la de Medellín, y la última encuesta de intención de voto para la capital antioqueña generaron reacciones, observaciones, precisiones e interesantes debates.


Ante las últimas determinaciones de la DNL sobre candidaturas uninominales, el veedor nacional de ese partido, Rodrigo Llano Isaza, enfatizó que los estatutos del Partido Liberal en su Artículo 8, numeral 18, dice y advierte que “quienes se desempeñen en cargos de dirección, gobierno, administración o control, dentro del Partido, hayan sido o aspiren a ser elegidos en cargos o corporaciones de elección popular deberán apoyar los candidatos liberales o a quienes determine la Dirección Nacional Liberal, de acuerdo con las políticas de coaliciones y adhesiones”.


Y que también el código disciplinario de la misma colectividad, en su Artículo 8 numerales 17, 18 y 25, Artículo 9 numeral 11 y Artículo 23 numeral 5, especifica la obligación de los liberales de acompañar a los candidatos y cuáles podrían ser las sanciones para quienes así no actúen.


Estas disposiciones adquieren actualidad por la posición de los congresistas liberales antioqueños Luis Fernando Duque García, John Jairo Roldán Avendaño, Óscar Hurtado Pérez y Julián Bedoya Pulgarín de no apoyar la decisión de la DNL de certificar a Eugenio Prieto como candidato único de ese partido para la Alcaldía de Medellín.


La situación disciplinaria de estos legisladores se enreda y complica aún más, toda vez que desde el pasado 29 de abril la Secretaría General del Partido Liberal expidió la certificación del aval a Prieto Soto, cuyo documento ya posee este aspirante y se puede observar en la reproducción gráfica anexa.


Sin disciplina para perros


Analistas liberales precisan que no se trata de una disciplina para perros hacer ver las obligaciones a las que están comprometidos a cumplir esos cuatro congresistas liberales de Antioquia.


Y tampoco que les guste o no las decisiones que toma la Dirección Nacional Liberal, que es la máxima jerarquía estatutaria.


Ante ello el veedor Llano Isaza reiteró los alcances estatutarios de los principios fundamentales del derecho a disentir.


Precisó que el disentimiento tiene principio y tiene fin, y que tiene que ser hecho dentro de las reglas establecidas por el liberalismo en sus estatutos, que son una ley de la República.


Y recalcó que el derecho a disentir está consagrado dentro de los estatutos del Partido Liberal y lo recordó: “Artículo 4. Principios básicos. Numeral 8. Democracia: El Partido funcionará bajo los preceptos de la democracia interna y participativa, el Estado Social de Derecho, la libertad, la justicia social, la solidaridad, la descentralización y el respeto por los derechos humanos. Garantizará el libre examen, la tolerancia, el disentimiento, la educación, el derecho a la pluralidad de opiniones y el respeto a las jerarquías del Partido”.


Llano Isaza también hizo ver que disentir es una esencia del Partido Liberal, pero quien disiente debe someter su disentimiento a los canales democráticos del Partido, con el fin de resolver las discrepancias y preservar la unidad del mismo.


“Pero disentir no es anarquía y no puede amenazar la vida misma de la colectividad. El no saber perder dentro de las reglas de la democracia, no se puede arropar bajo el concepto del disenso y menos de la objeción de conciencia”, precisó.


Documento que contiene el certificado de aval para Eugenio Prieto Soto.


.




Dudas sobre encuesta

La encuesta de Invamer Gallup de ayer sobre intención de voto para la Alcaldía de Medellín suscitó dudas e interrogantes entre amigos políticos cercanos a la campaña liberal a la Administración Municipal y también en medios periodísticos.


En esos círculos se preguntan si esa medición estadística incluyó a todos los cuatro precandidatos liberales o sólo a Eugenio Prieto, quien apenas lleva una semana larga como candidato liberal.


Las lógicas dudas surgen porque en los resultados de la intención de voto, únicamente figura Prieto como liberal y los demás candidatos de otros partidos.


Pero en el cuadro sobre la imagen de los aspirantes meten a todos los candidatos, pero también a los tres precandidatos liberales Bernardo Alejandro Guerra, Aura Marleny Arcila y Libardo Álvarez, quienes ya no cuentan para nada en la competencia por la Alcaldía de Medellín.


Por tal motivo muchos liberales están reclamando que esa encuesta de Invamer Gallup tiene inconsistencias que deberían aclarar.


También se escuchan reparos por las diferencias tan abismales entre el muy reciente estudio de opinión liberal contratado por Napoleón Franco y la encuesta publicada ayer por varios medios informativos nacionales y regionales.


Hicieron ver que el primer sondeo consultó a 1.500 personas y el de Invamer a 600 y los resultados son muy distintos y hasta extraños. 


Además, el margen de error del 6% de la encuesta de ayer es altísimo, por lo cual los candidatos que quedaron ubicados entre el segundo y quinto lugar están en un empate técnico.