Economía

Pension system, amid disagreements
Régimen pensional, en medio de discrepancias
21 de Abril de 2015


Cualquier trabajador puede moverse de régimen cada cinco años, pero sólo hasta que les falte diez para cumplir la edad de jubilarse.


Redacción Economía


Según la Superintendencia Financiera de Colombia, al 31 de enero de 2015 el número total de afiliados al régimen  de  pensiones en Colombia ascendió a 18,5 millones, de los cuales 6,9 millones  son  afiliados activos  al régimen de ahorro individual  (RAI) y 2,3 millones al régimen de prima media administrado por Colpensiones.


La misma Superintendencia reveló que entre 2013 y 2014 hubo un notable aumento del número de personas que decidieron trasladarse de los fondos de pensiones privados a Colpensiones al pasar de 76.174 a 130.526. A enero de este año se habían sumado 9.824, quienes, de acuerdo con los expertos, tal vez lo hicieran motivados por la idea de que en el régimen de prima media van a tener mejores pensiones que las que tendrían en el régimen de ahorro individual. Sin embargo, un documento de trabajo elaborado por la Dirección de Regulación Económica de la Seguridad Social del Ministerio de Hacienda indicó que el 95% de quienes trasladaron sus pensiones se equivocó.


De acuerdo con el informe, denominado “Movilidad e interacción entre regímenes del sistema general de pensiones colombiano”, aquellos que se pasaron lo hicieron a una edad temprana, es decir antes de los 52 años, con un escaso número de semanas cotizadas, sin advertir además que el ingreso base para la liquidación de su pensión era muy bajo.


No obstante, de acuerdo con el gerente regional de la firma TG Consultores, el especialista en pensiones John Jairo Castrillón,  “para definir cuál régimen pensional le es más conveniente, una persona debe tener en cuenta algunas variables como: edad, tiempo laborado, semanas cotizadas, salario y perspectiva de ingresos, estado civil,  núcleo familiar, capital acumulado o ahorro, derecho a bono pensional,  expectativas del momento en que se desea empezar a percibir la pensión, otros ingresos diferentes a los laborales, estabilidad laboral, entre otros aspectos.”


Falta pedagogía


“El tema es pedagogía y se debe empezar por concientizar a la gente sobre la importancia de revisar su historia laboral y verificar de manera permanente que el empleador le está consignando los aportes para su pensión como deben ser, pues esa historia es como una cuenta de ahorros”, afirmó el presidente de Colpensiones, Mauricio Olivera, a la luz del estudio del Ministerio. 


Este destaca que tomar la decisión de trasladarse de régimen sin la asesoría adecuada, sin un análisis juicioso y cuando las condiciones no son las precisas, pone en riesgo la probabilidad de que la persona pueda conseguir una pensión más elevada o que el monto que se le devuelva, en caso de no pensionarse, sea mayor.


De acuerdo con el Gobierno, sólo el 24,2% de las personas que se trasladaron a Colpensiones en el 2013 logrará pensionarse, mientras que “el restante 75,8% recibirá una indemnización sustitutiva, es decir, sus aportes ajustados a inflación y sin ningún interés real”. 


Para Castrillón, la decisión de estar en uno u otro régimen corresponde a opciones individuales y “no puede obedecer a las determinaciones tomadas por personas con características similares a las que les haya ido mejor o peor, razón por la cual es de vital importancia que frente a una decisión de tanta trascendencia se cuente con la asesoría especializada”. 


El Ministerio plantea que si las personas tomaran decisiones más racionales, “habría una mejoría de la cobertura, gracias a un aumento en la probabilidad de pensionarse por la garantía de pensión mínima en el Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad (Rais)”.



Recomendaciones de la Ocde

Para el director de la Unidad de América Latina de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (Ocde), Ángel Melguizo, ante la urgencia de una reforma pensional profunda en Colombia el elemento clave para revisar es la baja cobertura del sistema. Por lo tanto sugiere reforzar los sistemas de prestaciones no contributivas, en que destaca la iniciativa de “Colombia mayor”, y atacar el tema de la cobertura durante la vida laboral a través de programas como el de Beneficios Económicos Periódicos (Beps), “que hay que evaluar y que probablemente haya que fortalecer”. Para el director de la Unidad de América Latina de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (Ocde), Ángel Melguizo, ante la urgencia de una reforma pensional profunda en Colombia el elemento clave para revisar es la baja cobertura del sistema. Por lo tanto sugiere reforzar los sistemas de prestaciones no contributivas, en que destaca la iniciativa de “Colombia mayor”, y atacar el tema de lPara el director de la Unidad de América Latina de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (Ocde), Ángel Melguizo, ante la urgencia de una reforma pensional profunda en Colombia el elemento clave para revisar es la baja cobertura del sistema. Por lo tanto sugiere reforzar los sistemas de prestaciones no contributivas, en que destaca la iniciativa de “Colombia mayor”, y atacar el tema de la cobertura durante la vida laboral a través de programas como el de Beneficios Económicos Periódicos (Beps), “que hay que evaluar y que probablemente haya que fortalecer”. a cobertura durante la vida laboral a través de programas como el de Beneficios Económicos Periódicos (Beps), “que hay que evaluar y que probablemente haya que fortalecer”.