Economía

Augura celebrates its golden jubilee
Augura celebra sus bodas de oro
20 de Abril de 2015


Hoy a las 2 p.m. en el salón Los Llanos del Country Club transcurrirá por su parte la reunión anual ordinaria de la asamblea general de afiliados.


Redacción Economía


Un lunes como hoy de hace dos años y medio, Roberto Hoyos Ruiz abandonaba su puesto como presidente de la Asociación de Bananeros de Colombia (Augura) después de once años y medio a cargo, y hacía un llamado insistente al Gobierno Nacional para auxiliar a los productores de banano en momentos en que una tasa de cambio por debajo de $1.800 hacía “inviable para muchos empresarios seguir sosteniendo esas empresas”. 


Era septiembre del 2012. Un año después, el entonces gerente de la asociación, Gabriel Harry Hinestroza, aludía a la misma cotización del dólar luego de diez años en que este alcanzara la punta de  $2.968, lo que se había convertido en un factor determinante para que los productores vieran caer de manera significativa sus ingresos. A este le sumaba los altos costos de producción, cuyo peso estimaba en un 88% en los gastos de los productores, el mal precio pagado por las comercializadoras, las dificultades para diferenciar la calidad del producto y la precaria infraestructura en las zonas de cultivo. Así transcurría diciembre de 2013, cuando se cumplían 50 años en que los bananeros colombianos decidieron agruparse bajo el nombre inicial de Asociación de Agricultores y Ganaderos de Urabá. 


Cosecha bananera


“Protocolariamente uno celebra cuando puede”, afirmó Marco Tulio Calvo, asistente de presidencia de Augura, al explicar la conmemoración de medio siglo de labores de la asociación ahora en que el dólar se encuentra al alza, y se estima que permanezca alrededor de los $2.500, lo cual favorece a todas luces a un gremio exportador como este, que desde octubre pasado cuenta con un presidente en propiedad tras un período de transición de dos años.


“En esa etapa hay muchas cosas buenas. Se tiene una marca, un reconocimiento, un acumulado de lo que hace Augura en los 50 años que tiene de vida dentro de la sociedad. Tiene, además, una muy buena imagen como protagonista de la sociedad empresarial y gremial del departamento y en Colombia”, aseguró a EL MUNDO el actual presidente del gremio, Juan Camilo Restrepo Gómez, días después de su posesión. 


Augura surgió en 1963 como respuesta a la necesidad sentida por un grupo de colombianos de tener un ente que los aglutinara, los dirigiera y, sobre todo, velara por el desarrollo armónico del nuevo reto de producir y exportar banano.


En 1966 evolucionó, con el ánimo de especializar la atención en la agroindustria del banano específicamente, en Asociación de Bananeros y Agricultores de Urabá. En 1986 se convirtió en Asociación de Bananeros de Urabá y en 1994 al trascender en su papel de interlocutor ante el Gobierno Nacional se transformó en la Asociación de Bananeros de Colombia. 


Pese a los cambios en su razón social, el nombre Augura se ha conservado y posicionado cada vez más en el ámbito nacional e internacional.


En la actualidad, el sector produce 98 millones de cajas al año y se mueven más de US$700 millones. Así mismo, genera más de 100.000 empleos entre directos e indirectos en Urabá, y unos 15.000 más en el resto del país. 


“En Urabá se carga banano, progreso y desarrollo. Uno mira esa zona geográfica del banano y es estratégica”, sostuvo hace apenas unos meses Restrepo Gómez, quien hoy presidirá en Plaza Mayor el acto de celebración de cinco décadas, la que contará con la presencia del presidente de la República, Juan Manuel Santos. 



Años difíciles

Las décadas de los años 70 y 80 fueron épocas contradictorias para el sector bananero, pues por un lado vivía la zozobra de la violencia por los continuos ataques de los grupos armados contra la población civil y por el otro, promovía a través del gremio importantes iniciativas sociales como el trabajo de las agrupaciones sindicales y la vinculación de la mujer a la actividad bananera, la construcción de obras de infraestructura tan importantes como el aeropuerto Los Cedros, el Hospital de Apartadó, escuelas y vías. En los últimos 25 años, el sector bananero ha realizado una inversión social por $400.000 millones que ha beneficiado a más de 20.000 familias bananeras y plataneras de Urabá, Magdalena y La Guajira.