Mundo deportivo

Peru to open Dakar 2016
Perú abrirá Dakar 2016
19 de Abril de 2015


Este será el octavo año consecutivo que el Rally Dakar se desarrollará en Sudamérica, luego de que dejara de pasar por el continente africano por temas vinculados con la seguridad.


Redacción/Agencias


El Rally Dakar de 2016 será el primero de los de América Latina que no pase por Chile, comenzará en Lima, atravesará Bolivia y terminará en la ciudad argentina de Rosario, según confirmaron los organizadores.


Los desastres naturales que ha vivido Chile en los últimos meses apartaron al país del rally el año próximo, pese a que la organización del mismo había previsto un recorrido que englobara los cuatro países sudamericanos que ya lo han acogido.


En pocos meses, los organizadores rectificaron el trazado para sacar al desierto de Atacama “sin perder toda la originalidad y especificidad que debe tener el Dakar”, indicó el director de la prueba, Etienne Lavigne.


Así, el rally será “un tríptico de todas las dificultades que debe tener la carrera de resistencia más importante del mundo”, agregó.


Ruta del Dakar 2016


La carrera comenzará en Perú con un desierto que los habituales del Dakar ya descubrieron en 2012 y 2013 y en Lima, que fue punto de llegada en la primera de esas ediciones.


“Será la parte de desierto, de arena, de dunas, de navegación”, explicó Lavigne, quien recordó que Perú representa para los participantes “lo más parecido que hay al desierto sahariano” que los eventos geopolíticos obligaron a abandonar en 2008, lo que llevó al rally hasta el continente americano.


El invierno boliviano, a más de 3.500 metros de altura, las pistas duras de la zona tomarán el relevo para “obligar a los participantes a afrontar una de las características del rally, la resistencia”.


El hombre y la máquina estarán sometidos a la dureza del ambiente y a las pistas del salar de Uyuni. Bolivia, que ha acogido el rally en las dos últimas ediciones de forma parcial, lo tendrá en sus tierras por vez primera de forma completa.


La ciudad septentrional argentina, escenario de las gestas de la independencia del general Belgrano, acogerá la jornada de reposo y marcará, en la falda andina, el inicio de la recta final del rally, que se desarrollará en las pistas argentinas y que estará marcada por el retorno al calor del verano meridional.


El desierto rocoso, la “ruta 40”, perfilarán de forma definitiva los contornos de la general de una edición que terminará en Rosario, que ya vivió en 2014 la salida de la edición y que volverá a ser un lugar clave del rally.


Argentina pasará a ser, tras el abandono forzado de Chile, el único país fiel a todos los Dakar americanos.


El director de la prueba lamentó la salida de Chile. “Lo sentimos tanto por el lado emotivo, puesto que hemos creado lazos muy firmes con los chilenos, como por el organizativo, porque hemos aprendido a trabajar con ellos, con quienes nos sentimos muy cómodos”, dijo.


Pero se mostró convencido de que el Dakar regresará a Chile “el año próximo”, siempre que las desgracias dejen de azotar al país.


Felices con el Dakar


El representante de Comercio Exterior de Perú, Aldo Parodi, afirmó ayer en París que su país está “encantado” de volver a recibir el rally Dakar, tres años después de su última participación en la cita.


“Estamos muy contentos de retornar al Dakar, lo hacemos con entusiasmo. Cuando se hizo en el pasado hubo un gran espíritu deportivo, entusiasmo y deportividad de los peruanos en esta competición y lo vamos a repetir”, aseguró.


Parodi destacó la importancia que el rally tiene para la promoción de un país que tiene muchas expectativas puestas en el turismo: “Perú es un país ya conocido en el ámbito internacional, pero el Dakar nos permite llegar a más gente y promover a nuestro país en esa dimensión”.


Además, el representante calculó el impacto económico del último paso del Dakar en unos 300 millones de dólares y se mostró confiado en poder repetirlo el próximo año.




Condiciones ventajosas

La ministra peruana de Comercio Exterior y Turismo, Magali Silva, declaró que Perú obtuvo unas “condiciones muy ventajosas” en las negociaciones para que su país forme parte de la ruta del Rally Dakar 2016.


“El Dakar regresa al país y permitirá que por el precio de uno tengamos tres beneficios” en términos de promoción turística, protección del patrimonio y práctica deportiva, afirmó Silva.


La Ministra explicó que la carrera partirá desde Perú, lo cual tiene un impacto “tres veces mayor” en número de espectadores e incrementará el número de visitantes.


“No sólo tendremos el inicio de la carrera sino también el Dakar Series, que es la competencia mediante la cual los pilotos se entrenan para tener mejores resultados, y una película cuyos derechos serán cedidos enteramente al Perú”, agregó.