Economía

“Hay que luchar por la legalidad y la formalidad”
Autor: Olga Patricia Rendón Marulanda
12 de Abril de 2015


La Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) cumple setenta años de actividad gremial este 2015.


Foto: Giuseppe Restrepo 

Fenalco fue un duro crítico de la Reforma Tributaria aprobada el año pasado y espera que la reforma estructural elimine todos esos errores.

Sergio Ignacio Soto nació en Medellín en una familia muy especial, conformada por sus padres, aún vivos, Guillermo y Fabiola y sus hermanos. Estudió en el Colegio Calasanz, fue de la selección de fútbol de su colegio y jugó en la Liga Antioqueña, pero ese sueño de competición se vio reducido por sus responsabilidades universitarias. 


Hizo parte de las juventudes conservadoras siendo lo contrario de la tendencia política de los jóvenes de su generación, mayormente izquierdistas. Eligió el Derecho y Ciencias Políticas para hacer su carrera en la UPB. Trabajó desde muy joven y en el recuento de sus experiencias laborales se encuentran las ventas, el cobro prejurídico, el servicio público, y la banca; no es gratuito entonces que responda que lo que más le gusta hacer en la vida es trabajar.


Hace once años lo llamaron de una firma cazatalentos para entrar a un proceso que resultó ser muy competido pero que finalmente lo seleccionó sobre 85 personas para ser Director Ejecutivo de Fenalco Antioquia.


EL MUNDO habló con él acerca de los retos que significa gerenciar uno de los gremios más grandes de la región.


¿Cuáles son sus principales renuncias por estar en un gremio?


Sin lugar a dudas una actividad gremial que califico que es en la práctica de 7x24 y que por fortuna tengo todo el respaldo de mi familia, de mi señora y de mis hijas, exige renuncias, no hay duda en ello, y la primera es de tiempo a ese grupo familiar que es esencial y necesario pero que ha comprendido que en este momento y en este desempeño profesional requiero también buscar equilibrar los tiempos y las cargas. Las otras renuncias también tienen que ver con hacer otro tipo de actividades, tengo una vinculación profesional que me lleva a tener exclusividad con la Federación, hay momentos en los cuales hemos tenido invitaciones a hacer otras cosas como sociedades o a tener representatividad en temas públicos y siempre he renunciado a ello porque he querido honrar y privilegiar mis compromisos con Fenalco.


¿Qué es lo más difícil de dirigir Fenalco Antioquia?


Yo diría que son muchas cosas, este trabajo sin lugar a dudas tiene muchas gestiones complejas, nuestros afiliados que aquí particularmente son multisectoriales, porque tenemos 50 sectores diversos de la actividad económica, comercio y servicios, y hay muchas expectativas para que logremos cumplir a cabalidad con lo que nos encomienda y por eso somos sus representantes y apoderados, pero hay hechos que son exógenos, que dependen del Gobierno Nacional, del Congreso de la República, de los gobiernos departamentales, de los alcaldes, de los consejos con los que nos toca hacer una gran gestión de representatividad. Yo diría que buscar satisfacer todas las expectativas y todos los intereses legítimos empresariales o patrimoniales es uno de los temas más complejos.


¿Usted tiene alguna aspiración política?


Ese es un tema que me han preguntado mucho en los últimos años y yo he sido muy sincero y muy claro, lo primero es que tengo que reconocer que me han hecho muchas invitaciones desde muchas esferas tanto del ámbito nacional  como del regional y del local de muy importantes líderes del sector político a que los acompañe, pero realmente como lo dije ahora y tiene perfecta concordancia es una renuncia que he decido hacer, servir pero también disfrutar del liderazgo público y político y eso hace que quienes son dueños de mi pase y mi transferencia que son Fenalco, mi esposa y mis hijas, hayan decidido congelarlo, como a un futbolista, durante un tiempo.


¿Cuál es el reto principal que tiene el sector comercio hoy en Antioquia?


Yo diría que el principal es el de trabajar por la formalidad y la legalidad, si tenemos un comercio formal y legal vamos a tener desarrollo social, responsabilidad social empresarial y crecimiento económico sostenible.


¿Qué hay que hacer para que el comercio crezca más?


Nosotros estamos muy contentos porque el comercio está creciendo muy bien, porque se volvió en Antioquia y en Colombia la actividad económica más grande de este país, es el 65% o el 70% de las empresas registradas en las cámaras de comercio, lo que muestra un liderazgo y un crecimiento porque ya marca un 15% del PIB del país y aporta el 30% de empleo. Se necesita para que crezca más ser más competitivo, mucha formación profesional pero igualmente que el Estado no sea un desestímulo para el sector con medidas como la pasada Reforma Tributaria.


Precisamente, ¿qué espera Fenalco de la Reforma Tributaria Estructural?


Esperamos que sea técnica, racional, que corrija los defectos y errores de esta reforma pasada la cual es muy gravosa, muy alcabalera, que desestimula la inversión, y que tiene impuestos que son particularmente exóticos como el Impuesto a la Riqueza, que tiene todavía con supervivencia y que es único en el mundo a las transferencias financieras 4x1.000. El objetivo de un buen gobierno es generar desarrollo sostenible, hacer el bien común como es el ideal de la buena política.


¿Cuáles son las perspectivas del gremio para este año frente a las condiciones macroeconómicas actuales que evidentemente van a afectar el consumo?


Sin lugar a dudas este año va a ser un año muy complejo, es un año de disminución de crecimiento del comercio y de la economía, medida en el PIB, tuvimos un año muy bueno con un crecimiento del 4,6% y este va a estar muy distante de ello y como estoy viendo las cosas con un efecto de la Reforma Tributaria, con el de la devaluación que particularmente afecta mucho el comercio y el consumo sobre todo en los productos importados, con la abismal caída de un 55% del precio del petróleo, vemos que va a ser particularmente difícil, sumado al paro camionero, con sorpresa vemos que nadie atina con el tema climático, además es un año electoral de Ley de Garantías donde quiérase o no el Estado es el mayor contratante de este país y el mayor manejador de recursos, todo eso nos lleva a establecer que este año va a ser de un menor crecimiento, que yo estimo que estará en el mejor de los casos en el orden del 3%.


¿Cómo fue afectado el desempeño del comercio con dos aspectos específicos que ocurrieron en el primer trimestre: salvaguardia de Ecuador y paro camionero?


La salvaguardia en el caso de Ecuador afectó algunos sectores en el corto plazo como el de la industria textil, confección y moda y otros renglones que tienen en ese país un mercado muy importante, que se volvió de lejos mucho mayor a lo que teníamos con Venezuela en su momento. Siempre que hay un tipo de incremento arancelario pierde competitividad el exportador antioqueño y por ende sus ventas se reducen dramáticamente y a veces no puede exportar,  afortunadamente hay que reconocer  que con la gestión de muchas instituciones, entre ellas Fenalco, se logró que el Gobierno tuviera una mejor actitud y se lograran mantener las condiciones que se traían. Lo que sí entendimos es que hay que diversificar mercados para no tener problemas con los países de esa corriente económica que bien los conocemos.


Y en cuanto al paro camionero los efectos fueron mucho más graves de lo que se había previsto, una parálisis de esa naturaleza, de esa cobertura y de alcance nacional afecta profundamente a toda la economía y a toda la sociedad porque los primeros efectos que produce cuando hay un encarecimiento de esa naturaleza de los bienes, productos o servicios es un efecto inflacionario donde el pueblo colombiano sigue siendo el más perjudicado y el paganini de esta situación.


¿Cómo va el trámite y la gestión de Fenalco frente a la ley anticontrabando?


Nosotros siempre hemos tenido ese reto de legalidad y formalidad, tenemos esa bandera desde hace 70 años. Por eso nuestra gestión es muy proactiva con todo lo que tenga que ver con la protección a la industria y el comercio nacional con el trabajo de la ley anticontrabando porque ese es otro de los grandes flagelos que atenta contra la sostenibilidad y la larga vida que esperamos que tengan los empresarios, además porque está íntimamente relacionada con delitos como el narcotráfico y el lavado de activos. Esa industria criminal le hace un daño inconmensurable a la industria y el comercio colombianos que sí son formales, legales y pagan muchísimos impuestos y tributos, en cambio los contrabandistas no pagan esos tributos y pueden vender el mismo producto por una tercera o cuarta parte de su valor.


¿Cómo se financia el sector comercio en Antioquia?


Se financia tradicionalmente con el sector financiero y bancario donde siempre pedimos que haya tasas de intereses racionales, justas y bajas, que disminuyan las altas comisiones del dinero plástico. Pero también los comerciantes nuestros con mucha genialidad y creatividad encontraron que otra de las formas de financiarse es con los mismos clientes y consumidores, dándoles una mano, ayudándoles con las ventas a plazo, a crédito y por club que son únicas en el departamento de Antioquia. En el Centro de Medellín el 70% de las ventas se hacen con el fiado y esa es una de las formas en las que también crecen las ventas y que ayudan al fortalecimiento de la estructura comercial.


¿Entre los 50 sectores que tiene Fenalco cuál es el de mayor potencial de crecimiento?


Yo diría que sigue siendo de un gran potencial de crecimiento el sector vinculado a la tecnología, a los equipos de cómputo y la informática, porque si bien es bastante aceptable la cobertura hay un hecho que  aumenta su potencial de crecimiento y es que la tecnología de punta se va actualizando de mes a mes y es de una velocidad extraordinariamente asombrosa y hay una gran disposición del consumidor nuestro a tener la tecnología como una herramienta de vida, de estudio y de trabajo.


¿Cómo es la relación del gremio con el Gobierno regional y local?


La relación es excelente y se basa en que tenemos muchísima claridad en los principios, en los valores de nuestra gestión y en la altísima representatividad que hacemos de nuestros sectores. La relación es muy buena con la Alcaldía de  Medellín particularmente, con las otras 125 alcaldías con todos tenemos comercio, pero con la de Medellín es de muchísimo entendimiento como debe ser la relación de los gremios con las entidades públicas, es de trabajo en equipo, de tener esa identidad en el desarrollo social y económico, igualmente el poder ser ejecutores y operadores de proyectos que tiene la Alcaldía en desarrollo económico, turismo, salud y educación; pero también hay momentos en los cuales nos toca manifestar posiciones en los que se deben tutelar los intereses patrimoniales de nuestros empresarios con mucha claridad, y por fortuna en esta Administración hemos recibido mucha aceptación.


Y con el Gobierno Departamental igualmente tenemos relaciones muy cercanas, muy cordiales, de trabajo en equipo, sobre todo por nuestro compromiso de presencia en las subregiones del departamento. Fenalco Antioquia tiene dos gerencias regionales una en Rionegro para atender los 23 municipios del Oriente y otra en Apartadó para los once municipios del Eje Bananero.



Tiro al blanco

Sergio Ignacio Soto se sometió al “Tiro al blanco” y esto fue lo que contestó:


Juan Manuel Santos: político.


Álvaro Uribe: líder.


Cecilia Álvarez Correa: ejecutiva.


Dian: resta.


ProColombia: crecimiento.


Aníbal Gaviria: triunfador.


Sergio Fajardo: futuro.


Comercio: servicio.


Competitividad: eficiencia.


Gremio: fuerza.


Fenalco: mejor.


Guillermo Botero: gerente.


Sergio Ignacio Soto: energía.