Política

Without untouchables in justice
Sin intocables en la justicia
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
11 de Abril de 2015


Los vicepresidentes tendrán las mismas inhabilidades de los presidentes. La semana entrante seguirá el quinto debate a la reforma de Equilibrio de poderes en la Comisión Primera del Senado.



La próxima semana continuará en la Comisión Quinta del Senado la reforma constitucional al Equilibrio de Poderes.

Los magistrados de las altas cortes no sólo serán juzgados por su comportamiento personal sino también por sus fallos, al tiempo que el vicepresidente que aspire a la Presidencia de Colombia sólo tendrá una inhabilidad de un año antes de la elección.


Estos dos fueron los asuntos de mayor controversia en la primera semana de estudio de la reforma al Equilibrio de poderes, que fue considerada en su quinto debate y en segunda vuelta en la Comisión Primera del Senado.


La iniciativa fue debatida entre el martes y el jueves de esta semana, pero su texto no fue evacuado en su totalidad, por lo cual se proseguirá el martes de la semana entrante.


Durante esos tres días también la Comisión Primera del Senado aprobó la eliminación de la reelección presidencial, que es el eje fundamental de esta reforma.


También avanzó la asignación de curules en el Senado, la Cámara de Representantes, las asambleas departamentales y los concejos municipales para los candidatos que obtengan la segunda mayor votación en las elecciones a la Presidencia y Vicepresidencia, a gobernaciones y alcaldías, respectivamente. 


Igualmente el Contralor General de la República será elegido por el Congreso en pleno de lista de elegibles conformada por convocatoria pública y no podrá ser reelegido.


El vicepresidente


Luego de más de cuatro horas de discusión y estudio del acto Legislativo del Equilibrio de poderes, la Comisión Primera del Senado aprobó el pasado jueves que el Vicepresidente de la República tendrá el mismo fuero del Jefe de Estado, lo que se suma a la no reelección y la eliminación del Consejo Superior de la Judicatura, entre otros asuntos.


Esta célula de asuntos constitucionales se concentró ese día en discutir y pasar al tablero el rol del Vicepresidente, en el marco de la democracia colombiana y la cercanía de las elecciones regionales de octubre.


Por once votos a favor y siete en contra se aprobó un artículo que dice así: “Corresponde al Senado conocer de las actuaciones que formule la Cámara de Representantes contra el Presidente de la República o quien haga sus veces, contra el Vicepresidente de la República y contra los miembros de la Comisión de Aforados; aunque hubieran cesado en el ejercicio de sus cargos. En este caso, será competente para conocer los hechos u omisiones ocurridos en el desempeño de los mismos”.


Además, esa Comisión abordó por más de dos horas la construcción del Tribunal de Aforados, que reemplazaría a la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes.


“El objetivo de esta nueva instancia es fortalecerla con la figura de medidas cautelares para el funcionario investigado, mientras se desarrolla el proceso. La idea es que no afecte la investigación, ni la institución donde el funcionario preste sus servicios”, dijo el senador Juan Manuel Galán, presidente de la Comisión Primera del Senado.


La Oficina de Prensa de esta corporación legislativa dijo adicionalmente que durante el debate se presentó una aguda controversia entre el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo Burgos, y la senadora Claudia López, del Partido Verde, por la alteración del contenido de la ponencia consensuada, en el punto sobre el fuero al Vicepresidente, que posteriormente se despejó con la aprobación del artículo que le otorgó el mismo fuero del Presidente de la República.


Otro bonche que se registró por los cambios en la ponencia para la inhabilidad de los vicepresidentes cuando aspiran a ser jefes del Ejecutivo, afectó la tranquilidad del uribista Centro Democrático, CD.


En ese partido y por ese tema se presentaron divergencias entre la temperamental senadora Paloma Valencia y el máximo líder del CD y su jefe político Álvaro Uribe.


Mientras que la congresista caucana era una de las promotoras de inhabilitar al vicepresidente con cuatro años antes de una elección presidencial, Uribe se opuso.


Paloma Valencia amenazó incluso hasta con irse del Centro Democrático.



Sin inviolabilidad judicial

La denuncia que realizó la senadora del Partido Liberal, Viviane Morales, según la cual en la segunda ponencia del Proyecto de Equilibrio de poderes había un verdadero orangután que consagraba la “inviolabilidad judicial” para los magistrados de las altas cortes y el Fiscal General, surtió efecto y fue acogida por la Comisión Primera del Senado.


“Para mí es muy grato y celebro enormemente que el debate que se ha dado después de mi denuncia llevara a que los ponentes y el Gobierno echaran atrás ese esperpento de la inviolabilidad judicial que contenía el Artículo 178-A y que convertía a los magistrados en intocables”, precisó la senadora Morales.


Destacó que es loable el debate dado en torno al tema porque llevó a la reflexión y a que se le diera un giro de 180 grados a la manifiesta inviolabilidad.


Para la Senadora era inaudita la inviolabilidad de dichos funcionarios porque con esto se permite la irresponsabilidad absoluta de las decisiones judiciales que tomaran, pues aunque dictaran una providencia manifiestamente contraria a la ley (prevaricato) o injusta (abuso de autoridad) no podían ser investigados, juzgados y menos condenados.


El nuevo artículo es claro en que los magistrados de la Corte Constitucional, la Corte Suprema de Justicia, el Consejo de Estado y el Fiscal General de la Nación serán responsables por cualquier falta o delito cometido en el ejercicio de sus funciones.