Columnistas

La escuela más allá del Día “E”
Autor: María Victoria Angulo
2 de Abril de 2015


Es innegable que el Día E marcó un hito de inquietudes, incentivos y acciones. Como comento coloquialmente, hasta un médico que visité ese día me preguntó por qué sus hijos no iban al colegio durante la jornada.

El Día de la Excelencia Educativa (Día E) fue establecido por decreto en 2015 y es una de las apuestas del Gobierno para fortalecer la calidad de la educación en Colombia.


La escuela como escenario de aprendizaje, diálogo y participaciónva más allá de los muros y más allá de un día. Todos los días deben ser E: entender al sector, valorarlo, encontrarnos con la comunidad y hacer de la educación una experiencia significativa. Además de los docentes, directivos y estudiantes, debe involucrar a las familias, comunidad y agentes “externos” que impactan en los aprendizajes de los niños. Sin embargo, esta noción, que no ha logrado ser clara para muchos,ha llevado a fraccionar el tránsito por el proceso educativo y a asignar culpas por el éxito o fracaso escolar.


Es necesario reconocer que la escuela no puede sola ni soluciona por sí misma la situación de exclusión social, es función de todos rodearla y hacer del Día E un motivo para aportar respetuosamente a la construcción del sueño de la escuela, no solo para avanzar en un indicador, como lo es el Índice Sintético de Calidad, sino para dar pasos hacia la renovación de su enfoque de formación para la vida y la paz. La escuela puede hacer esfuerzos para fortalecer la diversidad, contribuyendo a democratizar oportunidades de formación y a combatir la exclusión. 


“El Índice al que se hace mención cuenta con variables relacionadas con los resultados de las pruebas Saber (3°, 5°, 9° y 11°) en progreso, desempeño, eficiencia y ambiente escolar usando una escala de 1 a 10. El reporte, entregado a cada institución educativa con información personalizada, constituye un instrumento para medir las capacidades de mejoramiento y los avances y acciones de las instituciones”, define el Ministerio de Educación.


Según la normatividad colombiana, ya existen espacios institucionales que invitan a la reflexión antes que el Día E. En algunas instituciones dichos espacios se han utilizado para diligenciar formatos y resolver problemas coyunturales;en otras, han sido oportunidades de cambio. Según la rectora de la Institución Gustavo Rojas Pinilla, “El día E permite mirar cómo estamos en calidad, pero no se deben desconocer las necesidades de los maestros y espacios como las jornadas pedagógicas, semanas de desarrollo institucional que ya existen. Lo que se hace hoy nuestra institución lo ha venido haciendo desde hace varios años”. 


En algunos países se desarrollan jornadas similares. Brasil, específicamente el estado de Minas de Gerais, invita periódicamente a realizar días “E” durante el año y cuenta con un equipo de pedagogos que, además de generar la conversación de un día, acompañan a las instituciones en sus transformaciones.Las reflexiones en la escuela deben ser permanentes, atendiendo a las necesidades y metas de aprendizaje de los estudiantes que les permitan reconocerse y proyectarse. Esto, por supuesto, no se logra en un día. 


Si bien el Día E es una oportunidad desde varias aristas, se debe reconocer la importancia del acompañamiento en su desarrollo, ampliarlo hacia el aprovechamiento de los escenarios existentes y enmarcarlo en un programa que permita la formación continua de docentes y la generación de una comunidad de aprendizaje. Como expresa la coordinadora de la institución Juan XXIII, “Todos los días en la institución deberían ser Día E”.


Los planes de mejoramiento que se emprendan serán realizables por la voluntad de maestros y directivos, pero también por esquemas de inversión distintos que permitan mejorar las condiciones de  enseñanza, invertir en ambientes yabordar las reformas estructurales requeridas para hacer de la docencia una profesión reconocida, valorada y hacedora de las transformaciones en educación.


** / Directora Ejecutiva


Fundación Empresarios por la Educación


“La Fundación Empresarios por la Educación es una organización de la sociedad civil que conecta sueños, proyectos, actores y recursos del sector empresarial, para contribuir al mejoramiento de la calidad educativa”.