Economía

End of European milk quotas threatens Colombian market
Fin de cuotas lácteas europeas amenaza mercado colombiano
1 de Abril de 2015


La producción de leche es la actividad agraria más importante en casi todos los países de la Unión Europea.


Redacción Economía


"Por primera vez en 30  años, los productores responderán sólo a las fuerzas del mercado”, declaró el comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan, ante el fin del régimen de cuotas creado en 1984 con el fin de limitar el gasto público y controlar la producción, con lo cual estabilizaba los precios e ingresos de los productores. 


De acuerdo con la Comisión Europea, el objetivo del cambio es permitir a los productores responder a la creciente demanda global de productos lácteos y poder competir frente a terceros países, en particular en los mercados asiáticos, donde se estima que aumentará más el consumo en los próximos años. No obstante, el mercado colombiano también está alerta de los posibles efectos de esta medida proveniente del otro lado del charco. 


“Tanto para Colombia como para todos los países del continente hay una amenaza en la medida en que nos vamos a enfrentar a una mayor competencia por parte de productos lácteos europeos y países que van a tener un incentivo adicional a la exportación”, sostuvo el director ejecutivo de Asoleche, Jorge Andrés Martínez Marín. 


“Nosotros no tenemos un sistema de cuotas pero sí tenemos un sistema de precios mínimos para la compra de la leche, lo cual hace que el sistema sea ineficiente”, agregó Martínez Marín en referencia al modelo establecido en 2002 como parte de un proceso para llegar a un mercado abierto, mucho más competitivo, “y esa es la situación a la que nos vamos a enfrentar con el desmonte de las cuotas de la Unión Europea”. 


Competitividad a prueba


“Ahora somos competitivos en los mercados de precios a nivel global, el intervencionismo está en un nivel que no incentiva los excedentes de producción y podemos exportar el 11% de nuestra producción de leche sin ningún tipo de subsidios”, indicó el comisario europeo Hogan. 


De acuerdo con el presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie, “todas esas leches que no son competitivas para el mercado europeo vendrán a ser competitivas en el mercado colombiano”. 


Lafaurie advirtió que no en el corto, pero sí el mediano plazo, en referencia puntual al 2026, producir leche en la alta zona competitiva del norte de Italia o de Alemania y en Ubaté van a ser la misma “vaina”, y saldrá airoso el que tenga mayor capacidad. 


Por su parte, el director ejecutivo de Asoleche reconoció como una realidad que el sector lácteo cada vez está más interrelacionado con países competitivos en producción de leche.


“Lo importante es tener un planteamiento estratégico sobre hacia dónde va el sector y cómo vamos a enfrentarnos a esa competencia cada vez más ardua en el ámbito internacional”, señaló Jorge Andrés Martínez Marín. 


De acuerdo con Martínez Marín, Colombia es un país autosuficiente en producción de leche. Aseguró que tanto las compras internas como externas continúan en crecimiento en el tiempo, en la medida en que se desarrollan los acuerdos comerciales vigentes y períodos de desgravación, “que nos llevarán en el corto tiempo a un escenario de libre mercado”.



Fórmula de precio base

Tras la solicitud del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural al Consejo Nacional Lácteo de evaluar y ajustar la fórmula que define el precio base del litro de leche cruda que se paga al productor, la Comisión de Precios de dicho organismo espera tener al 30 de abril un informe sobre el comportamiento de los principales indicadores y la propuesta de ajuste a la fórmula. Los gremios reunidos han realizado una retrospectiva, entre otras, sobre los aspectos que afectan la competitividad del sector, en especial en lo que tiene que ver con las variables asociadas al mercado externo, inventarios nacionales y a la estructura de costos de producción.


Por otra parte, la comisión consideró necesario plantear propuestas de mecanismos que permitan descongestionar el mercado, ubicar productos en el mercado internacional y mejorar la asistencia técnica integral a los productores.