Economía

Tourism does not land on Nuquí and Bahia Solano
El turismo no aterriza en Nuquí y Bahía Solano
Autor: Duván Vásquez
31 de Marzo de 2015


Los aeropuertos Reyes Murillo y José Celestino Mutis tienen daños en sus pistas de aterrizaje, por lo que las aerolíneas han suspendido sus vuelos y otras los han disminuido.

1

Foto: Cortesía 

Bahía Solano, al igual que Nuquí, atrae a miles de turistas cada año por el avistamiento de ballenas en la temporada de julio-octubre.

Esta situación se presenta debido a que los viajeros no tienen facilidad de acceso a esos territorios, porque, en el caso de Nuquí, las aerolíneas ADA y Satena tienen suspendidos sus operaciones a ese municipio de manera indefinida, lo que deja sólo la operación no recurrente de viajes charter de Searca, con unos catorce pasajeros máximo, o por transporte de más de 26 horas en barco desde Buenaventura, Valle del Cauca.


Por tal razón, la temporada de Semana Santa es un gran motivo de reflexión para  Guillermo Gómez, gerente del hotel El Cantil en Nuquí, ya que sus clientes son en un 70% extranjeros y un 30% nacionales que dejaron “cifras interesantes” en materia de ingresos el año pasado, pero que ahora “están totalmente afectadas porque tenemos la demanda, pero no tenemos como traer los pasajeros”.


El aeropuerto Reyes Murillo de Nuquí presenta huecos y grietas en su pista de aterrizaje.


“Nosotros vamos a ver en esta Semana Santa -que ya está rodando- un impacto de una disminución en la ocupación de 75 puntos. Nosotros siempre hemos tenido un 100%, especialmente del miércoles en adelante”, señaló Gómez, quien agregó que, por ejemplo, el hotel Punta Brava tendrá una ocupación de 0% porque no logró conseguir tiquetes aéreos para los clientes.


Al respecto, Josefina Klinger, directora de la Corporación Mano Cambiada y operadora de Satena en Nuquí, manifestó que las aerolíneas no desean volar porque “la pista está muy deteriorada” en el aeropuerto Reyes Murillo.


“Primero salió ADA y luego Satena”, dijo Klinger, quien adujo, además, que con esta última habría posibilidad de regresas si reparcharan un poco la pista de aterrizaje hasta que se terminen los trabajos, pero la Aeronaútica Civil pretende desarrollar obras que tomarán varios meses.


Por el lado de Bahía Solano la situación es casi igual de crítica, porque ADA también canceló su itinerario. Sin embargo, Satena, a pesar de que hace unos meses frenó la operación por falta de un avión que se adaptara a las condiciones y no pusiera en riesgo a los tripulantes y pasajeros, tiene dos vuelos diarios con catorce viajeros cada uno, que van desde Medellín al aeropuerto municipal José Celestino Mutis y desde allí a Quibdó, como lo confirmó su gerente en esa región, Aída Abadía.


“Estamos operando normal. Cuando empiecen a arreglar el aeropuerto es cuando no sabemos qué va a pasar”, afirmó la Gerente.


De todos modos, con los menores vuelos llegan pocos turistas, lo que ha mermado, según el propietario Aicardo Restrepo, un 80% la ocupación de La posada de don Aí en Bahía Solano, que es el reflejo de otros hoteles.


Razón por la que Restrepo señaló que no va a “enganchar” a trabajadores temporales. Al igual que él, el gerente de El Cantil confirmó que no contratará a un 15% de empleados provisionales, despedirá tres fijos y ha dejado de demandar hasta un 75% de los productos que les proveen en los territorios aledaños.


En este momento se mantiene la preocupación en la economía de esos dos municipios, ya que en promedio cada visitante deja $1’500.000 y los operadores mueven más de $9.000 millones en la región.



Recursos para el aeropuerto

La Aeronáutica Civil confirmó que el Gobierno Nacional destinó más de $4.048 millones para la repotenciación de la infraestructura del aeropuerto Reyes Murillo de Nuquí.


Los recursos estarán dirigidos a la repavimentación en concreto asfáltico y señalización de los 930 metros de longitud que tiene en este momento la pista de aterrizaje del aeropuerto. Los pliegos para la adjudicación ya están publicados.


Por el lado del aeropuerto José Celestino Mutis de Bahía Solano, que tiene una pista de 1.200 metros, habrá unas obras prioritarias para mejorar sus condiciones, como lo anunció Carlos García, director de Invías, pero aún no se han conocido los recursos destinados.


En ese sentido, las poblaciones de esos dos municipios no están conformes, porque las obras se harán justo en la temporada de avistamiento de ballenas entre julio y octubre, que “es cuando el turismo de la región gana el año”, dijo Guillermo Gómez.





Comentarios
1
Carlos
2016/05/11 06:25:54 pm
Como gerente Del Hotel Nuquimar en el municipio de Nuqui, debo informar a la comunidad que desee viajar al destino, que ya la aerolínea Satena esta prestando los servicios para llegar a este paradisíaco lugar y sus maravillosas Playas. De hecho existe un proyecto para volver a ampliar la pista de aproximadamente $7,800 Millones de pesos, esto traerá a este municipio aviones de mayor capacidad de pasajeros mejorando así la oferta para este destino.