Economía

Greece awaits response from the European Commission
Grecia espera respuesta de la Comisión Europea
30 de Marzo de 2015


Para solucionar la crisis económica que atraviesa Grecia, este viernes su Gobierno presentó las propuestas para pagar sus deudas.


Foto: EFE 

La canciller alemana Angela Merkel ha sido uno de los personajes más críticos de la situación griega. Sin embargo, el primer ministro griego Alexis Tsipras presentó su plan de reformas para superarla.

Redacción Economía - EFE


El primer ministro griego Alexis Tsipras aseguró que el problema de liquidez que atraviesa actualmente el Estado podrá resolverse una vez que se llegue a un acuerdo con los socios de la eurozona y recalcó que sus propuestas de reformas no incluyen medidas que profundicen la recesión.


El líder izquierdista se mostró optimista de que el problema de liquidez podrá solucionarse “inmediatamente después de que se llegue a un acuerdo” con los socios. Pero, según fuentes de la Comisión Europea, Grecia tan sólo tiene liquidez hasta el 8 de abril; algunos medios británicos señalaban el 20 de abril como fecha límite.


Pese a que la situación es precaria, Tsipras insistió en que no aplicará medidas recesivas como recortar salarios y pensiones, ni tampoco facilitará los despidos masivos, pues empeoraría la crisis social. “No hay persona seria hoy en Europa que afirme que los problemas económicos de Grecia pueden resolverse si recortamos más las pensiones o si procedemos a despidos masivos”, dijo el primer ministro.


Tsipras recalcó que el Gobierno ha acometido ya con “enérgicas” medidas como uno de sus principales objetivos que es la lucha contra la corrupción y el clientelismo; y negó que haya planes para sustituir al ministro de Finanzas, Yanis Varufakis, de quien dijo “es uno de los miembros claves del Gobierno”.


“Por supuesto, hay fuerzas en Grecia y en el extranjero a las que le gustaría ver un cambio en la estrategia de negociación del Gobierno para que regrese al antiguo memorando (programa de rescate), pero ese escenario es de ciencia ficción mientras Tsipras esté al frente del Ejecutivo”, agregó.


Por su parte, Varufakis recalcó que las reformas que han presentado a los socios de la eurozona no contienen ninguna medida que acentúe la recesión. “La negociación continúa hora tras hora. No habrá ninguna medida recesiva, ni tampoco se aumentará el IVA”, insistió Varufakis, para añadir que el Gobierno ha presentado un “programa integral que permitirá tener en 2015 un superávit primario del 1,5% del PIB”.


Reconoció, no obstante, que para ello habrá que resolver con rapidez el problema de liquidez de la economía. “Tenemos la soga al cuello”, admitió.


El Gobierno concluyó el viernes su nueva lista detallada de reformas, en las que, según fuentes gubernamentales, se incluyen 18 medidas que permitirán al Estado ingresar 3.000 millones de euros. La lista está siendo analizada en la capital belga por el denominado Grupo de Bruselas.


Bajaron las calificaciones


La agencia de calificación Fitch ha rebajado la calidad de la deuda griega a largo plazo de “B” a “CCC”, y la solvencia a corto plazo, de “B” a “C”, debido a las crecientes dificultades de acceder a los mercados y las perspectivas inciertas sobre un desembolso anticipado del rescate. Según informó la agencia en un comunicado, la evaluación techo queda establecida en “B-” desde “BB”.


La rebaja obedeció además a que los estrechos márgenes de liquidez del sector bancario nacional “han puesto bajo presión extrema” la financiación del Estado griego.



La troika pone en duda el superávit

La troika, constituida por Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), descarta que Grecia sea capaz este año de generar un superávit primario en los presupuestos generales en contra de lo previsto inicialmente, por lo que el país podría necesitar una ayuda adicional de hasta 30.000 millones de euros o incluso más.


Inicialmente estaba previsto que el superávit de ingresos sobre los gastos -pago de intereses aparte- fuera del 3% del PIB.


Los expertos estiman un agujero adicional de entre 10.000 y 20.000 millones de euros.


Esta suma debería quedar compensada en un tercer paquete de asistencia financiera a Grecia, cuyo volumen podría superar los 30.000 millones de euros.




Empresas griegas se rinden al soborno

El Gobierno de Atenas se ha propuesto acabar con el sistema de sobornos en la vida cotidiana y de las empresas extranjeras en Grecia, pero por ahora no tiene iniciativas concretas para atajar la corrupción que practican industriales helenos en otros países.


La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) publicó recientemente un informe en el que critica la falta de determinación de los sucesivos gobiernos griegos en la lucha contra el soborno de sus empresas en el extranjero y señaló que con esta actitud, Grecia da la impresión de que “el soborno en el extranjero es un medio aceptable para conseguir contratos y mejorar la economía griega”.


El informe se refiere a siete empresas de los sectores de la construcción, energía y de loterías que están siendo objeto de investigación, sin que hasta ahora se haya cerrado ninguno.


Si bien es cierto que las empresas helenas que tienen negocios fuera son pocas en comparación con las actividades de compañías extranjeras en este país (sólo el 0,3% de las exportaciones de la Ocde proceden de Grecia), el informe lamenta que Atenas haya centrado sólo su atención en la corrupción doméstica.