Columnistas

Tributaci髇 y pobreza
Autor: Abelardo Ospina L髉ez
28 de Marzo de 2015


Con el fin de aumentar la inversi髇, est醤 recomendando bajar la carga tributaria a las empresas y acrecentar la base fiscal, gravando a las personas naturales e imponer impuestos a los dividendos.

Según Ámbito Jurídico de 25/I/2015, “la nueva reforma tributaria, consagrada en la Ley 1739 del 23 de diciembre, creó el impuesto a la riqueza, cuyos sujetos pasivos son las personas naturales y jurídicas que el 1 enero/2015, posean riqueza igual o superior a 1.000 millones de pesos. En cuanto al impuesto sobre la renta para la equidad, su tarifa para el período 2013-2015, será del  9% y desde el 2016, una parte se destinará a la Educación Superior y otra, al financiamiento de la atención a la primera infancia.” Y desde el 2018, habrá sanciones por inexactitud para quienes omitan activos y declaren pasivos inexistentes, que equivaldrá al 200% del mayor valor del impuesto, a cargo. 


“Colombia debe centrarse ahora en diversificar su economía, aumentar el recaudo y atraer la inversión. ¿Cómo? No tomando medidas de corto plazo sino disminuyendo los impuestos a la inversión y aumentando la base de tributación. La recomendación es, disminuir la carga tributaria a las empresas para que se animen a invertir y sigan generando empleo y dinamismo en la economía”. María Alejandra Medina en El Espectador de 21/I/2015.


(Si en alguna parte fastidia mayúsculamente la corrupción, es en la atrayente e importante  Administración de justicia. Si por allí ha de darse “esa gangrena”, estaremos perdidos en todos los frentes del suceder nacional.) 


“En Grecia, con 25,8% de desempleo y una deuda pública del 177% del producto interno bruto, en el 2009, los hogares vieron caer sus ingresos un 40%, por ello se ha dicho que la población vive en la pobreza; un 25% no tiene cobertura sanitaria y ¡horrible!, más de la mitad de los jóvenes, está desempleada. Más claro: 40% cayeron los ingresos de los 11 millones de griegos desde el 2009 y el 25% de quienes están en edad de trabajar, actualmente andan desempleados. Algo similar padece España.(El Tiempo el 22/I/2015).


Se sostiene que España lidera la desigualdad social en Europa y tendrá 18 millones de pobres en 2022. Una población envejecida, empobrecida y desestructurada, con 4 de cada 10 personas por debajo del umbral de la pobreza y una brecha social casi imposible de cerrar, la caracteriza. Reiteran los politólogos que fueron las clases altas las que han logrado “engordar” sus ingresos, a ritmo estrafalario y, provocado que la tal brecha se haya disparado hasta situar a España en el primer lugar, entre 27 países miembros de la UE, con mayor desigualdad.  


Y ahora, para colmo de males, la prensa se nos ha venido con este desaliento: “La pobreza no cede en los países de América Latina”. “Por hoy, tenemos 165 millones de personas en situación de pobreza: el grupo de colombianos que vive en condiciones de indigencia, supera el 9%. La meta para el 2.018, es reducir ese porcentaje al 5%”. ¡Dios lo quiera!