Fútbol en el Mundo

The return is close
El regreso está cerca
25 de Marzo de 2015


La vuelta de James Rodríguez a la competencia se dará en un momento crucial para el Real Madrid, después de perder el liderato de la Liga española y con el reto de los cuartos de final de la Liga de Campeones por delante ante el Atlético, 14 y 22 de abril.


Foto: EFE 

James Rodríguez volvió a los trabajos de campo.

EFE


James Rodríguez, centrocampista internacional colombiano del Real Madrid, dio un paso en firme hacia su regreso a los terrenos de juego, al comenzar a trabajar junto a sus compañeros en la ciudad deportiva de Valdebebas tras la fractura que sufrió en el quinto metatarsiano del pie derecho.


James cayó lesionado el 4 de febrero, en el partido de Liga en el estadio Santiago Bernabéu ante el Sevilla, y fue operado un día después en el hospital Quirón de Murcia.


Tras completar el plan de recuperación individual, el colombiano vivió ayer un día feliz en La Ciudad Real Madrid, donde trabajó al mismo ritmo que los pocos integrantes de la primera plantilla que no han sido llamados por sus selecciones.


Álvaro Arbeloa, Nacho Fernández, Asier Illarramendi y Jesé Rodríguez fueron los jugadores que se entrenaron junto a James, en un grupo sin los 17 internacionales de la primera plantilla que fue reforzado por los canteranos Aleix Febas, el chileno Benjamín Kuscevic y José Carlos Lazo.


En las dos próximas semanas, James podrá ganar tono físico para reaparecer el domingo 5 de abril en el estadio Santiago Bernabéu ante el Granada, si el técnico italiano Carlo Ancelotti le ve preparado y decide cubrir con el colombiano la baja por sanción de Isco Alarcón.


Mientras que el único portero disponible, Fernando Pacheco, completó un entrenamiento específico, el resto de jugadores realizaron, según informa la web del Real Madrid, estiramientos, ejercicios de potenciación muscular y con balón, y partidos de “futvoley”, antes de terminar disputando encuentros en reducidas dimensiones con pequeñas porterías.



Un mal momento

Un triste capítulo se vivió el lunes en la ciudad deportiva de Valdebebas, adonde llegaron los jugadores del Real Madrid tras su derrota del domingo en el clásico ante el Barcelona (2-1), generándose un incidente con aficionados que increparon a Gareth Bale y Jesé, antes de llevarse la reprimenda de Sergio Ramos.


No superaban la decena el número de aficionados que de madrugada esperaban a ver la salida de los jugadores del Real Madrid en sus coches con dirección a su domicilio. La tensión llegó cuando dos de esos aficionados increparon con malas formas e insultos al galés Gareth Bale y Jesé Rodríguez.


Tras golpear sus coches, los graves insultos provocaron que Jesé parase e incluso bajase la ventanilla para escuchar acusaciones de falta de entrega y salir menos de noche, como captaron las cámaras, pero el canterano del Real Madrid pensó su reacción y acabó marchándose.


El siguiente coche en salir era el del capitán Sergio Ramos, quien tras pitar para que pusiesen fin al incidente, paró e increpó las formas a los aficionados madridistas. “¿Cuál es el problema?, ¿tú crees que esa es la actitud?”, preguntó el capitán blanco.


“El equipo ha dado la cara, cuando perdemos lo hacemos todos igual que cuando ganamos. Hay que estar en las malas también”, recriminó antes de marcharse del lugar del suceso donde la presencia de un miembro de seguridad no impidió los incidentes.