Fútbol en el Mundo

The goal was left very compromised
El objetivo quedó muy comprometido
Autor: Andrés Felipe Bedoya Serna
24 de Marzo de 2015


La cuarta jornada del Hexagonal final del Sudamericano sub-17 se disputará este jueves, con los partidos Colombia vs Ecuador (3:50 p.m.), Paraguay vs Brasil (6:00 p.m.) y Argentina vs Uruguay (8:10 p.m.).



Colombia fue incapaz de superar a un combinado argentino que llegó a siete puntos y está prácticamente asegurado para el Mundial de Chile.

EFE

La selección Colombia sub-17 dejó escapar una gran oportunidad para resarcirse y seguir soñando con el Mundial de la categoría, al igualar ayer a un tanto ante Argentina en su tercera salida en el Hexagonal final del Sudamericano. Un empate con sabor a derrota para los nuestros, que venían de dos derrotas consecutivas.



Colombia se quedó sin margen de error, porque solamente ostenta un punto y además tiene una diferencia de gol muy negativa (-5), por lo cual está al borde de la eliminación. La tricolor deberá vencer en sus dos confrontaciones venideras, ante Ecuador y Brasil, y esperar otros resultados para quedarse con uno de los cuatro cupos para la Copa del Mundo , en Chile. El equipo nacional tuvo un muy buen inicio de partido ayer. De entrada salió con todo en busca del gol, que llegó en el minuto 24 por intermedio de Jorge Carrascal, quien definió de manera impecable tras una buena combinación con Juan José Calero. El combinado patrio redondeó un buen primer tiempo, ante una Argentina que careció de profundidad. Pero en la segunda mitad el conjunto gaucho consiguió rápidamente la paridad, con un remate de afuera de Matías Roskopf. Colombia no supo asimilar ese golpe y a partir de ahí perdió la esférica y fue presa del desespero. Pasaron los minutos y con ellos se fue la esperanza nacional de lograr la victoria. La única ocasión para convertir en la segunda parte llegó de los pies del creativo John Wilmar Arango, con un remate que se estrelló rebeldemente contra el palo. Colombia no ha podido sobresalir en el torneo, en el que apenas ha ganado un partido de siete disputados.



.