Mundo deportivo

For a good cause
Por una buena causa
12 de Marzo de 2015


La fundación Mónica Uribe realizará este domingo la cuarta versión de la Carrera Recreativa Corre por Amor con el objetivo de promover la inclusión social y ayudar a las personas que tienen la enfermedad espina bífida.


Foto: Cortesía 

Las inscripciones para la carrera, que comenzará a las 9 de la mañana, estarán abiertas hasta minutos antes de iniciar la competencia y se podrán hacer en la sede de la fundación Mónica Uribe ubicada en el sector Estadio.

Redacción EL MUNDO


Una carrera para todos, donde lo más importante es divertirse en familia y apoyar el bienestar de más de 360 niños y jóvenes que hacen parte de la fundación Mónica Uribe, es lo que este domingo se podrá vivir en las calles de Medellín.


Esta cuarta versión de la Carrera Recreativa Corre por Amor también busca fortalecer a la ciudad en la organización y promoción de eventos destinados a las personas con algún tipo de discapacidad. 


Asimismo, para Sonia Uribe, directora de la Fundación, una de las cosas más bonitas de esta competencia es ver en una misma calle personas de todas las edades y condiciones físicas compartiendo a través del deporte el apoyo a una bonita causa.


“Qué mejor manera de trabajar por la inclusión social que tener una carrera que es la única que les da la posibilidad de competir a las personas con discapacidad en la misma ruta y llegando a la misma meta que los deportistas”, afirma Uribe, quien además espera que este domingo participen personas sin importar su condición. 


“Lo importante es que todos corran con el corazón. Queremos que se den cuenta que todos tenemos derecho a correr por el mismo camino”, agrega la directora.


Precisamente, esa participación de personas de todas las condiciones, permitió uno de los momentos que con más cariño y alegría recuerda Sonia durante la carrera del año pasado. 


“Alejandro, uno de nuestros jóvenes que se entrenó para competir en la categoría de siete kilómetros, cuando terminó la competencia me dijo que había logrado llegar a la meta gracias a la ayuda de un atleta quien al verlo muy cansado en la silla de ruedas lo empujó unas cuadras para poder llegar al final”. 


Como es tradicional la carrera contará con dos recorridos, uno de siete kilómetros y otro de tres, en los que los participantes inscritos contarán con varios puntos de hidratación y alimentación. La salida y la llegada de ambos tramos será en el sector de la estación Estadio del Metro (calle 47D N. 70-83). 


La carrera, que cuenta con el apoyo del Inder y de Indeportes, también será la oportunidad para que los niños y jóvenes de la fundación Mónica Uribe disfruten de vivir una competencia, además los recursos recolectados serán destinados para el fortalecimiento de los programas y proyectos para los niños de la institución.


“Ellos disfrutan mucho de este tipo de eventos, antes de la carrera nosotros les vemos la cara de felicidad porque para ellos es muy gratificante correr, además les ayuda a la socialización ya que comparten con otros niños. También les mejora su autonomía debido a que ellos mismos se suben o bajan de la silla y corren largos trayectos solos”, afirma Beatriz Eugenia Gallego, docente de la fundación Mónica Uribe.



Espina bífida

La fundación Mónica Uribe trabaja desde hace 15 años en el desarrollo integral de las personas con espina bífida, desarrollando programas de acompañamiento y habilitación orientados a potencializar su autonomía e inclusión social. Esa enfermedad es una malformación congénita del tubo neural y se presenta en la tercera semana de gestación. Es un daño irreparable y degenerativo que se presenta en la columna. Entre las consecuencias que trae están: deficiencia renal, debilidad muscular, dificultad para movilizarse y algunas personas pueden presentar hidrocefalia. Es una discapacidad muy compleja pero que se puede prevenir en más de un 70% con el consumo de ácido fólico.