Economía

The tunnel of the Linea will be ready in November of 2016
El Túnel de La Línea estará listo en noviembre de 2016
Autor: Olga Patricia Rendón Marulanda
12 de Marzo de 2015


La Unión Temporal Segundo Centenario (Utsc), consorcio conformado por once empresas, tiene el encargo desde 2008 de la construcción de 27 kilómetros con 23 puentes y 19 túneles, uno de ellos de 8,6 kilómetros más conocido como el Túnel de La Línea.

El Gobierno Nacional llegó a un principio de acuerdo con la Utsc para concluir las obras del proyecto Cruce de la Cordillera Central -Túnel de La Línea- con una inversión de $327.000 millones y 20 meses más.


Así lo explicó la ministra de Transporte, Natalia Abello Vives, quien acompañada por el director general de Invías, Carlos García Montes, precisó que este es un acuerdo de voluntades que incluye unos compromisos que permiten reiniciar las obras y acelerar el proyecto, con la garantía de los recursos para ello.


“El compromiso del contratista  es que las obras se ejecuten en el plazo del contrato, esto es el 30 de noviembre del 2016,  sin más ampliación del plazo contractual”, enfatizó Abello Vives.


Como resultado del acuerdo, todos los recursos necesarios para ejecutar las obras estarán administrados por una fiducia, que el consorcio tiene plazo de abrir hasta el 18 de este mes, y se destinarán exclusivamente para ejecutar el proyecto y cumplir con la fecha pactada, garantizando así que el proyecto contará con los recursos para adelantar y ejecutar las obras.


Los recursos con los que contará el contratista ascienden a $327.000 millones y tienen origen en las siguientes fuentes: “primero, la compañía de seguros del contrato desembolsará $30.000 millones; segundo, recursos del contratista que provienen de derechos que le asisten en el proyecto y aportes que incluyen maquinaria, formaletas de revestimientos y plantas de trituración, asfalto y concreto;  tercero, aportes del Gobierno por conciliación de reclamaciones por la ola invernal; y cuarto, recursos del contrato correspondientes al riesgo geológico y metas sin ejecutar”, como asegura el contrato.


Este acuerdo está sujeto a que el contratista cumpla con la constitución de la fiducia y al desembolso de los recursos iniciales por parte de la compañía de seguros. Verificado lo anterior, las obras del proyecto deben reiniciarse la semana del 23 de marzo del presente año, informó el Ministerio.


El vicepresidente Germán Vargas Lleras afirmó que después de muchos meses de negociación, al fin se suscribió un acta compromisoria para la terminación del proyecto del Túnel de La Línea.


Según el vicepresidente, se pactaron 20 metas volantes lo que significa que cada mes el contratista debe entregar unas obras para poder cumplir el plazo establecido. A esto se suma que si el constructor incumple en dos meses las obras previstas, se dará por terminado el contrato y no se va a presentar más prórrogas.



El proyecto

La economía del centro del país será sin duda la más favorecida una vez se concluya este proyecto de alta ingeniería que rompe la Cordillera Central para unir a los municipios de Calarcá (Quindío) y Cajamarca (Tolima). El proyecto facilitará el tráfico por donde se movilizará el transporte de carga pesada entre la capital del país y Buenaventura (Valle), que constituye el 70% de los 4.200 vehículos diarios que actualmente ruedan por La Línea, una montaña de 3.300 metros de altura sobre la Cordillera Central. 


El Túnel de La Línea hace parte de las obras de infraestructura del corredor vial entre Bogotá y Buenaventura, de 512 kilómetros y cuando concluyan los trabajos entre Quindío y Tolima, la distancia se reducirá a 503 kilómetros.


Los beneficios para el transporte serán grandes toda vez que con una longitud de 8.651 metros, el túnel permite aumentar la velocidad de 18 a 60 kilómetros por hora y los vehículos reducirán el viaje en 40 minutos.