Nacional

"No renunciaremos a bombardeos si vemos ataque inminente", ministro de defensa
11 de Marzo de 2015


El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, dijo que pese al anuncio hecho ayer por el presidente de suspender los bombardeos durante un mes contra los campamentos de las Farc, las Fuerzas Armadas no van a renunciar a esos ataques "si vemos una amenaza inminente contra una población".


EFE


Pinzón, que se encuentra de visita oficial en Corea del Sur, señaló que continuarán "protegiendo a los colombianos y haciendo control al territorio con todos los medios a su disposición", según recoge un comunicado de su despacho.


El jefe de Estado colombiano ordenó ayer la suspensión de bombardeos durante un mes contra los campamentos de las Farc en respuesta al alto el fuego unilateral e indefinido que esa guerrilla mantiene desde el pasado 20 de diciembre.


"Para impulsar el desescalamiento del conflicto, he decidido dar la orden al ministro de Defensa y a los comandantes de las Fuerzas de cesar los bombardeos sobre los campamentos de las Farc durante un


mes", dijo el mandatario en una alocución al país.


En este sentido, Pinzón señaló que tanto las Fuerzas Militares como la Policía son "arquitectos de la paz", por lo que "seguirán comprometidos con el bienestar y la seguridad de los colombianos"


También hoy, el jefe negociador oficial, Humberto de la Calle, reiteró que la suspensión de bombardeos "es una medida de construcción de confianza en términos de un propósito final que es la terminación del conflicto armado", que no afecta la seguridad ni las operaciones militares de control territorial o contra otros grupos al margen de la ley como el Eln o las bandas criminales.


De igual forma fue enfático al señalar que la medida tomada por Santos no es un cese bilateral del fuego "disfrazado" como han señalado los críticos de los diálogos de paz, pues subrayó que "aquí no hay acantonamiento, no hay repliegue de fuerzas".


"Todas esas decisiones han sido coordinadas y tomadas con las Fuerzas Militares y de Policía, no es una decisión de espaldas a ellos. No hay parálisis de la Fuerza Pública, tampoco es un cese bilateral disfrazado", enfatizó.