Mundo deportivo

UCI (International Cycling Union) asks for resignation of honorary president
UCI pide renuncia a presidente de honor
10 de Marzo de 2015


Después de trece meses de investigación, la Circ dio a conocer un documento de 228 páginas, totalmente independiente de la UCI, con 174 entrevistas y cuyas conclusiones de la comisión son bastante desalentadoras para el ciclismo mundial.


Foto: EFE 

El presidente de la UCI no descartó que se generalicen los controles nocturnos y que se estudien de cerca las autorizaciones terapéuticas que se conceden a algunos corredores para que puedan consumir productos con sustancias prohibidas.

Redacción/Agencias


El presidente de la Unión Ciclista Internacional, UCI, Brian Cookson, pidió ayer la dimisión como presidente de honor de la organización a Hein Verbruggen, tras las revelaciones de que contribuyó a ocultar el dopaje en los años de éxito del estadounidense Lance Armstrong.


“Voy a escribirle para que reconsidere su posición como presidente de honor. Fue el congreso de la UCI el que le dio ese puesto honorífico y puede quitárselo. Pero sería mejor para el ciclismo que dimitiera”, afirmó Cookson.


El informe de la Comisión Independiente para la Reforma del Ciclismo, Circ, estimó que Verbruggen, quien presidió la UCI entre 1991 y 2005, contribuyó a ocultar el dopaje en el pelotón, en particular el de Armstrong. Ese es para Cookson “el elemento más sorprendente” del informe de la Circ.


El presidente de la UCI señaló que Verbruggen “no ha hecho malas cosas para el ciclismo”, pero “trató de proteger la reputación del deporte y sus intereses por encima de su integridad y eso es un grave error”.


Cookson no descarta incluso acudir a los tribunales para denunciar eventuales “conflictos de intereses” de sus dos predecesores en el cargo, Verbruggen y Pat McQuaid, a quien el informe del Circ considera como un seguidor de la política del holandés.


Aún sigue presente


El tema del dopaje ha sido una gran preocupación en varias disciplinas deportivas, especialmente en el ciclismo, y la incansable lucha que se ha tenido frente a este problema ha dado resultados, sin embargo aún es practicado.


Brian Cookson indicó que, a su juicio, el dopaje afecta en la actualidad al 20% de los ciclistas y se mostró convencido de que “está menos presente en la actualidad que hace unos años”, mientras que el estudio señaló que el dopaje todavía está muy presente en el ciclismo actual.


El informe encargado por la UCI a la Circ, publicado ayer, señaló también que el sistema emanado en aquellos años, aunque con modificaciones, sigue estando en marcha y que el dopaje sigue siendo habitual en el pelotón.


El informe indica que “muchos aspectos han mejorado” en la lucha contra el dopaje en el ciclismo, pero aseguró que este sistema “se mantiene en el pelotón aunque de forma menos endémica que en el pasado”.


“Muchos individuos, equipos y personal de los equipos hacen lo posible para participar en un deporte sin dopaje (...) pero la cultura del dopaje continúa existiendo en el ciclismo”, indicó. 


Es, según la Circ, un dopaje diferente, que permite una ganancia de rendimiento de entre el 3% y el 5%, frente al 10% y el 15% de los años de Armstrong.


Los avances en la lucha contra el dopaje han obligado a los “tramposos” a mejorar sus prácticas, según el informe, que señaló que hay obstáculos para mejorar la lucha, como la debilidad financiera de los equipos, que les aconseja no asustar a los patrocinadores, los entrenamientos en solitario de algunos ciclistas, que dificultan su control, o la persistencia de individuos de la anterior etapa.


“Es difícil para el deporte cambiar mientras individuos que han corrido durante la era del dopaje sigan teniendo una fuerte influencia”, manifestó.


El uso de “microdosis” de productos dopantes, más difíciles de detectar, y de nuevos productos, como los medicamentos para oxigenar los músculos, las terapias de ozono, las formas artificiales de testosterona o las combinaciones de tranquilizantes y antidepresivos, son algunas de las prácticas que describe la Circ. 


Sin olvidar que “en respuesta a las mejoras en la lucha contra el dopaje, las trampas técnicas aumentan, incluido el uso de motores en los cuadros de las bicicletas”.



“La verdad conducirá a un futuro libre de dopaje”

El exciclista estadounidense Lance Armstrong, desposeído de los siete Tours de Francia que ganó entre 1999 y 2005 y apartado de por vida de la competición, aseguró ayer que “la revelación de la verdad” conducirá al deporte que ama hacia un futuro brillante y libre de dopaje.


Tras el informe encargado por la UCI a una comisión independiente, que revela la complicidad entre los dirigentes del organismo y el texano para la puesta en marcha de un sistema de dopaje que todavía perdura en la actualidad, Armstrong comentó: “La revelación de la verdad conducirá a un futuro brillante y libre de dopaje para el deporte que amo”.


En un comunicado, Lance Armstrong se mostró “profundamente apenado” por muchas de las cosas que ha hecho y agradeció que la Circ le permita “ayudar en la búsqueda de la verdad”. Además invitó a “los ciclistas que compitieron y se doparon” a “ayudar a curar este gran deporte” para que los más jóvenes puedan perseguir sus sueños sin tener que enfrentarse a la elección que sí debieron tomar ellos: doparse y mentir o aceptar que no podían competir de forma limpia.