Mundo deportivo

El clásico se mantiene vigente
Autor: Jonny Andrés Sampedro
6 de Marzo de 2015


La serie que jugaron los quintetos de Academia de la Montaña y Piratas de Bogotá, confirmó que la rivalidad deportiva entre estas dos escuelas permanece y que cada que se encuentren sus duelos serán igual de apasionantes.


Foto: Giuseppe Restrepo 

La reciente serie entre Academia y Piratas le ofreció a los aficionados dos interesantes juegos. 

Las batallas deportivas vividas en los noventas y principios del 2000 parecen reeditarse de nuevo. Las finales y juegos apasionantes que brindaron Piratas y la escuela antioqueña de la pelota naranja, ya fuera bajo el nombre de Paisas, Arrieros o Academia, no son sólo cosa del pasado sino también del presente.


En la serie correspondiente a la fecha cinco y seis de la Liga Directv, jugada el pasado martes y miércoles en el Iván de Bedout, quedó ratificado, dado que los equipos se brindaron al máximo, entretuvieron al público y no quisieron regalar nada.


Fueron entonces dos compromisos en los que la estrategia y planeación resultaron determinantes, pues el equipo montañero supo contrarrestar con su defensa una potente ofensiva del equipo visitante, que sucumbió en los dos juegos por 81-71 y 86-85.


“Muy importantes estos dos triunfos, porque controlamos a un equipo con un ataque impresionante y que estaba marcando en promedio 95 puntos por partido”, dijo un entusiasmado Hernán Darío Giraldo, entrenador que se fue feliz con este doblete.


Por su parte, José Tapias, técnico del “Equipo del Parche”, reflexionó sobre estas caídas: “Fue una serie muy dura, no pudimos mantener el ritmo y el promedio de anotaciones en el primer juego y el segundo lo perdimos de forma muy ajustada”.


En esta doble confrontación varias fueron las figuras a destacar en cada bando, por los capitalinos hay que contar que Louis Arnold tuvo buenas penetraciones que concluyeron con puntos importantes para su equipo, especialmente en el segundo juego, mientras que en Academia, Jamal Johnson lució en la parte ofensiva al igual que su compañero David Hernández, el joven armador de este conjunto que concretó varios triples en momentos decisivos del segundo partido (seis en total), aporte que ayudó a mantener la estrecha ventaja.


“Fue un juego especial, había que lograr la victoria y en lo personal me sentí bien, pude generar juego y este es para mí el mejor partido que he tenido en la Liga hasta ahora”, señaló Hernández, quien volvió a ser protagonista, tras la lesión del poste dominicano José Acosta.


Retomando el tema de la rivalidad deportiva, los guías de estas escuadras no quisieron dejar pasar desapercibido este emparejamiento y manifestaron al respecto: “Este siempre será un clásico del baloncesto local y se juega con mucha intensidad y personalidad, nunca faltarán estos ingredientes en un partido de estos”, dijo Giraldo y Tapias concluyó: “Son equipos tradicionales y con gente histórica en el baloncesto local, me gusta que exista esta rivalidad, porque lleva a que uno siempre quiera superar y estar mejor que el otro, es una lástima que no estemos en el mismo grupo”.