Economía

Potato farmers will improve their productivity
Paperos mejorarán su productividad
Autor: Duván Vásquez
26 de Febrero de 2015


En las próximas semanas también se lanzará una campaña en busca de estimular el consumo de la papa, como una estrategia de seguridad alimentaria en el país.


Foto: Archivo El Mundo 

Fedepapa calcula que en el país se producen alrededor de 6.000 toneladas de papa diariamente.

El sector papicultor obtendrá una inyección de $70.000 millones como parte del Plan para el Mejoramiento de la Competitividad de Pequeños y Medianos Productores del tubérculo, que fue presentado en el encuentro del Consejo Nacional de la Papa.


Este plan fue presentado al ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Aurelio Iragorri, para que se desarrolle en el cumplimiento de uno de los acuerdos suscritos por el Gobierno Nacional con los paperos en el pasado paro de agosto de 2013, lo que evita una nueva protesta de los productores de este tubérculo que ya se avecinaba.


De hecho, César Pachón, vocero de Dignidad Papera, movimiento campesino que lideró los pasados paros, manifestó que esos son recursos de los $120.000 millones que el Gobierno Nacional había comprometido con el sector, de los cuáles ya se habían utilizado $20.000 millones para un programa de compra de papa. Y ahora con la destinación de $70.000 millones para aumentar la productividad, restarían $30.000 millones que podrían ejecutarse en más planes de investigación de ese alimento.


Las propuestas contempladas en la iniciativa son la promoción del consumo, modernización del mercado, implementación de centros de agregación de valor, incentivación de uso de semillas certificadas, reconversión hacia otros cultivos, impulso de exportaciones y sistemas de información e investigación.


De acuerdo con Alejandro Estévez, presidente de la Federación Nacional de Productores de la Papa (Fedepapa), con toda la iniciativa se busca además la ‘empresarización’ de los paperos, ya que el sector sólo cuenta con un 5% de formalidad, lo que llevaría a pasar de una producción de 2,8 millones de toneladas anuales a más de tres millones.


Ejecución del plan


En cuanto a la promoción del consumo, el objetivo es diseñar y poner en marcha un programa nacional orientado a divulgar la importancia de la papa como producto estratégico en la seguridad alimentaria del país, lo que permtiría aumentar de 45 kilogramos el consumo per cápita (consumo por colombiano al año) a más de 60 kilogramos de este tubérculo.


Por eso, se modernizaría el mercado de la papa en Colombia a través del montaje y operación de centros regionales donde se pueda agregar valor al producto, que irán acompañados de asesoría para adelantar planes de negocios.


Además se pondrán en marcha las escuelas agropecuarias, donde se capaciten a los papicultores en tecnología y organización empresarial. Asimismo, el fortalecimiento del comercio exterior de la papa colombiana mediante inteligencia de mercados y la estructuración de alianzas estratégicas entre productores, procesadores y comercializadores.


El Consejo Nacional de la Papa se reunirá de nuevo hoy para definir en qué serán invertidos definitivamente los $30.000 millones que todavía le quedan al sector papero.



Insumos para el agro

Un buque con 25.000 toneladas de compuestos químicos para la fabricación de agroinsumos, que la cartera agropecuaria negoció con Rusia, llegará al país próximamente, anunció el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, quien agregó que esto se hace con el objetivo de abaratar los costos a los productores.


​El jefe de la cartera agropecuaria informó que la medida fue tomada al cumplirse el plazo estipulado para que la industria de insumos bajara los precios de estos productos, el cual culminó a finales de enero.


“Le había solicitado a la industria de agroinsumos que hiciera un esfuerzo para bajar los precios, pero el plazo terminó en enero y no se logró”, manifestó Iragorri, al tiempo que dejó la puerta abierta para trabajar con estas empresas con el fin de abaratar los costos.


Esta iniciativa de elaboración de agroinsumos por parte del Gobierno se hará a través de la empresa colombiana de productos veterinarios Vecol S.A., cuya utilidad no puede ser superior al 2%, para que sea a unos precios más razonables que se trasladen en rebajas para los productores.